¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

ELGüEROPALMA

El retorno de un narco

J. Jesús Lemus

Cuando Héctor Luis Palma Salazar, mejor conocido como “El Güero Palma”, fue detenido en junio de 1995, la justicia mexicana le auguraba una estancia de por vida en la cárcel. Pocos de los que conocieron los hechos de su captura pensaron en la posibilidad de vivir para ver el momento de su liberación; el plazo llegó.


Jun 12, 2016
Lectura 7 min

En junio de 2001,’El Güero Palma’ envió una carta al juez de la causa y expone su verdad y realidad en Puente Grande

Cuando Héctor Luis Palma Salazar, mejor conocido como “El Güero Palma”, fue detenido en junio de 1995, la justicia mexicana le auguraba una estancia de por vida en la cárcel. Pocos de los que conocieron los hechos de su captura pensaron en la posibilidad de vivir para ver el momento de su liberación; el plazo llegó.

Tras ser extraditado a Estados Unidos, luego de una estancia de 21 años en la cárcel, la justicia de aquel país ha considerado que el que fue calificado en su momento como uno de los más importantes miembros del narcotráfico, ya cumplió con la sociedad. “El Güero Palma” fue transferido el viernes a la custodia de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (ICE) por la Oficina de Prisiones, y posteriormente fue liberado.

Especialistas, como el periodista y escritor Luis Carlos Sainz, consideran que tras su liberación, “El Güero Palma” habrá de reinsertarse de nueva cuenta dentro del cártel de Sinaloa, del que nunca se distanció, y de donde siempre fue parte importante de la cúpula.

El regreso del “Güero Palma” al cártel de Sinaloa, de acuerdo a Luis Carlos Sainz, periodista especialista del semanario Zeta, sería no solo “porque no sabe hacer otra cosa”, sino por su cercana relación con su compadre y amigo, Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien en teoría no tiene sucesor dentro del cártel.

La tesis del retorno del “Güero Palma” al cártel de Sinaloa también se cimenta en el estudio socio criminal practicado en el interior de la cárcel federal de Puente Grande –del que Reporte Indigo tiene una copia en su poder-, en donde se señala al hoy ex narcotraficante como una persona “capaz de adoptar el rol del líder negativo, ya que es poseedor de una notable capacidad para planear, organizar, de análisis y síntesis, con un profundo sentimiento de ser especial…”.

Pero contra la verdad institucional, se expone la verdad del propio “Güero Palma”. En una carta enviada al juez de la causa, en junio del 2001, en el mismo año en que se le practicó el estudio psicocriminal en Puente Grande, Héctor Luis Palma aseguró: “yo nunca he sido una persona problemática…siempre me he sujetado al reglamento… siempre me dirijo con respeto ante las autoridades y también con mis compañeros”.

Esa visión personal, que “El Güero Palma” tuvo de sí mismo durante su reclusión en Puente Grande, es la que nunca le desmotivó a contemplar una día su salida de la cárcel. En Junio del 2001, también escribió al juez de la causa una petición para que cesara el hostigamiento que sentía en su contra por parte de las autoridades penitenciarias federales.

En su momento, “El Güero Palma” pidió que se le quitara el aislamiento en el que se le mantenía. “Creo yo –escribió de su puño y letra- que no es correcto que se me tenga en este lugar no deseado tanto tiempo; ya que necesito plena tranquilidad como cualquier persona que estoy en proceso para volver a reincorporarme a la sociedad, y sobre todo con mi familia que con mucho gusto sé que me espera; en el momento en que cumpla”.

“El Güero Palma” fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero del 2007, en donde se le impuso una pena de 16 años de cárcel por el delito de introducción de 50 kilogramos de cocaína.

Tras pedir disculpas y declararse culpable, el juez Larry Alan Burns recomendó al sistema penitenciario de California una disminución de la condena, aceptando la petición del interno de la posibilidad de la libertad condicional.

