Luego de la celebración de la audiencia de vinculación a proceso, Maru Campos Galván dio un mensaje a los medios de comunicación y los chihuahuenses, en el que reiteró que la vinculación no significa culpabilidad, ni que pese sobre ella alguna sentencia, por lo que sus derechos políticos se encuentran a salvo.

La candidata del PAN y PRD a la gubernatura de Chihuahua acusó persecución política por parte del gobernador de la entidad, el panista Javier Corral.

“Sé que hay quienes querrán decir que con esta audiencia se comprueba el delito o la culpabilidad, pero eso es completamente falso, por eso quiero dejarles muy claro que esta vinculación no es una sentencia y, por eso, no afecta mis derechos políticos de votar y ser votada, por lo que entraremos con mucha confianza y fuerza a la campaña electoral”, mencionó Galván en una conferencia.

Lee también: Procesan a Maru Campos, candidata del PAN en Chihuahua; acusa persecución política

Según las pruebas presentadas ante el juez, consistentes en 34 recibos firmados por Campos Galván, la política habría recibido de manos del exgobernador priista César Duarte, detenido en Estados Unidos, un total de 9 millones de pesos para favorecerlo desde el Congreso local.

Pese a que el juez de Control que vinculó a proceso a Campos aseguró que el valor probatorio de las pruebas acreditan la comisión del delito y que estas ni siquiera fueron refutadas por la defensa de los imputados en este caso, la candidata asegura que luchará porque las instituciones cumplan con vocación y deber.


Y sirvan a los chihuahuenses y no sirvan sólo a la persecución que desde hace tiempo se desató en mi contra desde el gobierno del estado, desde la propia oficina del gobernador Javier Corral Jurado y desde la oficina de su Secretario General de Gobierno, Luis Fernando Mesta Soulé.

Maru Campos

Candidata

Según Campos, desde la oficina del mandatario local se creó y construyó artificialmente un caso que les permitiera continuar con “la persecución personal y política” en su contra.

También dijo que pese a que la vincularon a proceso, ello no significa que se le haya dado la razón al Ministerio Público, ni que se hayan confirmado sus acusaciones.