¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

SUBSIDIOS

El Transporte en terapia intensiva

Jonathan Villanueva

La modernización del transporte público llegó. En la Ciudad de México se trabaja para ofrecer autobuses mejores y menos contaminantes; pero no todo es miel sobre hojuelas, pues el costo parece que se le  endosó a la ciudadanía.

Esto debido a que el subsidio que la administración capitalina otorga a los usuarios de la Red de Transporte Público (RTP) en zonas paupérrimas estaría por desaparecer.


Sep 24, 2012
Lectura 7 min

660 unidades tiene el transporte concesionado

"La intención del GDF es desaparecer el transporte subsidiado. Pedimos una inversión de 50 millones de pesos (...) en cambio autorizan más para los concesionados".

- Hugo Manuel Bautista

Líder sindical de RTP

"En el 2009 invertimos en la compra de 145 camiones. Si fuéramos a desaparecer la paraestatal no hubiéramos invertido más".

- Armando Quintero

Titular de la Setravi

La modernización del transporte público llegó. En la Ciudad de México se trabaja para ofrecer autobuses mejores y menos contaminantes; pero no todo es miel sobre hojuelas, pues el costo parece que se le  endosó a la ciudadanía.

Esto debido a que el subsidio que la administración capitalina otorga a los usuarios de la Red de Transporte Público (RTP) en zonas paupérrimas estaría por desaparecer.

Y es que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) tiene en terapia intensiva al proyecto sustituto de la extinta Ruta 100; y sin embargo, no hay un solo paliativo para su supervivencia.

El tema en números es bastante claro y depende de varios factores, a pesar de que el discurso de las autoridades diga lo contrario.

Analicemos:

1.- El parque vehicular de la RTP es de mil 235 unidades, y funciona solo el 40 por ciento.

2.- La mayoría de los camiones ya cumplieron su vida útil (de 10 años de antigüedad) o se encuentran abandonados por un tiempo indefinido en los talleres.

3.- Las autoridades no han atendido las peticiones de una ampliación presupuestal para renovar el parque vehicular de por lo menos 50 millones de pesos.

4.- En cambio, en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) se autorizó una partida presupuesta de 6 mil millones de pesos para la creación de un Fideicomiso que avale a los concesionarios que deseen adquirir una unidad nueva.

Pero el abandono en que está sumergido el transporte público subsidiado no es algo novedoso y comenzó a acentuarse en los últimos dos años.

Incluso, diputados locales de Acción Nacional, como Federico Manzo (V Legislatura) acusaron al gobierno de la ciudad de impulsar un proyecto que concesione todos los servicios públicos del Distrito Federal. Y el caso del transporte no es la excepción. 

Los focos rojos se prendieron en la víspera del último periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal celebrado el pasado 21 de agosto.

Esto, debido a que sucedió algo inusual, al menos para los trabajadores sindicalizados de la Red de Transporte Público, quienes habían solicitado una partida especial para reparar los camiones.

Sin embargo, la propuesta del GDF consistió en autorizar la ampliación presupuestal pero para el transporte concesionado.

De esa forma los remanentes de participaciones federales se destinen al Programa de Modernización del Transporte y Movilidad del Sistema de Transporte Público Concesionado a través de un Fideicomiso cuya inversión será de 6 mil 25 millones de pesos para avalar la suficiencia de recursos de las empresas concesionarias.

Incongruencia

Mientras el GDF autorizaba la partida especial para el transporte concesionado, el líder sindical de los Trabajadores de la Red de Transporte Público, Hugo Manuel Bautista, aseguró que a la paraestatal no se le inyectaron los recursos necesarios.

“La intención del GDF es desaparecer el transporte subsidiado, la prueba es que nosotros pedimos una inversión inicial de 50 millones de pesos y no los otorgan, en cambio para los concesionados dan 6 mil millones”, dijo a Reporte Indigo.

