“Necesitamos fondos para detectar líderes y que se conviertan en gentes de cambio, para que a mediano plazo, ellos generen un ambiente en su colonia de prevención de adicciones, delincuencia y crimen organizado”

Nadia Vázquez

Catedrática del Tec de Monterrey


“Tuve que tomar una decisión de irme por el lado malo o el bueno. Y pues me fui por el bueno, no quiero morir en 3 o 2 años"

Joven del programa


“El reto es crear espacios para los jóvenes, los jóvenes tienen que tener apoyo moral y demostrarles que hay otras cosas en la vida, no ven más allá y nunca han escuchado que puede salir adelante”

Rory Smith

Coordinador de “Escalando Fronteras”

Viven en un entorno rodeado de drogas y delincuencia, pero a pesar de ello un grupo de menores pretende escalar hacia una vida sin adicciones, en la colonia Lomas Modelo.

Apoyados por una nueva organización civil llamada “Escalando Fronteras”, estos jóvenes son guiados a la práctica de la escalada de montaña para convertirlos en agentes de bien.

Esta organización por sus propios recursos y medios, cada fin de semana llevan a los menores a la Huasteca, Potrero Chico, El Salto y gimnasios municipales.

Reporte Indigo constató que en este sector, ubicado por la avenida Rangel Frías en Monterrey, es de alto resigo delincuencial y hay habitantes de entre 6 y 15 años que están sumergidos en el consumo de tolueno, mariguana y piedra base.

Nadia Vázquez, junto con Rory Smith, encargados de “Escalando Frontera” aseguran que el consumo de drogas y delincuencia, es el común denominador de todos los días.

“Necesitamos fondos para detectar líderes y que se conviertan  en gentes de cambio, para que a mediano plazo, ellos generen un ambiente en su colonia de prevención de adicciones, delincuencia y crimen organizado”, dijo Nadia, catedrática del Tec de Monterrey.

Esta organización civil busca tener su propio espacio de escalada, para imprimir su personalidad y que esté abierto las 24 horas.

La organización “Escalando Fronteras” no cuenta con una amplia logística de unidades para llevar a los menores a escalar, motivo por el cual lo hacen en sus autos particulares.

“Tenemos 50 chavos que los sacamos en grupos pequeños de entre 15 o 10 los fines de semana”, dijo Nadia.

Asegura que en la colonia Lomas Modelo la población predominantemente es indígena otomí.

Nadia explica que esto ocasiona que, además de estar expuestos a la violencia estructural inherente a la pobreza, sean parte de un proceso de discriminación racial que se ha vuelto sistemático.

Dice que la mayoría de estos chavos nacieron en condiciones extremadamente desfavorables.

Y es que estos jóvenes se han negado a cualquier posibilidad real de desarrollar todo su potencial.

Motivo por el cual, “Escalando Fronteras” pretende canalizar toda su energía en escalar y alejarlos de malas influencias en su sector.

Pese a que este programa nació a principio de este año, asegura Nadia, el resultado ha sido positivo en poco tiempo, por lo cual arrancarán el plan de recaudar fondos llamado “Indiegogo”.

La intención de este proyecto, es juntar unos 30 mil dólares en los próximos dos meses, esto para la construcción de un centro juvenil y gimnasio de escalada, y así fortalecer esta organización civil.

Para donar, el interesado puede ingresar a la página de internet http://bit.ly/1zpZFsw  y podrá ayudar a esta organización a salvar a jóvenes de la droga.

Carlos, un menor escalador reveló a Reporte Indigo, que logró alejarse de la delincuencia por medio del rapel.

“Tuve que tomar una decisión de irme por el lado malo o el bueno. Y pues me fui por el bueno, no quiero morir en 3 o 2 años. Si no hubiera sido por la escalada, sí me hubiera metido a un cártel”, dijo el joven.

Actualmente, Carlos acude cada fin de semana a practicar la escalada en la Huasteca.

“Si no hubiera entrado en la escalada hubiera terminado muerto o en prisión”, cuenta Carlos.

Por su parte, Rory Smith, también coordinador de “Escalando Fronteras” explicó que los fondos serán para el fortalecimiento de esta organización y programa.

“Con el dinero recaudado también se pueden hacer otros caminos para escalar, y para la gente que le gusta esta práctica puede acudir a nuevos retos”, dijo Smith.

Rory, explicó que el apoyo gubernamental que tienen los jóvenes, solo es para sobrevivir.

“El reto es crear espacios para los jóvenes, los jóvenes tienen que tener apoyo moral y demostrarles que hay otras cosas en la vida, no ven más allá y nunca han escuchado que puede salir adelante”, concluyó.