¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
doPlay

ConcienciaMX

Empresarios al grito de…

Nayeli Meza y Ángel Alcántara

La clase empresarial y el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia se han enfrascado una vez más en una batalla de ideologías ante el temor de que en México se implemente un modelo económico populista, sin embargo expertos aseguran que detrás de los riesgos que la iniciativa privada plantea existe otra motivación


May 31, 2018

En un mes, los mexicanos decidirán el nuevo rumbo del país. En medio de unas campañas electorales que se han caracterizado por la abundancia de ataques más que de propuestas, la élite empresarial ha abierto un nuevo capítulo en la batalla contra el candidato puntero en las encuestas.

Especialistas coinciden en que  nunca antes en la historia de México un proceso electoral había despertado tanta preocupación e incertidumbre en la iniciativa privada.

Los líderes de una larga lista integrada por Grupo México, Femsa, Aeroméxico, Grupo Bal, Finsa, Herdez, Vasconia y Grupo Chihuahua, entre otros, han hecho un llamado a sus empleados y accionistas a hacer un voto informado.

No obstante, el principal argumento de los hombres de negocios son los riesgos que traería para la economía si los mexicanos eligen un modelo económico populista el próximo 1 de julio.

Entre las amenazas que ve la élite empresarial se encuentran la pérdida de empleos, desincentivación de inversiones, devaluación de la moneda y fuertes alzas de precios, como ocurrió en las décadas de los 70 y 80 cuando Luis Echeverría y José López Portillo se desempeñaron como presidentes de México

Sin embargo, Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), considera que, en la actualidad, las empresas mexicanas cuentan con grandes fortalezas que les han permitido separarse de lo que ocurre en el ámbito público. 

“Afortunadamente la actividad electoral que estamos experimentando no contamina los procesos económicos como ocurrió en el pasado, que se paralizaban inversiones y la apertura de nuevas empresas”

- Gustavo de Hoyos

Presidente nacional de Coparmex

Aunque el empresario asegura que  un ambiente de certidumbre es el principal catalizador de los procesos de inversión, por eso es crucial que la relación con el nuevo gobierno y los empresarios sea favorable, aun existe discrepancia en algunas cosas.

El sector productivo genera nueve de cada 10 empleos y aporta ocho de cada 10 pesos que se invierten en México, de acuerdo con datos de los principales organismos empresariales

El presidente nacional de Coparmex asegura que a los empresarios no les preocupa el cambio de gobierno, ya que esto es parte del proceso democrático del país, sin embargo, en lo que no están de acuerdo es con algunas de las ideas que han sido planteadas por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como revertir las reformas energética y educativa, así como las descalificaciones en contra de algunos de los miembros de la iniciativa privada. 

“Nos preocupa que las expresiones de intolerancia puedan poner en riesgo las libertades democráticas que el país ha construido. Quisiéramos que las propuestas de cómo transformar para bien a México fueran lo que estuviera en el debate público y se dejaran de lado estos señalamientos que a nadie benefician y que sólo polarizan a la sociedad”, precisa el empresario. 

De igual forma, el empresario considera que sin importar el abanderado que gane las elecciones, el próximo mandatario debe mantener una economía de mercado y privilegiar el Estado de derecho. 

Reporte Indigo ha seguido de cerca las acciones de la élite empresarial desde que ésta decidió involucrarse activamente en el proceso electoral. Puedes leer aquí: Activismo electoral

Todos contra AMLO

Las fricciones entre la cúpula empresarial y el candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ han cobrado una mayor relevancia en la antesala de las elecciones. 

La preocupación entre la élite empresarial de que López Obrador gane la presidencia de México los ha llevado a lanzar mensajes pidiendo a la sociedad que emitan un voto razonado y advirtiendo las consecuencias que traería para el país la victoria del candidato de Morena

Germán Larrea, presidente del consejo de administración de Grupo México, envió una carta a sus colaboradores y accionistas en la que hizo un llamado a no votar por un modelo económico populista.

