El ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y ahora senador, Miguel Ángel Mancera, tomó la tribuna de San Lázaro para fijar el posicionamiento del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en torno a la investidura de Andrés Manuel López Obrador como presidente de la República.En su discurso Mancera pidió al tabasqueño cumplir todas y cada una de sus promesas de campaña, al tiempo que lo instó a subir el salario mínimo.

De la misma manera, el senador del sol azteca aseguró que su partido no será obstáculo para los proyectos del presidente electo y pidió respeto al federalismo en clara referencia a la nueva figura de delegados estatales.

Mancera afirmó que en el PRD saben de la alta exigencia por parte del pueblo mexicano por “un cambio” por lo que reiteró que no serán obstáculo y pidió a Obrador no tolerar actos sin legalidad.

“Es reiterada la exigencia para terminar con violencia, con la corrupción, con la impunidad, con la pobreza; así como también para acabar con las grandes brechas de desigualdad de las que se duele nuestro país”, expresó.

“Que como Presidente de la República Mexicana en funciones, no permita que se lleven a cabo actos que no tengan asidero constitucional, legal o normativo. Tal y como usted lo ha afirmado, es necesario, es indispensable que en su Gobierno, en este Gobierno que inicia, todo se haga dentro de la ley, nada fuera de ella”, remató diciendo Mancera.

TAMBIÉN PUEDES LEER: COMIENZA LA ‘CUARTA TRANSFORMACIÓN’ EN REDES SOCIALES