Esta es la historia del inmueble que se derrumbó en Centro Histórico de CDMX; está en riesgo desde 1985

Pese a los múltiples esfuerzos por desalojar a todas las personas del inmueble que se derrumbó en el Centro Histórico de CDMX, varias se han negado

Esta es la historia del inmueble que se derrumbó en Centro Histórico

Pese a los múltiples esfuerzo por desalojar a todas las personas del inmueble que se derrumbó en el Centro Histórico de CDMX, varias se han negado

Comparte esta nota

Durante la noche de este martes tres pisos del inmueble ubicado en la calle Justo Sierra 27, en el Centro Histórico de la Ciudad de México (CDMX), se vinieron abajo, dejando a varias familias con afectaciones en sus hogares y a una persona lesionada.

El inmueble del siglo XVII está catalogado como de alto riesgo desde 1985 y en 2012 fue desocupado, casi en su totalidad, ya que en cualquier momento se podía venir abajo. En aquel entonces habitaban ahí 32 familias.

María Virginia Hernández, presidenta de la organización Bienestar Social Grupo Cedros, explica a Reporte Índigo que el Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (INVI) otorgó apoyo de rentas a las familias que lo desocuparon y comenzaron a trabajar en conjunto en un proyecto de reestructuración del inmueble ya que está catalogado por el INAH, INBA como sitio patrimonial.

La reestructuración del edificio se encuentra frenada desde hace 10 años debido a que ocho familias decidieron no salirse a pesar de los riesgos latentes por no estar arraigadas al inmueble o no tener la certeza de que fueran a regresar a sus viviendas.

“Hicimos un convenio legal para darles la certeza que pedían. Ahora falta la voluntad del gobierno para la desocupación, que sean ellos quienes les den la certeza a estas familias y que la construcción se pueda iniciar porque los sismos están muy latentes”, dijo Hernández.

Reporte Índigo realizó hace unos días un recorrido por el inmueble para conocer su situación la cual se publicó en la investigación “Viviendo entre escombros” que narra la historia de miles de familias en la capital del país que viven en lugares catalogados como de alto riesgo.

Debido a esta situación, la líder nacional pide al Gobierno de la Ciudad de México un plan emergente para ayudar a todas las familias que viven en inmuebles catalogados como de alto riesgo.

“Yo le pediría al gobierno un plan emergente y más presupuesto para vivienda, la coadyuvación de las instituciones para la desocupación y que le den la certeza a las familias de que van a regresar a su hogar”, dijo la presidenta de la organización Grupo Cedros.

Salir de la versión móvil