“Si este modelo económico populista, en donde todo supuestamente pertenece y proviene del Estado y en el que se ofrece regalar sin trabajar, se llegara a imponer en México, se desincentivarían las inversiones, afectando gravemente a los empleos y a la economía”, detalló el empresario en la misiva fechada el 25 de mayo.

En respuesta, AMLO acusó al director ejecutivo de la empresa minera más grande de México de forjar su riqueza a través del influyentismo y a partir del gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

“Comprendo su preocupación, porque ha sido de los empresarios predilectos de todo este periodo neoliberal”, dijo el aspirante durante un evento de campaña en el norte de Veracruz, y agregó que Larrea es un buen empresario “y también un buen traficante de influencias”.

Como en anteriores ocasiones, Coparmex salió en defensa de sus agremiados. El presidente nacional de la Confederación hizo un llamado al presidenciable a la tolerancia y respaldó la solvencia empresarial y responsabilidad social de Grupo México, así como de su presidente, al asegurar que el organismo tiene constancia que en sus divisiones de minería, transportes e infraestructura, Larrea genera riqueza siempre en observancia de la ley.

“Un candidato presidencial que aspira a encabezar el esfuerzo de todos los mexicanos tiene que tener tolerancia, sobre todo, cuando las expresiones que se presentan desde un empresario tienen que ver con su visión del país y de ninguna manera hacen un descarte al aspirante”, manifiesta De Hoyos. 

El segundo hombre más rico de México no es el único que ha criticado el populismo. En días recientes, los directivos de Femsa, Herdez, Vasconia, Grupo Bal, Finsa y Grupo Chihuahua también se pronunciaron al respecto

José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Femsa, criticó las medidas implementadas por las administraciones durante las décadas de los 70 y 80, las cuales calificó de populistas.

“Las políticas populistas de Luis Echeverría y José López Portillo, que consistían en una mayor participación del Estado en la economía, (…) generaron un terrible aumento del déficit fiscal y una multiplicación de la deuda del país”, aseguró el empresario en un video difundido por la multinacional mexicana.

En sintonía, Héctor Hernández-Pons, director general de Grupo Herdez, hizo referencia en una carta a los periodos de los expresidentes Luis Echeverría y José López Portillo, donde el peso sufrió importantes devaluaciones y la inflación se disparó.

“Muchos de ustedes no lo vivieron, pero cada vez que hay una devaluación importante, se refleja en nuestras carteras; tuya y mía, donde el dinero que tenemos vale menos en el mismo porcentaje que se devalúa. De igual forma pasa con la inflación. 

Aquí los precios de los bienes y servicios suben y no podemos adquirir lo de antes con el mismo dinero”, precisó Hernández-Pons en el documento enviado a sus empleados.

Por su parte, José Ramón Elizondo, presidente de Grupo Vasconia, destacó en un video dirigido a sus colaboradores la importancia de elegir en las próximas elecciones a un candidato que esté preparado, que preserve lo que se ha alcanzado y que mantenga “la vista al frente”.

“Todos estamos muy enojados con nuestros políticos por la corrupción, por la impunidad, por la inseguridad, por los malos servicios, por la falta de oportunidades y todo ello puede nublar nuestro juicio y llevarnos a tomar un camino populista que resulta muy atractivo para mucha gente, pero que ha probado ser equivocado y afectar gravemente a la población, especialmente a la más desfavorecida”

- José Ramón Elizondo

Presidente de Grupo Vasconia

Palacio de Hierro, cadena propiedad de Grupo Bal, llamó a sus empleados a realizar un voto informado y negó rotundamente a través de un comuicado haber llevado a cabo actos de proselitismo

El mensaje fue claro: la empresa admitió haberse sumado al movimiento llamado ‘Conciencia MX’ y dijo que la misión central de esta iniciativa es hacer más conscientes a sus colaboradores para construir el país que todos deseamos.

Alberto Baillères, el tercer hombre más rico de México, y su hijo Alejandro Baillères financiaron la campaña de Margarita Zavala, hasta el 16 de mayo, fecha en que la aspirante abandonó la contienda. 