En México ya no se le siguen procesos penales, según lo ha podido confirmar una fuente de la Procuraduría General de la República, por lo que a partir de este sábado, el que fuera el más importante de los socios de “El Chapo” Guzmán, pasará a ser un hombre semi libre, porque el gobierno de Estados Unidos ha recomendado que pase 5 años portando un brazalete electrónico que ubique su posición geográfica.

Sin pendientes con la justicia

De acuerdo al estudio jurídico que se le practicó a Héctor Luis “El Güero” Palma, a su ingreso a la cárcel federal de Puente Grande, el ahora liberado fue considerado uno de los principales narcotráficos de México en la década de los 90; en casi el 80 por ciento de los procesos penales que se abrieron por narcotráfico en el estado de Sinaloa, salió a la luz el apodo de “El Güero Palma”.

Para la dirección jurídica de la cárcel federal que lo contuvo de 1995 al 2007, “El Güero Palma” estuvo en calidad de indiciado en por lo menos 22 procesos penales y seis averiguaciones previas, la mayoría de las veces fue por delitos contra la salud, asociación delictuosa y portación de arma de fuego. Cuatro averiguaciones y dos procesos se le instruyeron por el delito de homicidio.

A la fecha, todos los autos en donde se le indició al “Güero Palma” por su conducta antisocial, se encuentran cerrados. Su estancia de casi 11 años en la cárcel federal de Puente Grande y posteriormente en la de Almoloya, le fue suficiente para saldar su deuda con la sociedad.

Procesos penales por pagar

> 115/94 en el estado de México: por porta-ción de arma prohibida

> 115/89 y 34/88 de Ciudad Obregón: por acopio de armas y contra la salud

> 122/89 de Ciudad Obregón: por adquisición de cocaína con fines de comercialización

Un reo complicado

Durante su estancia en la cárcel federal de Puente Grande, Héctor Luis “El Güero” Palma, bajo el argumento de observar su evolución dentro de las terapias carcelarias, tuvo un seguimiento permanente por parte del gobierno federal. Así lo revela el estudio psicocriminal en poder de Reporte Indigo, en donde se le considera un reo “aplicado en tareas académicas, pero con tendencia a la manipulación”.

El expediente  0461/PG/95, explica con lujo de detalle la forma en que “El Güero” Palma participó activamente en labores de esparcimiento, entre ellas, escultura, pintura, pirograbado y dibujo.

Pero también refiere que el reo tiende “a manipular a sus compañeros… asumiendo el rol de líder negativo”. El estudio psicológico dice que “El Güero” Palma se dirigía con altanería a la autoridad carcelarias y con amenazas hacia sus compañeros.

“No presenta logros en su tolerancia a la frustración, y demora los juicios auto y heterocríticos. Se percibe habilidad para adaptarse a la vida social o medio en el que se inserta, pero lo realiza con marcado egocentrismo e indiferencia afectiva. Adopta el rol de líder negativo, ya que es poseedor de una buena capacidad para planear”, dice el texto oficial sobre “El Güero” Palma.

Procesos pagados

> 39/39 en Sonora: por delitos contra la salud

> 2050/98 en Sonora: por amenazas y daño en las cosas

> 16/2001-III en el Distrito Federal: por delincuencia organizada, evasión y cohecho

> 391/93 y 423/93-C en Jalisco: por homicidio y asociación delictuosa

> 79/93 en el Distrito Federal: por homicidio y asociación delictuosa

> 310/88 en Culiacán: por posesión de mariguana y cocaína

> 303/93-A de Jalisco: por homicidio

> 74/94, 51/96 y C.A.27/95 de Toluca: portación de arma de fuego exclusiva del ejército

> 5/97-B en Jalisco: por homicidio, lesiones y tentativa de homicidio

> 9/90 de Culiacán: por homicidio y secuestro

> 212/86 de Culiacán: por transportación de mariguana y cocaína

> 148/94 en Toluca: por uso indebido de insignias y portación de arma prohibida

> 101/95 de Jalisco: por acopio de armas

Comentarios