Para evitar que la salud de los yucatecos se ponga en riesgo, el gobierno del estado que encabeza Mauricio Vila Dosal informó que se impondrá hasta tres años de cárcel y multa de 86 mil 800 pesos a la persona que presente los síntomas o haya sido diagnosticada con el coronavirus y no acate las medidas de aislamiento para evitar el contagio.

Esto bajo las sanciones que contemplan el Código Penal y La Ley de Salud de Yucatán, precisó el gobernador, al recordar que se han implementado medidas para prevenir el contagio, como la suspensión temporal de los eventos masivos, por lo que se optó por cerrar cines, bares, centros nocturnos, así como gimnasios y clubes deportivos.

El Gobierno del estado hizo un llamado a la población a quedarse en casa y así prevenir y controlar el contagio del Coronavirus Covid-19. El miembro de la familia que tenga que salir por trabajo, a comprar alimentos o medicamentos, debe hacerlo sin compañía, además de cuidar a los adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad, que son los grupos más vulnerables.

Vila Dosal destacó que reforzar las medidas preventivas tiene como único fin proteger a la ciudadanía e inhibir el contagio; esto es, lavado frecuente de manos, usar la parte interna del codo o un pañuelo desechable al estornudar o toser, mantener la sana distancia sin saludar de mano, abrazo o beso.