La desarrolladora de parques industriales Finsa se sumó al llamado de sus homólogos al pedir a sus colaboradores un voto razonado. Sergio Argüelles, presidente y director general de Finsa, reconoció que México aún enfrenta importantes desafíos, sin embargo, destacó la creación de nuevas fuentes de empleo, así como el crecimiento económico. 

“Quiero invitarlos a que el próximo 1 de julio ejerzan su derecho a votar de manera libre y responsable. Y como ciudadanos comprometidos se informen y analicen profundamente su decisión. Hagan un análisis objetivo de los avances que hemos tenido como nación (…) México tiene rumbo, tiene estabilidad y tiene confianza en los mercados internacionales. No podemos perder esa visión”, afirmó el directivo en un video publicado en las redes sociales de la empresa.  

Por su parte, Eloy S. Vallina, presidente de Grupo Chihuahua, invitó a sus colaboradores y amigos a ejercer su derecho a votar con responsabilidad. 

“Estamos frente a un proceso electoral que va a determinar el futuro de México. Esta elección que para muchos aparenta estar definida, preocupa a unos y ocupa a otros. Por lo que toca a mí como empresario, considero necesario expresar mis experiencias, muy especialmente sobre las afectaciones y abusos que de manera autocrítica se pueden fraguar dese la presidencia de la República de nuestro México”, mencionó Vallina en un comunicado. 

Asimismo, el presidente del Grupo recordó varios sucesos que han marcado a la empresa, pero, destacó uno en particular durante el gobierno de Díaz Ordaz.

“En el sexenio se inician paulatinamente las expropiaciones, en Chihuahua nos fueron expropiados dos ranchos ganaderos en plena producción en las zonas de Casas Grandes y Julimes”.

Reporte Índigo trato de contactar a algún representante de las empresas citadas, sin embargo, hasta el cierre de esta edición sólo Grupo México respondió vía correo electrónico con la copia de la carta firmada por Germán Larrea.

¿Miedo a perder privilegios?

La preocupación de la élite empresarial es genuina, aseguran especialistas. Sin embargo, detrás de este activismo se esconde un mayor temor. 

“La reacción de los empresarios responde a los beneficios que han tenido durante años, no sólo en el tema de contratos, también fiscales, puntos que han sido recalcados en el discurso del candidato puntero”

- David Morales

Analista político de la FES Acatlán de la UNAM

El especialista considera que los directivos no influyen en el voto de sus trabajadores de manera directa, pero sus comentarios sí pueden influir en la decisión de los empleados al momento de ejercer su voto.

Desde hace años, AMLO ha acusado a un grupo de empresarios de beneficiarse de contratos con el gobierno y gozar de privilegios fiscales. 

En 2011, el político aseguró que 400 grandes corporaciones no pagaban impuestos y tenían ingresos por más de 5 billones de pesos. 

A inicio de mayo de 2018, el presidenciable arremetió contra algunos empresarios de “sentirse los dueños de México y sólo ser una minoría rapaz”. 

Al cuestionarle al especialista de la FES Acatlán si los pronunciamientos de la iniciativa privada en contra de un modelo económico populista tienen un trasfondo político para presionar a Ricardo Anaya y José Antonio Meade a hacer una alianza en contra del abanderado morenista, Morales descartó que ese sea el fin de la élite. 

“No creo que vaya en este sentido porque con una virtual alianza (los aspirantes) perderían votos de representación para su propio partido, poniendo en riesgo hasta su propio registro. Además, esto les quitaría escaños en el Congreso y también parte del financiamiento público”. 

De igual forma, considera que los enfrentamientos entre los abanderados son reales. 

Respecto a los riesgos que existen de que México se convierta en el nuevo Venezuela, el experto califica esas declaraciones como “exageradas”. 

