¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

SEGURIDAD

En el 25N mujeres atacadas con ácido piden tipificar esta violencia

Luz Rangel

En el Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, Carmen Sánchez, sobreviviente de un ataque con ácido, exige justicia tras años sin avances en su caso


Nov 25, 2020
Lectura 3 min
portada post

En el año 2000, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó la resolución que designaba al 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

La conmemoración tiene su origen en honrar la memoria de las hermanas y activistas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, quienes fueron asesinadas en 1960 por orden del gobernante dominicano, Rafael Trujillo. Se trata de invitar a las autoridades a tomar acciones contra la violencia de género.

Por ello, este 25 de noviembre, Carmen Sánchez, activista por los derechos de las mujeres y sobreviviente de un ataque con ácido, exige a los diputados locales y federales que tipifiquen este delito en sus entidades. En México este tipo de violencia sólo es una agravante expresada en el artículo 315 del Código Penal Federal y los órganos legislativos de algunos estados apenas están discutiendo su clasificación.

“Los ataques con ácido son una expresión de la violencia feminicida porque no sólo ponen en riesgo la vida, la dignidad y la libertad de las mujeres en el momento del ataque, sino en los meses o años posteriores”, publica Carmen Sánchez.

En febrero de 2014, su expareja le roció un químico en el rostro y cuerpo. A la fecha, la orden de aprehensión que fue girada el 2 de mayo de ese año contra Efrén García Ramírez, su agresor, no tiene respuesta y él está prófugo.

“La terrible vulnerabilidad en la que se encuentran las sobrevivientes de ataques con ácido, y la falta de medidas de protección y reparación integral del daño, puede conducirlas al suicidio o a sufrir algún tipo de accidente fatal”, señala.

Mantas de protesta por Carmen Sánchez

Hace seis años, Carmen Sánchez fue atacada en el domicilio que compartía con su expareja en el Estado de México.

Antes de su agresión, lo había denunciado dos veces: una por delito sexual y otra por sustracción de menores, pero las autoridades de la entidad nunca procedieron y el Ministerio Público no clasificó el delito como grave.

Su lucha la ha llevado a exigir justicia ante diputados y senadores. Y este 25 de noviembre legisladores locales como Mariana Uribe Bernal, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en el Congreso del Estado de México, y federales como Julieta Vences, de Puebla, y el congresista suplente Erwin Areizaga, de Baja California, colocaron mantas en puentes peatonales.

“Una mujer que ha sufrido un ataque con ácido está en riesgo latente de afrontar una muerte violenta por la extrema situación, tanto física como emocional, en la que está inmersa”, sentencia Carmen Sánchez.


Notas relacionadas
Comentarios