Durante una protesta contra la inseguridad, habitantes del municipio mexiquense San José del Rincón incendiaron una patrulla del lugar y también parte de la casa de la alcadesa Ana María Vázquez.

En ese sentido, la casa de Ana María Vázquez Carmona, alcaldesa panista del municipio mexiquense de San José del Rincón, fue quemada en el marco de las protestas de pobladores por la inseguridad que se vive en la zona.

De acuerdo con versiones periodísticas, que citan fuentes estatales, además de incendiar la casa de la edil, los manifestantes quemaron una patrulla, una caseta de seguridad, retuvieron a un policía municipal, dos estatales y bloquearon los accesos carreteros al municipio con fogatas y piedras.

Tras quemar la patrulla, los manifestantes se dirigieron a una vivienda, presuntamente propiedad de la edil Ana María Vázquez, y le prendieron fuego, al igual que a un aserradero.

Los pobladores piden la destitución del director de Seguridad Pública Municipal, ante el incremento de la inseguridad en la localidad, ubicada en los límites con el estado de Michoacán y que forma parte de la reserva del Santuario de la Mariposa Monarca.

Las protestas iniciaron el domingo a las 12:00 del día y se extendieron por varias horas, según los reportes más recientes.

Los manifestantes están en contra del cobro del “derecho de piso” a comerciantes y transportistas, que presumiblemente realiza un grupo de la delincuencia organizada que opera en la localidad. Acusan colusión de las autoridades locales con los criminales.

Puedes leer: El FBI recupera documentos “ultrasecretos” de la casa de Donald Trump

Los policías retenidos fueron liberados luego de que la Secretaría de Seguridad del Estado de México desplegara un operativo con 350 elementos. Por el momento no se reportan lesionados debido a las protestas.

Por su parte, el gobierno de San José del Rincón condenó los actos violentos y se dijo a favor de la libertad de expresión y manifestación, pero en contra del vandalismo.

En un comunicado, señalaron que “estas reprobables acciones fueron incitadas y realizadas por una minoría, causando disturbios, pánico, agresiones y daños a personas, a vehículos oficiales y particulares, además de irrumpir en propiedad privada, causando destrozos para después incendiar”.