Los principales empresarios mexicanos no sólo temen que Obrador gane por lo que pueda suceder con el país, sino porque ellos de manera específica tienen miedo a perder muchos de los privilegios de los que han gozado hasta ahora

“Que los grupos empresariales llamen a que sus colaboradores cuiden su fuente de trabajo y lo comparen con situaciones como las que se viven en Venezuela y Argentina me parece exagerado. Lo pudieron haber comparado con sistemas sociales demócratas europeos o incluso de socialismo como China”. 

La otra exigencia: Seguridad

Lala, FEMSA y Ferromex son las empresas que se han visto afectadas de manera reciente por el clima de inseguridad que permea en el país. 

Entre los grandes retos que enfrentan las empresas en México se encuentra la inseguridad, situación que amenaza a sus empleados, los ha obligado a cerrar sus negocios y les ha traído pérdidas millonarias

Éstas se vieron obligadas a cerrar operaciones de algunas de sus centros de distribución, mientras que otras han reportado pérdidas económicas que ascienden a más de 300 millones de pesos

Para Santiago Roel, director del proyecto social ciudadano Semáforo Delictivo, el tema económico es uno de los que tiene mayor peso cuando se toma la decisión de cerrar las puertas de los diferentes centros logísticos y de operación.

“Es una cuestión lógica cuando a las empresas les cuesta más el tema de la seguridad que la rentabilidad que obtienen de sus operaciones en los diferentes lugares, lo que las obliga a cerrar sus operaciones. Pero los empresarios no han presentado una propuesta clara que ataque el problema, ni de forma individual ni en conjunto”

- Santiago Roel

Director del proyecto Semáforo Delictivo

Sin embargo no es la única razón para orillar a que las firmas tomen esta decisión, otra es su propio capital humano.

“También hay que señalar que la seguridad de los trabajadores, el evitar secuestros o pérdidas humanas en el entorno laboral resulta importante para las firmas al momento de tomar una decisión de esta magnitud”, abona el directivo.

El caso más reciente fue Lala, con el cierre temporal de su centro de distribución en Ciudad Mante, Tamaulipas desde el pasado 3 de mayo, a causa de la inseguridad que se vive en la región

“Las condiciones de seguridad en la ciudad no eran las adecuadas para seguir operando. La compañía está colaborando con las autoridades para reiniciar actividades en cuanto sea posible”, informó en breve comunicado la firma dirigida por Eduardo Tricio Haro.

Por su parte, la principal embotelladora de Coca-Cola, Femsa, fue la primera en informar el cese de sus operaciones en Ciudad Altamirano, Guerrero, por la falta de garantías en materia de seguridad.

“La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero, así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores, llevó a la empresa a tomar esta decisión”, explicó la firma en un documento.

Su centro de distribución tiene impacto directo en el abastecimiento de productos en la zona de Cutzamala, Coyuca, Ajuchitlán, Tlalchapa y Pungarabato, sin que al momento se pueda contabilizar el impacto económico que puede tener para la embotelladora.

Por su parte Ferromex tiene registro de siete descarrilamientos causados por sabotaje, lo que ha llevado a que reporte pérdidas por 312 millones de pesos

Ferromex envió un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en el que detalla que de las pérdidas netas, 11 millones son por el robo de las mercancías de los trenes, mientras que 171 millones de pesos fueron en concepto de reparación de vías, locomotoras y carros.

“Reiteramos nuestro compromiso de seguir brindando un servicio seguro y eficaz con más de mil 700 guardias privados y un área especial dedicada al monitoreo y prevención de robos. Estamos en estrecha coordinación con el Ejército, la Marina, Gendarmería y la Policía Estatal de quienes se tiene todo el apoyo”, se lee en el trascendido.

Aun cuando la iniciativa privada ha exigido al gobierno ponerle fin al clima de inseguridad, Santiago Roel opina que la poca acción que han tomado los empresarios en este tema sorprende, más cuando sus intereses económicos en el país se ven afectados.

“Los de cuello blanco tienen que meterse al tema de la inseguridad, porque son ellos quienes tienen los recursos y la posibilidad de plantearle los problemas a los políticos que son cobardes y se peinan dependiendo de a donde soplan las encuestas”, concluyó.

Comentarios