En la entrevista detalla que en la actualidad hay un promedio de tres unidades operando por ruta, motivo por el cual el mercado lo están acaparando los concesionarios.

Asegura que de las mil 290 unidades que tiene RTP, solo operan 595, ya que el resto está en los talleres desde hace más de un año.

“Tenemos unidades que entraron por una llanta ponchada o el cambio de una pieza que vale 100 pesos y no han sido reparadas. Ni hay fecha para cuándo se puedan arreglar”.

“Por eso tenemos a todo el personal sentado en los talleres cubriendo su horario, y miles de personas esperando camiones por más de una hora”.

Un listado de refacciones solicitadas en los talleres de RTP confirma que las reparaciones en su mayoría son mínimas, y no han podido ser atendidas por una insuficiencia presupuestal, y que al menos 900 unidades ya cumplieron su vida útil (de 10 años).

El proyecto del GDF significa un impacto negativo para las familias de escasos recursos, ya que en lugar de pagar los dos pesos que cobra el RTP, ahora pagan un mínimo de 4.50 pesos por trayecto en los autobuses concesionados.

De lo contrario, los usuarios tendrían que esperar horas a que pase un camión de la Red de Transporte Público.

El líder sindical Hugo Bautista señala que el problema es aún más complejo, pues de las 595 unidades que siguen circulando, 105 están asignadas para el Transporte Escolar. Mientras que 145 dan servicio express, 30 son Ecobuses y 50 de Metrobús.

Y de 2009 a la fecha seis empresas se han ido apoderando de ese mercado, pues cuentan con 660 camiones que circulan por la ciudad mientras que RTP ofrece en términos reales, 187 vehículos.

Al respecto, el ex diputado y ex presidente de la Comisión de Presupuesto de la ALDF, Erasto Ensastiga dijo que de los mil 429 millones de pesos que tiene autorizado RTP para su ejercicio anual no hay mayor detalle, ya que la paraestatal fue omisa en responder a la ALDF en qué se ha gastado el dinero.

“Yo solicité la información y hasta que entregamos la V Legislatura no nos habían enviado nada de información respecto a cómo se están ejerciendo los recursos.

“El servicio de ese tipo cuenta con una flota cercana a 35 mil unidades, de las cuales 63 por ciento son microbuses modelo 1992 o anteriores, y 96.5 por ciento de los títulos concesión están vencidos”.

No desaparecerá el transporte subsidiado

El titular de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi), Armando Quintero, negó que el gobierno capitalino tenga contemplado desaparecer RTP.

En entrevista con esta casa editorial dijo que si bien es cierto que la paraestatal tiene un importante déficit, se están buscando mecanismos para inyectarle presupuesto.

“Tenemos claro que hay muchas cosas que hacer en cuanto al transporte se refiere. Pero es un proyecto que se está atendiendo de manera integral”.

Explicó qué la Red de Transporte Público correrá en el tramo de Periférico -del Toreo de Cuatro Caminos a Muyuguarda- y que esa es una prueba de que RTP no será sepultada.

“En el 2009 invertimos en la compra de 145 camiones. Si fuéramos a desaparecer la paraestatal no hubiéramos invertido más”.

Respecto al flujo de inversión que se autorizo para la modernización del transporte público concesionado, explicó que esa es otra partida y que sólo servirá para avalar la compra de los empresarios.

“Creo que son temas distintos y no vamos a dejar de mejorar el parque vehicular. Es importante que la ciudadanía siga contando con el subsidio de dos pesos”.


Notas relacionadas

Ene 28, 2015
Lectura 5 min

SUBSIDIOS

Ahora o nunca

Rolando Hinojosa


Ene 28, 2015 Lectura 5 min

Oct 11, 2012
Lectura 5 min

SUBSIDIOS

Nutriendo a la obesidad

Eduardo Flores


Oct 11, 2012 Lectura 5 min

Comentarios