¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

EXPOFRAUDE

El tianguis del dispendio electoral

Predeterminado del sitio

Una enorme rata de dos patas se pasea de un lado a otro. Lleva sobre su hombro derecho un cobertor rojo doblado. El mismo tiene impresa la frase “Compromiso por México” y las siglas de los partidos PRI-PVEM. 

En las manos sostiene plumas, billetes y encendedores. Y sobre la playera que reza “Ganando Enrique Peña Nieto, ganamos los mexiquenses” lleva cruzada una banda formada con tarjetas telefónicas donde se ve al priista sonriente, confiado.


Ago 13, 2012
Lectura 3 min
portada post

Una enorme rata de dos patas se pasea de un lado a otro. Lleva sobre su hombro derecho un cobertor rojo doblado. El mismo tiene impresa la frase “Compromiso por México” y las siglas de los partidos PRI-PVEM. 

En las manos sostiene plumas, billetes y encendedores. Y sobre la playera que reza “Ganando Enrique Peña Nieto, ganamos los mexiquenses” lleva cruzada una banda formada con tarjetas telefónicas donde se ve al priista sonriente, confiado.

La rata humana hace proselitismo postelectoral abierto, descarado. La muchedumbre ve en ella la personificación perfecta del hurto de la elección presidencial. Por ello, las mujeres la videan, los hombres le toman fotos y varios niños la ven de reojo. 

Es la digna representante del stand del Estado de México, uno de los 32 montados en el perímetro de la Plaza de la Constitución donde ayer se exhibió la Expo Fraude 2012.

Representantes de todos los Estados del país, que forman parte de la coalición Movimiento Progresista, acudieron al Zócalo de la Ciudad de México para mostrar cientos de pruebas con las que, aseguran, se compró el voto.

Al recorrer las carpas uno piensa que ya ha visto todo a través de fotos y videos que circulan por las redes sociales. 

Pero no es así. Nuevos objetos, utensilios y tarjetas saltan a la vista. El gran tianguis del dispendio electoral termina sorprendiendo a los visitantes.

Cafeteras, sombras de ojos, delantales, comales, estufas eléctricas, espejos, relojes. Zepelíns, destapadores, bolsas de arroz, frijol, pasta, harina; botiquines, gorras, sombrillas, playeras, teclados multimedia, celulares. Saleros, termos, tópers, cazuelas, cd’s de música pop, perfumes, labiales, llaveros, loncheras, tazas, bolsas, lentes sol, balones de fútbol, reglas, gel de manos y abanicos. 

Hay stands como el de Zacatecas, Tabasco, Guerrero, con montones de estos objetos. Muchos vieron al fin esas tarjetas que dicen sirvieron para triangular dinero ilícito para la campaña de Peña. Son decenas y decenas. Soriana, Monex, Premia Platino, la Tamaulipeca, la Choca; la buen vecino, la Jalpaneca, la mensajera de tu salud.

Los comentarios indignados, las mentadas de madre, las risas incrédulas se oyen por doquier. Los representantes estatales relatan lo que atestiguaron y denunciaron. Pasadas las dos de la tarde Andrés Manuel López Obrador recordará lo que muestra la Expo Fraude. 

“Pruebas suficientes para invalidar (la elección), pruebas que los abogados llaman contundentes, se utilizó dinero a raudales para comprar la voluntad de la gente, sobre todo de la gente más humilde y desposeída. Lo más inmoral: tráfico con la pobreza de la gente”.

Más tarde los kilos y kilos de evidencias recolectadas se depositaron al pie de la asta bandera de México. Fueron depositadas en un camión de 25 toneladas para ser llevadas hoy al Tribunal del Poder Judicial de la Federación.

Comentarios