¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ELGRANMONTAJE

EPN: ‘Un modelo de negocio’

Esteban Contreras

El periodista Jenaro Villamil presenta en su libro, “Peña Nieto: El gran montaje”, un recuento de los detalles que erigieron a Peña Nieto como un presidente mediatizado más que político. 

“No es el resultado de un liderazgo natural, o de un liderazgo social genuino”, responde el periodista.

Para el autor, el nuevo presidente no es otra cosa que luz adecuada, cámaras de alta definición, maquillaje y una relación sentimental falsa, que no deja de estar lejos de los ciudadanos de a pie y los virtuales.


Dic 10, 2012
Lectura 5 min
portada post

"En el libro empiezo por la parte última, por la amarga victoria y voy desmontando las partes de esa victoria.”

- Jenaro Villamil

Periodista

"Peña no es un individuo, es un modelo de negocio y de corrupción (...) no se explica sin la enorme corrupción."

El periodista Jenaro Villamil presenta en su libro, “Peña Nieto: El gran montaje”, un recuento de los detalles que erigieron a Peña Nieto como un presidente mediatizado más que político. 

“No es el resultado de un liderazgo natural, o de un liderazgo social genuino”, responde el periodista.

Para el autor, el nuevo presidente no es otra cosa que luz adecuada, cámaras de alta definición, maquillaje y una relación sentimental falsa, que no deja de estar lejos de los ciudadanos de a pie y los virtuales.

“El gran montaje de Peña es el resultado de una contradicción, justo en el momento del triunfo del político más analógico que ha habido en la historia del país, hay una transición de las audiencias analógicas a las audiencias digitales. 

“Esta contradicción es lo que hace que Peña Nieto se vuelva un candidato anacrónico, antiguo para esos jóvenes y esas audiencias que están acudiendo a las redes sociales”.

Pero la victoria de Peña Nieto no fue tan perfecta como lo había planeado Luis Videgaray y su equipo de campaña vinculado con Televisa, afirma.

“En el libro empiezo por la parte última, por la amarga victoria y voy desmontando las partes de esa victoria. El papel de las encuestas, el papel de los medios masivos de comunicación, el papel de los grupos políticos que están aliados a Peña Nieto”.

A la interrogante sobre los vínculos de la televisora y el PRI, responde que los políticos de ese partido están a las órdenes de Televisa y que algunos gobernadores hasta podrían “producir” su propia candidatura televisiva en los procesos electorales próximos.

“Después del modelo ‘Peña Nieto’, ellos ya abrieron un camino y creen que ese va a ser el gran negocio para ellos, que es venderles a todos los gobernadores la idea de que pueden ser los futuros ‘Peña Nietos’. 

“Si ellos firman un convenio de publicidad y de promoción personal con Televisa y se dejan colonizar hasta en la alcoba teniendo una pareja de la farándula de Televisa que les dé popularidad, y si aparecen en los programas de espectáculos haciéndose pasar por gente chistosa o carismática, van a lograr el poder político”.

Para Villamil ese es el gran riesgo que dilucidó el montaje televisivo que él denuncia.

“Peña no es un individuo, es un modelo de negocio y de corrupción, porque todo esto no se explica sin la enorme corrupción que significa el desvío de muchos fondos públicos a la promoción personal”.

En “Peña Nieto: El gran montaje”, también se habla del fenómeno de las encuestas y es que, para Jenaro Villamil, este fue un elemento que afectó en gran parte las pasadas campañas electorales por la presidencia.

“Ellos no logran lo que el guión y el montaje inicial planteaba: ganar con más de 15 a 16 puntos de ventaja frente al segundo lugar”, dice. 

“¿Qué significó eso? Significó que el montaje estuvo mal hecho de una u otra manera, por eso la portada es un set televisivo con un sillón viejo que simula un sillón presidencial”.

Encuestas y el PAN

El papel de casas encuestadoras como GEA-ISA o Consulta Mitofsky, señaladas en el libro, ocultó en el proceso electoral la realidad sobre las preferencias. 

“La guerra de las encuestas había comenzado. En plena etapa de “veda electoral”. Y el primer disparo lo lanzó el propio presidente de la República. Iniciaba una nueva serie de hostilidades entre el PAN y el PRI”, se señala en el capítulo dos del libro.

Lo que realmente sucedió en las campañas no podría interpretarse desde las cifras de las casas encuestadoras, pues a pesar de los incidentes en la Feria Internacional del Libro (FIL) de 2011 y el surgimiento de #Yosoy132, éstas no lo reflejaban, afirma Villamil.

“Cualquier cosa que le sucediera, cualquier error que cometiera, parecía casi como teflón. Nada le pasaba, no había un impacto, las críticas en redes sociales no parecían afectarlo en las encuestas.

“A la hora de la elección vimos que sí afecta, que sí perdió votantes, que por lo menos lo de la FIL y lo del surgimiento de #Yosoy132 le costaron más de 5 millones de votos. No era tan perfecto el asunto”.

El periodista del semanario Proceso detalla que no solo los priistas y Televisa están detrás del triunfo de Peña Nieto, también lo está indirectamente el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

“Peña Nieto también es el resultado de una absoluta y total falta de visión de estado del PAN, Calderón empodera a Televisa de una manera importantísima, como ningún presidente lo había hecho”, remató.

Comentarios