En peligro de muerte

Talía Vázquez Alatorre, la abogada que denunció una mafia en la Secretaría de Gobernación que tramitaba permisos irregulares para instalar casinos en el país se siente en peligro de muerte.

La liberación de su exesposo, Juan Iván Peña Neder, asegura, la pone a ella y a toda su familia en un constante riesgo.

“La única amenaza que no me ha cumplido es esa, la amenaza de muerte, todo lo demás me lo ha cumplido”, asegura.

Comparte esta nota

"La única amenaza que no me ha cumplido es esa, la amenaza de muerte, todo lo demás me lo ha cumplido"
Talía Vázquez AlatorreAbogada
La abogada asegura que su vida ha sido una pesadilla aún y cuando su exesposo estaba en prisión y ahora será peor pues ya se encuentra libre

Talía Vázquez Alatorre, la abogada que denunció una mafia en la Secretaría de Gobernación que tramitaba permisos irregulares para instalar casinos en el país se siente en peligro de muerte.

La liberación de su exesposo, Juan Iván Peña Neder, asegura, la pone a ella y a toda su familia en un constante riesgo.

“La única amenaza que no me ha cumplido es esa, la amenaza de muerte, todo lo demás me lo ha cumplido”, asegura.

Difamación, perseguir a sus hijos, amenazas, correos electrónicos en su contra, la abogada asegura que su vida ha sido una pesadilla aún y cuando su exesposo estaba en prisión y ahora será peor pues ya se encuentra libre.

“Le ha mandado fotos pornográficas a todos. En la última audiencia, que duró cuatro días, las amenazas constan en la audiencia. Las dictó de viva voz, se detenía para que tomara nota la secretaria del juzgado.

“Por eso no juego cuando digo que nos consideramos en un peligro grave. Nosotros estamos tomando entonces las medidas necesarias, porque se me hace increíble que mi familia esté en este escenario”.

En la sentencia el Juez Cuarto de Primera instancia un materia penal Morelia, Michoacán, exoneró a Peña Neder de los delitos de violación y amenazas y ordenó su liberación inmediata de un centro de reinserción social en ese estado.

“Para este juzgado no se acreditó conforme al grado de exigencia de esta etapa del proceso penal, culminante de la primera instancia, plenamente y sin dudas los delitos de violación y amenazas”, dice la sentencia dictada por el juez Juan Salvador Alonso Mejía.

Juan Iván Peña Neder trabajó como coordinador de asesores en la Secretaría de Gobernación, con el subsecretario Abraham González, durante el sexenio de Felipe Calderón. Se le vincula con la empresa Producciones Móviles, que en el último minuto de la administración de Calderón se vio beneficiada con una serie de permisos para operar casinos. Otros socios de Peña Neder en esa empresa son Guillermo Santillán Ortega y Roberto Correa Méndez, quienes también estuvieron trabajando para la Secretaría de Gobernación.

En su denuncia sobre esta mafia de exfuncionarios Talía Vázquez Alatorre también señaló al senador panista Roberto Gil como parte de los funcionarios del primer círculo presidencial que estaban involucrados con su exesposo.

El siguiente paso para la abogada en su estrategia legal es la apelación a la sentencia que liberó a su exesposo.

“Lo que sigue ahora es la apelación. Y después el amparo directo y lo tiene que conocer un tribunal colegiado o en su caso la Suprema Corte. Eso es lo que sigue jurídicamente.

“Lamentablemente este es un día muy triste para todas las mujeres, porque mi caso era una esperanza de poder acceder a la justicia”.

La abogada ironiza sobre su caso. Insiste en que presentó todas las pruebas posibles de que fue violada por su ex esposo y otros dos cómplices y de nada valieron pues finalmente lo liberaron.

“En el juicio de la violación lo que te piden es el dicho de la víctima y que esté advinculado con otro tipo de pruebas que hagan ver lo cierto del dicho de la víctima. Yo tenía certificados médicos, periciales, mi dicho siempre fue consistente, nunca hubo una sola contradicción.

“Hoy no laboró el juzgado y entonces dejan a una familia en completo estado de indefensión a una familia y a merced de estos violadores que lo único que falta por cumplir es matarnos”.

 

Salir de la versión móvil