El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, arrancó un programa de desarme con el que busca hacer lo contrario a lo que se hizo en tiempos de Alfredo Castillo, comisionado de seguridad a quien se refirió como “El Virrey”.

“El tema del desarme es fundamental, debo decirlo, que no va dirigido a un grupo en específico, sino va dirigido a todo el estado de Michoacán. A todo el territorio. Aquí no seleccionamos o prejuzgamos. Pero, lo vuelvo a señalar, los grupos de autodefensas que portan armas exclusivas del Ejército mexicano, de las fuerzas armadas, pues están fuera de la ley y también en su momento tienen que entregar, desarmarse en el estado”, aseguró Ramírez Bedolla en el arranque del programa Desarmando la Violencia.

“Esto va en una visión totalmente contraria a la visión del Gobierno federal anterior, de Enrique Peña Nieto, y de lo ocurrido en Michoacán con la presencia de Alfredo Castillo, ‘El Virrey’, que entregaba armas. Nosotros no entregamos armas a la población. Lo que queremos es que no lleguen las armas a la población. Frenar el tráfico de armas”, expresó el gobernador del estado de Michoacán Alfredo Ramírez Bedolla.

En el arranque del programa de desarme denominado Desarmando la Violencia celebró la coordinación que existe con el Gobierno federal y las fuerzas armadas para la realización de este programa.

Lee: Michoacán también es de Morena: Alfredo Ramírez Bedolla lidera conteo rápido

“Es una estrategia que se diseñó en la mesa de seguridad estatal con la colaboración de la FGR, con el Ejército mexicano, con la Guardia Nacional, Marina, CNI, la Fiscalía del estado, la Secretaría de Gobernación, el Sistema Estatal y Nacional de Seguridad Pública”, expresó.

Desarme es igual a paz: más armas, más violencia”, añadió el mandatario.

El mandatario mencionó que el Gobierno del estado tiene en claro que es crucial la coordinación con Aduanas y con la Marina-Armada de México para realizar los decomisos de armas.

Asimismo, Alfredo Ramírez Bedolla anunció que se revisarán las empresas de paquetería, para efecto de reducir el envío de armas “por goteo” y habrá revisiones en centrales camioneras y los aeropuertos de Morelia y la capital aguacatera Uruapan.

“Sabemos que se envía de manera, por goteo, de manera hormiga, armas, por mensajería. La táctica siguiente que echaremos a andar tiene que ver con la revisión y puntos de control en las centrales camioneras del estado de Michoacán, así como en los aeropuertos, sobre todo en los aeropuertos internacionales (Morelia y Uruapan)”, explicó el mandatario michoacano.