¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

CeroCorrupción

En la mira por conflicto inmobiliario

David Martínez

La empresa Quiero Casa, responsable de los desarrollos de Aztecas 215 y Zaragoza 838, será investigada por las autoridades capitalinas a tres años de que las obras empezaron a causar afectaciones ecológicas y sociales


Abr 11, 2019
Lectura 6 min
portada post

La empresa de los dos principales desarrollos habitacionales que protagonizaron acusaciones de corrupción inmobiliaria durante la administración capitalina pasada serán investigados después de tres años de provocar afectaciones ecológicas y sociales.

Se trata de Aztecas 215, en la alcaldía Coyoacán, y de Zaragoza 838, en Venustiano Carranza, construidos por la inmobiliaria Quiero Casa, propiedad de José y Salomón Shabot. En ambos, las actuales autoridades prometieron investigar y aplicar las sanciones a la constructora.

En Aztecas 215, predio donde se proyectaron tres torres con 377 departamentos, la empresa excavó varios metros para construir tres pisos de estacionamientos hasta encontrar en febrero de 2016 un acuífero somero del cual aún brota agua que en un inicio fue canalizada al drenaje

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) prometió que ordenará a la inmobiliaria hacer un estudio hidrogeológico para conocer el daño.

“La Sedema va a solicitar un estudio hidrogeológico para determinar el impacto al acuífero somero. De acuerdo con la resolución de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), se va a realizar para que por primera vez se conozca cuál es el impacto ambiental”, afirmó el representante de la Asamblea de Pueblos, Barrios y Colonias de los Pedregales de Coyoacán, Gustavo López.

Por la resolución de la PAOT dictada el 25 de enero de 2019, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), tiene que investigar el proceso de los trámites y si hubo alguna irregularidad, levantar la queja correspondiente ante el Tribunal de Justicia Administrativa, dijo.

La construcción fue suspendida el 11 de diciembre de 2018 por la Seduvi a cargo de Ileana Villalobos por rebasar los niveles permitidos, pero no por dañar la cuenca que diariamente desperdicia millones de litros de agua.

En cuanto a la obra ubicada en calzada Ignacio Zaragoza 838, en la colonia Aviación Civil, de la alcaldía Venustiano Carranza, vecinos indicaron que la titular de la Seduvi les prometió dar seguimiento al desarrollo inmobiliario que sigue en construcción.

Marcos Paniagua, habitante de la colonia en la alcaldía de Venustiano Carranza, afirmó que a tres años de ingresar un primer escrito al entonces delegado de la demarcación, Israel Moreno, para pedirle parar la obra, fueron recibidos por la Seduvi.

“Las autoridades anteriores los solaparon, pero Ileana Villalobos prometió que iba a revisar el caso”, afirmó Paniagua respecto a que las autoridades van a reevaluar a Quiero Casa en Aviación Civil, donde se pretenden hacer siete torres de seis niveles.

Aunque continúa la construcción, Paniaga confia en que las afectaciones, las grietas en las calles aledañas y la falta de agua, se solucionen.

“Nos dieron un mes y medio para venir a verificar la construcción y si se puede suspender. Por lo mientras seguimos con el problema de que a veces hay agua y otras no, también los socavones”

- Marcos Paniagua

Habitante de la colonia Aviación Civil

Aztecas 215, perjuicio al acuífero

Tanto vecinos de Aztecas 215como de Zaragoza 383 comenzaron la lucha contra los desarrollos inmobiliarios de Quiero Casa en 2016.

Gustavo López, una de las personas que encabezó la lucha contra Quiero Casa en Aztecas 215, mencionó que cuando la empresa empezó a cavar para construir los estacionamientos empezó a salir el agua y fue bombeada hacia el drenaje.

Posteriormente, los colonos acudieron a la PAOT para que iniciara una investigación contra la desarrolladora Quiero Casa, la cual tiene presencia en nueve alcaldías.

En consecuencia, la PAOT solicitó al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) hacer un reporte sobre la calidad del agua y al Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) otro para determinar su origen.

Sacmex tomó las muestras del agua de la entrada a Aztecas 215, de la parte posterior del predio, del Pozo Cantil, Pozo Rey Moctezuma y Pozo Nahuatlacas para confirmar si provenía de los mantos freáticos.

El estudio demostró que el agua no era potable, tenía grandes concentraciones de nitrógeno de nitratos, tóxico para las personas, y se confirmó que era de aguas someras, de poca profundidad.

El estudio de la UNAM coincidió en que venía del acuífero somero pero apuntó que es importante para el freático.

“El agua del acuífero somero que no es captada por los manantiales ni por las obras de captación para uso doméstico circula por el subsuelo y eventualmente se incorpora como recarga natural al acuífero inferior. Con base en lo anterior, se concluye que de ninguna manera es aceptable que el agua del acuífero somero se capte y se tire al drenaje”, concluyó

La resolución de la PAOT del 25 de enero de 2019, encomendó a la Dirección General de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema evaluar el impacto de la obra y del cinturón impermeable que colocó Quiero Casa para evitar que siguiera brotando.

También ordenó a la Seduvi a reevaluar el estudio hidrogeológico realizado por UNAM, los permisos de la obra y a Sacmex llevar a cabo la revisión del cinturón.

López aseguró que la administración anterior permitió el desperdicio de 5.5 millones de litros de agua a consecuencia de la construcción.

Aviación Civil, sin calidad de vida

En la Aviación Civil, los vecinos acusaron que desde el inicio de las obras carecieron de agua, las excavaciones crearon agrietamientos y la movilidad iba a colapsar porque el complejo está junto al Centro de Transferencia Modal de Zaragoza y sobre la calzada Ignacio Zaragoza.

Hace tres años acudieron con las autoridades locales y también con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sin resultados.

En consecuencia, en diciembre de 2017 se unieron los vecinos de Aztecas 215 y Aviación Civil para hacer un frente contra Quiero Casa.

Cruzada contra la corrupción

El 13 de marzo de 2019, la titular de la Seduvi informó que tras las investigaciones a las autorizaciones en polígonos de actuación se revisaron 174 expedientes. En 48 encontraron irregularidades y de esas se suspendieron 20.

Los polígonos de actuación son la herramienta que permitió realizar proyectos de desarrollo urbano a través de la relotificación de uso suelo, lo que permite construir centros comerciales en zonas habitacionales.

Vecinos de Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Venustiano Carranza, Azcapotzalco, entre otras alcaldías, acusaron que los polígonos de actuación propiciaron el “boom” inmobiliario en la capital desmedido e irregular.

Comentarios