El saldo del desfalco al hospital veterinario

Una investigación de la Contraloría General de la Ciudad de México revela que el hospital veterinario capitalino tuvo un desfalco de casi medio millón de pesos que se reflejó en falta de medicamentos y estudios entre 2016 y 2017

El hospital veterinario capitalino tuvo un desfalco de casi medio millón de pesos entre 2016 y 2017

El hospital veterinario capitalino tuvo un desfalco de casi medio millón de pesos entre 2016 y 2017

Comparte esta nota

El Hospital Veterinario de la Ciudad de México, en la alcaldía de Iztapalapa, tuvo desfalcos económicos de casi medio millón de pesos que provocaron el deterioro del servicio.

La clínica es la primera en su tipo en la CDMX en ser pública y de bajo costo. Su inauguración en febrero de 2016, aún en el sexenio pasado, significó un gran avance en los derechos de animales.

Asociaciones animalistas aplaudieron el esfuerzo, pero al poco tiempo comenzó el deterioro de la nueva institución.

El 6 febrero de 2019, la actual titular de la Secretaría de Salud (Sedesa), Oliva López, dio a conocer en conferencia de prensa que el hospital sufrió malas gestiones por parte de la administración anterior que encabezó Miguel Ángel Mancera como jefe de Gobierno y Armando Ahued como secretario de salud.

Los señalamientos que hizo la actual secretaria fueron por la falta de medicamentos y la incapacidad del nosocomio para poder realizar estudios a los pacientes.

Locatarios de calles aledañas al hospital afirman que hace un año se notaba un deterioro del lugar y lucía descuidado. Actualmente, con el nuevo gobierno, indican que mejoró el servicio.

El pasado 7 de septiembre, la contraloría general de la capital entregó a la Sedesa el resultado de una investigación en la que se confirmaron las anomalías, según el portal de Obligaciones de Transparencia de la dependencia de salud.

En la indagatoria, en poder de Reporte Índigo, se muestra que durante 2016 y 2017 hubo ingresos no registrados, robo de recursos por parte de trabajadores, devoluciones de dinero no justificadas e irregularidades en la nómina

La desaparición de dinero del hospital veterinario

De acuerdo con la investigación de la Contraloría General de la Ciudad de México, con número de folio A-1/2018 con clave 1-6-8-10, realizada a la Sedesa, lo más grave fue que una funcionaria sustrajo la cantidad de 235 mil pesos en el mes de noviembre de 2016.

La indagatoria revela que Angélica Flores Meza, responsable del registro y depósito de los bienes, no ingresó a la cuenta bancaria de la dependencia una cantidad de 235 mil 210 pesos.

Después del 25 de noviembre, día en que tenía que depositar los recursos, Flores Meza no se volvió a presentar a su trabajo.

“El 25 de noviembre de 2016, sin informar de su salida y sin aparente justificación, dejó de asistir a sus labores posteriores”, indica la constancia de hechos del 1 al 5 de diciembre de 2016 que el hospital veterinario entregó a la contraloría.

Flores Meza, además de no volverse a presentar a trabajar, no estaba adscrita al Hospital Veterinario de Iztapalapa. Lo que representa una anomalía en la nómina del lugar.

“Estaba asignada al Hospital de Topilejo la servidora pública con número de empleado 948676, plaza 160004704, RFC FOMA86080251, contratada bajo el régimen laboral de nómina 8, con funciones en el Hospital Veterinario como Enlace Administrativo y de Actividades”, detalla la indagatoria.

Tras esto, en el mismo mes de diciembre de 2016, la directora médica del Hospital pidió la intervención de la subsecretaría de Servicios Médicos e Insumos y a las Direcciones de Recursos Financieros y Humanos de la Sedesa.

En noviembre de 2016, una funcionaria sustrajo más de 235 mil pesos y ya no regresó a trabajar, de acuerdo con la indagatoria de la Contraloría General de la Ciudad de México

Sin embargo, incumplió con el inciso 56 de las Reglas Para la Autorización, Control y Manejo de Ingresos de Aplicación Automática por no denunciar ante la Procuraduría Fiscal el desfalco de los recursos.

Además de esto, hay 33 mil pesos de ingresos del mismo periodo que no cuentan con un comprobante, con lo cual, la Sedesa tuvo una pérdida total de 266 mil pesos.

Las autoridades del hospital también procedieron mal al momento de iniciar la denuncia correspondiente ante las instancias judiciales.

El 6 de marzo de 2018, la Contraloría Interna de la Sedesa, como parte del seguimiento al caso, solicitó a la Dirección General de Administración del hospital, entre otras cosas, copias de diversos documentos con la información de la denuncia, acciones y estado actual de los ingresos faltantes.

El 20 de marzo de 2018, el órgano remitió copia de la denuncia presentada el 25 de octubre de 2017 ante la Fiscalía Central de Investigación de Delitos Cometidos por Servidores públicos.

Acto por el que se volvió a incurrir en una anomalía.

“Once meses después de acontecidos los hechos fue presentada la denuncia sin cubrir las acciones diligentes y efectivas para recuperar el faltante citado”, señala el órgano de control.

Además, 168 recibos con un importe de 47 mil 280 pesos, que forman parte del faltante, no están considerados en la denuncia debido a que no se entregaron como parte de las pruebas.

Devoluciones injustificadas

El nosocomio especializado en animales de compañía realizó en 2016 y 2017 la presunta devolución de dinero a propietarios sin argumento por un monto de 205 mil 294 pesos.

La Contraloría encontró que la devolución de los recursos, que se aplica cuando no se realiza un estudio o servicio cubierto monetariamente, no contó con la documentación que sustente su legalidad.

“Se realizó una devolución de ingresos a propietarios mascotas por un monto de 205 mil 294 pesos, cuyos expedientes no cuentan con la documentación de soporte como la solicitud del usuario, identificación oficial, póliza cheque, comprobante fiscal y oficio de autorización”, señala la investigación.

Dichos 205 mil pesos se suman a los 235 mil 210 de desfalco que no depositó la funcionaria encargada, más los 33 mil no registrados, que arrojan un total de 473 mil 304 pesos.

La Contraloría recomendó a la Sedesa dar seguimiento por la vía judicial a la denuncia presentada por el desfalco de los 235 mil pesos así como a las actividades que realizan los responsables de la captación, operación, reportes diarios y mensuales para su depósito en la cuenta respectiva.

También puedes leer: Morena busca garantizar derechos de animales como seres vivos

Salir de la versión móvil