Las estancias infantiles en la Ciudad de México son el nuevo frente para la batalla electoral hacia los comicios de 2024 en la capital.

El 3 de noviembre pasado, la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de la Ciudad de México presentó una iniciativa de ley para financiar y reabrir las 192 estancias infantiles que dejaron de recibir recursos públicos en 2018 por parte del Gobierno de México.

El programa de las estancias fue diseñado para que los trabajadores informales pudieran acceder a un servicio de guardería sin costo para sus hijos, mientras ellos desempeñaban sus labores.

Mientras que el 20 de septiembre de 2021, los titulares de oposición a Morena de las 9 demarcaciones territoriales, integrados en la Unión de Alcaldías de la Ciudad de México (UNACDMX), informaron que para 2022 iban a reactivar las estancias infantiles de sus territorios.

Especialistas afirman que esta medida, más que una política pública social, es una estrategia de posicionamiento de los alcaldes de la UNACDMX con el objetivo de ganar más simpatía y votos en las elecciones de 2024.

Cancelación por corrupción

En marzo de 2019, el Gobierno de México publicó en Diario Oficial de la Federación el decreto por el cual se canceló el financiamiento público a las estancias infantiles para los hijos de trabajadores que no estaban afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Como justificación de la medida, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que las estancias eran usadas para cometer actos de corrupción y desvío de recursos.

“Se va a proteger a todos los niños de las estancias infantiles, nada más que de esta forma: se les va a entregar el apoyo directo a los padres y madres, no a las estancias infantiles, y que ellos, con lo que les corresponde, puedan entregar esos recursos a quienes administran las estancias infantiles, o que los utilicen de la manera que ellos decidan porque hay irregularidades en el manejo de las estancias infantiles”, mencionó el titular del Ejecutivo federal en dicha fecha.

Además, señaló que aunque se retiró el financiamiento público a las estancias, se iban a dar apoyos económicos de mil 600 pesos bimestrales a los padres de familia que fueron perjudicados con la medida.

Golpeteo político por estancias infantiles

La oposición en la Ciudad de México ha retomado el tema de las guarderías como parte de un golpeteo político de cara a los comicios federales y locales de 2024 porque les ha redituado electoralmente, dice David García Contreras, especialista en ciencias políticas y académico de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Tras la cancelación del programa en 2018, el alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, lo retomó a nivel territorial para continuar prestando el apoyo a aproximadamente 240 familias y como fue uno de los alcaldes que logró la reelección en este 2021, los titulares de la UNACDMX lo retoman, porque es una bandera política importante”, comenta.

Sin embargo, dice, posiblemente los alcaldes de Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Coyoacán, Cuajimalpa, Miguel Hidalgo, Magdalena Contreras y Tlalpan no tienen un interés legítimo en defender el modelo de cuidados, pero como es un tema que involucra el factor emocional, lo defienden.

“Es algo muy sensible, que involucra el factor emocional de los hijos, que atrae la simpatía de las personas”, considera el especialista.

García Contreras indica que el discurso de la oposición quiere hacer creer que las estancias fueron canceladas o ya no existen; sin embargo, el modelo de apoyo no desapareció, solo se hizo más directo, por lo cual, la postura del Partido Acción Nacional y la UNACDMX tiene el interés de afectar, principalmente, a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien es el liderazgo de Morena más importante en la capital.

“Se busca llegar a las personas que ignoran que el programa no desapareció, solo se cambió de esquema”, afirma.

Por último, considera que el tema cobrará mayor importancia en los próximos días porque los 9 alcaldes de la UNACDMX buscarán que las bancadas del PAN, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Congreso local negocien en el presupuesto para 2022 la existencia de los recursos para reabrir las estancias.


“Las alcaldías van a meter el tema en la discusión del presupuesto porque ya avisaron que van a reabrir las estancias y necesitan recursos”

David García Contreras

Especialista en ciencias políticas y académico de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM

Proteger interés del menor

Si las alcaldías de oposición proporcionan financiamiento a las estancias, el Gobierno de la Ciudad de México debe apoyarlas con el fin de garantizar el bien superior del menor de edad, comenta el especialista en derecho y académico de la Universidad La Salle, Bernardino Esparza.

“Sobre todo hay un tema fundamental, que tenemos una Constitución y dice que en cualquier situación se debe salvaguardar el interés superior de las niñas y los niños, y ojalá se cumpla si los alcaldes reactivan las estancias”, comenta.

Lo anterior, menciona, debe procurarse a pesar de que exista un interés político de los titulares de la demarcación.

“Aunque la carrera hacia 2024 empezó, el tema de las estancias o de los menores debe ser aparte y se debe garantizar el bien superior por parte de cualquier autoridad”, indica.

También puedes leer: SCJN cierra caso de estancias infantiles sin resolver controversia