Cada vez que hay elecciones presidenciales en Estados Unidos (EU), los republicanos se dividen en dos: aspirantes que buscan el voto latino y aquellos que atacan a los migrantes para apelar a la base de votantes conservadores.

Así lo reflejan los comentarios del magnate Donald Trump, quien en su lanzamiento insistió en que los migrantes que México manda crimen, drogas y violadores, por lo que es necesario construir un muro en la frontera.

Opiniones similares han expresado otros precandidatos republicanos, como el senador de Texas Ted Cruz y el exgobernador texano Rick Perry, quienes han criticado el flujo migratorio de México e insisten en “asegurar la frontera”. 

Pero las estadísticas de organizaciones no gubernamentales, universidades e investigadores no sustentan las declaraciones de estos políticos conservadores.

‘No hay crisis migratoria’

Reporte Indigo publicó en el 2014 una investigación de la Universidad de Rice, en Houston, que reveló que no hay una crisis migratoria en el límite entre México y Estados Unidos, pues está en uno de sus niveles más seguros en la historia.

El reporte informa que en el 2013 hubo 400 mil arrestos de indocumentados en la frontera, lo que representa un decremento del 64 por ciento con respecto al 2004, cuando se reportaron alrededor de un millón 100 mil detenciones. 

La caída de las detenciones, afirman los investigadores, no se debe a que más latinos logran cruzar, sino a que la recesión económica de EU y el incremento de 50 por ciento en la vigilancia fronteriza desincentivan la migración. 

“La realidad es que no hay una crisis migratoria, no estamos ante una ola migratoria, ni dentro de Estados Unidos ni en la frontera”, expresó entonces Tony Payan, coautor de la pesquisa y director del Centro México del Instituto Baker.

“Es una ala del partido republicano que piensa que todavía hay capital político por cobrar en crear un pánico moral público alrededor de la frontera y de los migrantes”, argumenta.

Inmigración cero

El expresidente Bill Clinton descalificó las declaraciones de Trump al señalar que la inmigración neta de EU a México es cero desde el 2010.

“Lo que él dijo de los mexicanos estuvo…simplemente incorrecto. Básicamente entre 2010 y 2014, no hubo migración neta de México. ¿Eso sorprende? Todo lo que leemos es sobre violencia y drogas”, indicó Clinton en The Daily Show.

El sitio Politifact confirmó la veracidad de esta declaración con cifras del Pew Research Center, Centro para Estudios de Inmigración y el Instituto de Política Migratoria.

Necesarios para el empleo

La organización American Progress publicó un estudio en el 2013 en el que estima que se necesitarán 58.6 millones de personas entre el 2010 y el 2030 para reemplazar a personas que se retiran del mercado laboral en EU. 

 Además, señala la investigación, habrá 24.2 millones de nuevos empleos que representarán un crecimiento. 

Cerca de 31.5 millones de los 83 millones de nuevos trabajadores serán nuevos inmigrantes o sus hijos.  

“Sin la población inmigrante, la fuerza laboral de la nación no sería suficiente para reemplazar el número estimado de trabajadores que se retirarán de la fuerza laboral entre el 2010 y el 2030”, concluye el estudio. 

“Nuestros pronósticos indican que 51.3 millones de nativos y de padres no inmigrantes entrarían al mercado laboral en este periodo. Esa número se queda corto por 7.3 millones de personas a la cifra de trabajadores que se retirarán”.