Reporte Indigo

Escenario catastrófico si no se resuelve la sequía

Especialistas consultados por Reporte Índigo aseguran que si no se comienzan a tomar acciones concretas para resolver la sequía

Especialistas consultados por Reporte Índigo aseguran que si no se comienzan a tomar acciones concretas para resolver la sequía

Además de los productos del campo, prácticamente todo se va a encarecer en la sequía, comenzando por las botellas de agua, explica Gerardo Ramírez, editor de Biomás.

“De por sí ya hay una privatización del agua por parte de empresas donde medio litro te cuesta 10 pesos. Cuando a ti eso te cuestan mil litros cuando llega a tu casa. En teoría tendría que ser que abrieras la llave y te pudieras tomar esa agua, pero las tuberías que manejan cada uno de los sistemas y organismos del agua, no cumplen los estándares establecidos y tenemos que comprar o purificarla”,

El encarecimiento de los productos está relacionado con que el agua se emplea para casi todos los procesos.

“Prácticamente se encarecerán todos los productos básicos porque todos necesitan agua para su fabricación”, sentencia.

De acuerdo con Ramírez, los más afectados por el alza de precios durante la sequía serán las personas de menos recursos.

“Todo va a empezar a subir y donde va a pegar primero es en las personas pobres, que de por sí no tienen una forma de abastecerse de agua y deben caminar kilómetros por el vital líquido”, dice.

Considera que hay indicadores, como los enfrentamientos por el desabasto del agua en CDMX y Estado de México, para saber que es necesaria una estrategia que involucre a varios sectores.

“Muchos piensan que por no usar una bolsita de plástico o por llevar la bolsita de tela ya están haciendo su parte. La cuestión ambiental es un tema integral, debe ser atacado desde varias aristas. El hecho de reciclar no es suficiente, tiene que ir muchísimo más allá para cambiar la mentalidad del consumismo, de comprar por comprar sin necesidad.

“Tenemos el caso de los teléfonos celulares que están fabricados para que duren uno o dos años y los tengas que cambiar, y antes la tecnología era para que te durara, competían por la calidad y ahora compiten por la cantidad (en ventas)”, ejemplifica.

Si la sociedad y el gobierno no hacen nada, nos dirigimos a la extinción de la raza humana, ya que el medio ambiente resiente el resultado de nuestro comportamiento.


Es un panorama desalentador el que se tiene. Ya muchísimos científicos lo han mencionado. Estamos entrando, si no es que ya estamos ahí, al Antropoceno: la sexta extinción masiva. O le ponemos un freno o no habrá vuelta atrás

Gerardo Ramírez

Editor de Biomás

Segunda peor sequía

México enfrenta la segunda peor sequía en el último medio siglo, afirma el meteorólogo Angel Meulenert.


Este fenómeno no lo veíamos así como está ahora de fuerte desde el año 2010-2012, cuando ocurrió ‘La Niña’

Angel Meulenert

Meteorólogo jalisciense

“Las aguas del mar del Pacífico se enfriaron a niveles extraordinariamente bajos y eso trajo como consecuencia la sequía más severa de los últimos 50 años que se ha tenido en la República mexicana en general. Hubo lugares en los que prácticamente la sequía llegó a ser excepcional, sobre todo en los estados del norte”, dice el especialista en entrevista.

Explica que la sequía que hoy se vive se alertaba desde hace unos meses, pues se conocía desde octubre.

Los meteorólogos interpretan lo que denominan como una alteración en el comportamiento de las aguas del Océano Pacífico que repercutirá en el país con un incremento de temperatura y por lo tanto, con estiaje.

“Cuando hay una alteración en el comportamiento de las aguas del Océano Pacífico, en esa región estamos hablando del Trópico. Como el océano es uno de las principales fuentes de energía de la atmósfera, cuando esto sucede, ya sea ‘El niño’ o ‘La Niña’, empiezan a ocurrir desbalances que hacen más inestable a la atmósfera en buena parte del planeta, incluyendo a nuestro país, y esto se debe a que hay más energía de la necesaria para que empiecen a evolucionar los diferentes sistemas atmosféricos”, explica.

En este 2021, el fenómeno de “La Niña” se ha mostrado en un enfriamiento de las aguas y los meteorólogos han alertado que el periodo invernal en México, que de por sí es un periodo de poca lluvia, se tornaría aún menos lluvioso.

Angel Meulenert, quien radica en Jalisco –estado que ha resentido fuerte la sequía–, explica que en este año ni siquiera cayeron las lluvias conocidas como cabañuelas, aquellas que en la cultura de los campesinos son una muestra de cómo será el año en materia de lluvias.

“Los agricultores les llaman comúnmente cabañuelas a una lluvia que se presenta al final de diciembre o principios de enero, pues no han llegado. Tampoco hubo ni una gota de lluvia en el mes de febrero, ni en marzo y en abril fue insignificante la precipitación que cayó”, explica.

Aunque en junio se prevé que haya lluvia en Jalisco, en los estados del norte, con estas altas temperaturas, la falta de agua se podría extender, advierte el experto.

También puedes leer: El costo de la sequía para la economía y el bienestar

Exit mobile version