Errores en la construcción de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México “parecen haber causado directamente el colapso”, ocurrido el pasado 3 de mayo, señala en una investigación el diario estadounidense The New York Times.

El diario señaló en su edición de este domingo que el colapso de una trabe entre las estaciones Olivos-Tezonco se debió a que los clavos de acero para sostener el viaducto elevado no fueron soldados de manera adecuada, pues sugieren que el actual secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard tenía prisa de terminar la obra, antes de finalizar su mandato como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal.

Según la publicación ‘Por qué colapsó la Línea 12 del metro de Ciudad de México’, se tomaron miles de fotografías del sitio del siniestro, las cuales se compartieron con varios ingenieros expertos que llegaron a la misma conclusión: “los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto —y que servían como base de toda la estructura— parecen haber fallado debido a soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el choque”.

Los montantes fueron soldados al acero, lo que debió haber generado una unión “casi irrompible”, según NYT, “Pero las fotos de los escombros sugieren a los ingenieros que las soldaduras se hicieron mal, un defecto de construcción grave”.

Lee: AMLO promete reactivación de Línea 12 tras colapso; se reunirá con Sheinbaum

“Una soldadura de buena calidad no habría fallado de ese modo”, mencionó Gary J. Klein, integrante de la Academia Nacional de Ingeniería de Estados Unidos.

Otro presunto error que señala la investigación del diario estadounidense es que los trabajadores no quitaron los anillos de cerámica que se encontraban alrededor de los montantes a la hora de colocarlos.

“Cuando el tren realizó su último viaje, es probable que algunas secciones del concreto se desconectaran, simplemente descansando sobre vigas de acero que nunca fueron diseñadas para soportar el peso por sí solas”, señala la investigación del NYT.

También se reveló que se encontraron tras un análisis de documentos internos y corporativos “más de una década de advertencias y preocupaciones sobre la seguridad antes del fatal accidente”.

Cabe señalar que periódico cita a fuentes del gobierno capitalino con conocimiento de las investigaciones oficiales, quienes señalaron un patrón de “conveniencia política y trabajo desordenado mientras se construía el Metro”.

Razón por la que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, se pronunció.

Sheinbaum Pardo afirmó que no filtró ninguna información sobre el accidente de la línea 12 ocurrido el pasado tres de mayo al periódico estadounidense New York Times.

La mandataria capitalina también acusó al medio de pretender confrontar a la cuarta transformación en el pasado.

“Sobre el artículo que aparece en el NYT el día de hoy sobre la línea 12 y la afirmación que algunos han hecho de que la información provino del gobierno de la Ciudad, aclaro categórica que nunca hemos utilizado filtraciones periodísticas para informar o hacer nuestro trabajo”, escribió la titular del ejecutivo local en su cuenta de Twitter.

El colapso de la infraestructura de la Línea 12 dejó 26 personas fallecidas y más de 80 heridos.

Te recomendamos: Familiares de víctimas de la Línea 12 bloquean acceso al Senado de la República