Según afirman enfermeras del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Monclova, Coahuila, en el cual hay un brote de coronavirus Covid-19 entre el personal, les ordenaron no usar cubrebocas durante el desempeño de sus labores.

Según las trabajadoras de la salud esta orden fue dada por sus superiores con el objetivo de evitar sembrar el pánico entre pacientes y personal de dicho centro hospitalario.

Dos médicos y un administrador de este hospital murieron, y poco más de 50 empleados resultaron infectados tras la detección de un brote a finales de marzo.

Lo sucedido en este hospital se convirtió en el primer caso conocido, y reconocido por las autoridades sanitarias, de un brote de Covid-19 que afectó al personal médico y no sólo a los pacientes.

Cuatro de los trabajadores infectados con coronavirus se mantienen hospitalizados hasta el momento debido a complicaciones propias del Covid-19.

TE SUGERIMOS: LÓPEZ-GATELL ACLARA BROTE DE COVID-19 EN HOSPITAL DE MONCLOVA

Un enfermero, quien ante la agencia Reuters se identificó como Charly Escobedo, aseguró que los directivos del hospital les mencionaron al principio de la pandemia que no era necesario el uso de equipo de protección.

Raúl Peña, un alto funcionario del IMSS estatal, no desmiente ni confirma la información dada por Escobedo, quien labora en el hospital de Monclova, sin embargo mencionó que si los trabajadores lo dicen es porque debe ser cierto.

Específicamente si ellos lo comentan pues por supuesto hay que creer
Raúl PeñaFuncionario IMSS Coahuila

Peña mencionó que es probable que hayan recibido esta indicación quienes no se encontraban en contacto directo con pacientes con Covid-19.

No todos los trabajadores tienen que llevar el mismo equipo en el interior del hospital. Incluso cuando se utiliza mal este tipo de equipo, se acaba más rápido, pone en riesgo a los trabajadores que sí están en contacto con los pacientes
Raúl Peña Funcionario IMSS Coahuila

Falta de insumos básicos de limpieza, como jabón y cloro, así como de material de protección, como mascarillas N95, en el hospital del IMSS de Monclova fueron denunciados desde principios de marzo.

Según testimonios de enfermeras y enfermeros la noche del 22 de marzo, uno de los jefes del personal de enfermería le dijo a un grupo de médicos y enfermeros reunidos en la sala de emergencias que se quitaran las máscaras N95 porque no eran necesarias.

“En la clase clínica, las subjefas nos dijeron que no hiciéramos un pánico y que no anduviéramos con cubrebocas porque íbamos a crear una psicosis”, relató una enfermera de apellido Hernández Pérez.