En los últimos nueve años las mujeres navales han tenido un crecimiento dentro de las filas de la Secretaría de Marina (Semar). Actualmente hay un promedio 12 mil 140 mujeres en activo, lo que equivale al 20 por ciento del total del personal de la institución; de ellas, en promedio, mil 500 son mujeres operativas y 10 mil 640 son administrativas, quienes han obtenido un grado naval militar correspondiente a su nivel académico, o a través del Sistema Educativo Naval.

Tal es el caso de la capitana de corbeta, Wilma Verónica Díaz González, responsable de la subdirección de Programas de Combate a la Contaminación de la Armada de México; en donde se realizan estudios referentes a la prevención de la contaminación del mar, principalmente por derrame de hidrocarburos.

“Damos asesoría técnica y capacitamos a los mandos navales de ambos litorales del país sobre programas de prevención, precisamente del derrame de hidrocarburos y otras sustancias nocivas, así como abastecimientos no autorizados”.

De extracción civil, la capitana Díaz González se graduó de la carrera de biología, y posteriormente ingresó a la Armada de México, en entrevista señaló que para llegar al cargo que hoy ostenta tuvo que sortear muchos retos profesionales y personales: “La Secretaría de Marina nos da la oportunidad, de manera igualitaria, a hombres y mujeres de ocupar cargos y grados. Como mujeres navales tenemos la oportunidad de seguir creciendo, y desarrollándonos en todas las áreas”.

Wilma Verónica, esposa de un exmilitar y madre de dos hijos, reveló que cuenta con el apoyo de su familia y que, cuando ha sido asignada a otras entidades, su familia viaja con ella y se establecen en un nuevo puerto o ciudad: “En el momento en que me llega un cambio, los he traído conmigo a todos lados, y ellos están encantados y orgullosos del trabajo que realizo. Este trabajo me ha dado tantos beneficios y orgullo que para ellos es parte de su vida”.

Asimismo, la capitana asegura que todo depende del respeto para trabajar con sus subordinados, ya sean hombres o mujeres, “he tenido personal a mi cargo, y el respeto mutuo ha sido la clave para tener éxito en las actividades que realizamos, tanto en trabajo administrativo u operativo”.

La responsable del Plan Nacional de Contingencias para el Derrame de Hidrocarburos y sustancias nocivas en el mar, efectúa capacitaciones constantes al personal naval para enfrentar dichas contingencias; sin embargo, en el futuro cercano, la capitana tiene como meta seguir desarrollándose y crecer profesionalmente.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, Verónica Díaz reitera que la Semar ha otorgado trato igualitario a las mujeres paulatinamente, pues antes había más áreas donde las labores estaban dedicadas a los hombres, pero conminó a las interesadas en ingresar a la Armada de México a que lo intenten: “En la Secretaría de Marina tienen la oportunidad de seguir desarrollándose, laboralmente como mujeres navales y compaginar la parte personal y de las familias. Tenemos todo el apoyo y las prestaciones para desarrollarnos en los dos ámbitos”.

La abogacía brilla en el campo naval

Otro de los casos emblemáticos que hay, entre las más de 12 mil integrantes de la Armada de México, es el de la teniente de fragata del Servicio de Justicia Naval, Crhistian Yukico de la Cruz Sánchez, quien está adscrita a la Unidad de Capitanías y Asuntos Marítimos.

La teniente, como abogada, tiene injerencia en materia de Seguridad Marítima Portuaria y Prevención de la Contaminación, a su vez, pertenece al equipo jurídico donde se realizan, entre otras cosas, evaluación y respuesta a demandas o quejas contra la secretaría: “Cuando llegan solicitudes de alguna autoridad de índole laboral, penal u otras materias, relacionadas con la cuestión de la seguridad marítima o de la protección, nosotros elaboramos la respuesta con la información que se solicita, así como evitar cualquier señalamiento contra la institución, contestamos cualquier tipo de demandas o quejas”.

La oficial naval dijo que no está lejana la posibilidad de que, en un futuro, una mujer sea la secretaria de Marina y alto mando de la Armada de México, pues ya hay mujeres al frente de planteles militares, como la Heroica Escuela Naval Militar.

También puedes leer:Pese a división, avanza reforma para que puertos pasen a control de Semar