El Gobierno de Jalisco asegura que ha logrado avances relevantes en la estrategia de regularización de los centros de rehabilitación para el tratamiento de adicciones.

Dicha asignatura también fue abordada por la pasada administración que encabezó Aristóteles Sandoval Díaz, pero sin los resultados que se prometieron.

La intervención del Gobierno actualmente a cargo de Enrique Alfaro Ramírez se volvió impostergable, luego de que se presentaran varias tragedias en este tipo de establecimientos, incluida una masacre de personas y actos de tortura hacia una menor de edad.

Ante esta situación, el 11 de agosto pasado, el gobernador dio a conocer que se fijó un plazo máximo para concretar la regularización de estos espacios localizados en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG).

“En esta ciudad hay un serio problema relacionado con centros de tratamiento de adicciones, anexos o albergues irregulares con casos indignantes que nos han mostrado una realidad que no podemos ignorar y llegó la hora de poner orden, voluntad y autoridad.

“Trazamos una ruta para regularizar estos establecimientos. Para que quede claro: a partir de hoy, tienen 60 días para arreglar lo que se tenga que arreglar y operar conforme a la ley o se harán cierres definitivos”, dijo.

Alfaro Ramírez señaló que las autoridades brindarían todas las facilidades para que los trámites burocráticos no sean pretexto al advertir que no se permitiría poner en riesgo a la gente.

“Tienen dos meses para garantizar las condiciones, permisos y las reglas necesarias para operar”, expresó.

Los antecedetes

En el año 2016, el entonces mandatario Aristóteles Sandoval, asesinado en 2020, lanzó un mensaje similar tras visitar el albergue Despertar Espiritual, en Tonalá.

En dicho espacio fueron rescatadas 271 personas que se encontraban en condiciones deplorables y de abuso físico y sexual, según comunicó su Gobierno.

Se informó que en el lugar localizaron a 111 mujeres, de las cuales 43 eran menores de edad, y 160 hombres, entre ellos 69 niños y jóvenes.

Asimismo, se localizaron a 11 sujetos con órdenes de aprehensión, que se encontraban en el lugar para evadir la acción de la justicia.

De los menores de edad localizados en el lugar, 18 presentaron maltrato, 13 con golpes y quemaduras por cigarro y, de los restantes, se inició una investigación por posible abuso sexual.

 “No es posible que gente que, buscando una ayuda, una salida a su problema de adicciones, se haya encontrado en condiciones infrahumanas, siendo violentadas, abusadas.

“He instruido también a la Coprisjal, a la Secretaría General de Gobierno, de Seguridad, a la Fiscalía, a que revisemos de nueva cuenta todos y cada uno de los que se dicen llamar centros de rehabilitación”, dijo en aquel entonces.

Regularización de centros de adicciones, programa fallido

Sin embargo, la estrategia de regularización que anunció el exmandatario no arrojó resultados significativos.

El 11 de octubre pasado, el Gobierno de Jalisco reportó “un avance considerable” en la nueva estrategia para ordenar este tipo de centros, luego de cumplirse el plazo de 60 días que autoridades estatales y municipales fijaron.

Este avance se ha traducido en un incremento de las solicitudes de regularización presentadas ante las tres instituciones que tienen registros en esta materia: la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coprisjal), la Secretaría del Sistema de Asistencia Social (SSAS) y el Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECAJ).

Así lo expuso Ana Bárbara Casillas, coordinadora General Estratégica de Desarrollo Social.

“Por parte de Coprisjal teníamos, por ejemplo, 337 instituciones y ahora tenemos 449 ya registradas. Esto significa un 33 por ciento de incremento en cuanto a las solicitudes para obtener el certificado.

“En nuestra área especializada en las adicciones, teníamos solamente 85 solicitudes, y ahora tenemos 210, lo que significa un 147 por ciento de incremento”, detalló.

Agregó que, en cuanto a las instituciones registradas en el padrón único de la SSAS, había 544 instituciones registradas y con el corte al 11 de octubre, son 631 las registradas.

Lo anterior, de acuerdo con las autoridades, significa un 16 por ciento de incremento.

“Además tenemos 170 en trámite para entrar a este registro único”, concluyó.

Historial oscuro

El 25 de julio del año en curso, la Fiscalía del Estado confirmó que un día antes se perpetró una masacre de seis personas en un centro de rehabilitación ubicado en la colonia La Cofradía, en Tlaquepaque, por parte de un grupo de sujetos armados.

Posteriormente, se difundió que una niña de once años fue quemada en un centro de rehabilitación de Tonalá, luego de que se le rociara alcohol con una pistola eléctrica.

Mientras que el 26 de septiembre pasado, se informó que la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas encontró a varios individuos que estaban en calidad de desaparecidas en un centro de rehabilitación de Puerto Vallarta.

“Localizaron al exterior de éste a tres personas, quienes dijeron haber sido privadas de la libertad, dos de las cuales contaban con carpeta de investigación.

“Al interior del centro se encontraron aproximadamente 80 personas, de las cuales únicamente dos personas más aseguraron encontrarse recluidas en contra de su voluntad, mismas que no contaban con carpeta de investigación”, reportó el organismo.

Te puede interesar: Centros de tratamiento de adicciones… centros de crimen