Patrick Lolliger vivió sus mejores momentos como deportista en el remo; sin embargo, su vida no estaría completa sin su otra pasión.

Golpeados, heridos, sin comida, bajo las inclemencias de la naturaleza, padeciendo las peores perversiones de los humanos, ignorados, sin amor. Esa es la realidad que viven los cerca de 12 millones de perros callejeros que, de acuerdo con el INEGI, se calcula hay en México, cifra que se incrementa en 500 mil cada año.

Rescatarlos a todos es una misión casi imposible, pero hay quienes buscan aportar en una labor titánica que más allá de actuar directamente con los animales se debe basar en educar al humano que tiene la capacidad de entender lo que representa el abandono.

Con apenas ocho años, un pequeño niño no se podía permitir ver animales abandonados que se encontraba en su camino, por lo que comenzó a llevarlos a su casa, desde el primero que fue un gato, hasta seguirse con perros, tortugas y un caballo.

Tiempo después, ese niño con la pasión de ayudar a los animales creció y se convirtió en uno de los mejores deportistas mexicanos en remo. Patrick Lolliger, quien a la par de la fortaleza en el agua a bordo de su bote siguió ayudando a los animales, hasta que fundó Mexiperro, una asociación que se caracteriza por rescatar perros y ante la falta de adoptantes en México llevarlos a Canadá, donde les espera una mejor vida.

“Mexiperro nació para concientizar a la gente para que se diera cuenta del problema que existe en nuestro país sobre el abandono y maltrato animal, de cómo una tenencia responsable de tu mascota también es importante.

“Después, rescatando perros dejamos de encontrarles un hogar aquí en México porque ya era prácticamente imposible, ya todos nuestros amigos, familiares, habían adoptado alguno, se nos acababan los candidatos y encontramos la forma de enviarlos en adopción a Canadá, un país donde no hay perros de la calle, sí llega haber abandonados, pero todos tiene chip, se le identifica, se le multa al dueño, se les vuelve a encontrar casa”, relata Patrick en entrevista con Reporte Índigo en Puebla.

2
Meses es el tiempo promedio para una adopción en Canadá, mientras en México llega a ser de 8 años

El trabajo lo realizan en conjunto con asociaciones de Canadá, las cuales se enfocan en buscarles casa a los canes rescatados en México. Mexiperro se encarga de poner a disposición los perfiles de los disponibles para adopción y prepararlos para que sepan convivir con niños, adultos y con otros animales.

“Todas las adopciones han sido exitosas, hace dos semanas estuvimos allá visitando desde el primer perro que mandamos hace tres o cuatro años hasta los más recientes, fuimos a las casas y nos da tanto gusto ver lo bien que están todos, creo que hay mucha diferencia cultural, aquí en México en muchos lugares no se acostumbran a sacar a pasear a las mascotas, darle la atención, se piensa que la mascota es un accesorio de moda, allá existe más conocimiento de cómo tratar a los animales”, asegura el atleta.

Educar a la gente, el consejo de Patrick Lolliger

El rescate de los animales no se queda solo con sacarlos de la calle y llevarlos a un hogar, sino intentar que los índices de abandono reduzcan y para ello es necesario educar a la población mexicana, que entiendan desde que los animales no son accesorios de moda hasta las necesidades que representa tener un ser vivo como compañía

Uno de los motivos por los que las personas lanzan a sus mascotas a la calle es por el mal comportamiento, actitud que no depende totalmente del animal, por lo que en conjunto con la empresa Febreze llevarán a cabo campañas de concientización, vacunación, esterilización y dar pláticas a los dueños para presentarles las mejores opciones de entrenamiento para los perros, a fin de tener una mejor convivencia y reducir las posibilidades de abandono.

“A un perro no lo tienes nada más que cansar físicamente, también lo tienes que cansar mentalmente, es como cuando tú vas a la escuela, de la universidad, del trabajo, llegas muy cansado pero es porque tu mente estuvo muy activa, en un perro es lo mismo, tienes que enseñarle a cansarle la mente, esto puede ser desde entrenamientos, a sentarse, a dar la pata, o también hay juegos que ayudan a que esté más activo mentalmente y se cansé más y en la casa esté más tranquilo, explica Lolliger.

Regalos navideños

En épocas decembrinas suele ponerse de moda regalar animales a los niños; sin embargo, a mediados del siguiente año comienza a aumentar el número de ‘callejeros’, pues es cuando los adultos se dan cuenta que tener una mascota no es sencillo y muchas veces optan por botarlos de sus casas, por lo cual Mexiperro pide que se tenga mucho cuidado con esta clase de obsequios.

“No hay que humanizarlos pero sí ser humanos con ellos, muchas veces en Navidad se regalan los perros a los niños y un niño no se puede hacer responsable, ése es el padre. Luego de cinco meses de Navidad es cuando suben los perros abandonados, no regalen perros de Navidad si no están conscientes de que es un compromiso hasta por 15 años, mejor no lo hagan”.

Patrick Lolliger reconoce que adoptar perros que tenían un final trágico casi asegurado le ha cambiado la vida, lo mismo le han ayudado para cuando se preparaba para una competencia de remo como en sus últimas actividades como su participación en el programa Exatlón, el cual la representó estar fuera de casa, de su familia y sus mascotas durante seis meses.

Por ello, su mejor recomendación es adoptar un perro y otorgarle una vida digna.

Si quieren un perro adopten, esterilicen, no los crucen, pero muy importante que se tomen el tiempo de entrenarlos y poderlos tener muy cómodamente en la casa y que se porten bien
Patrick LolligerFundador de Mexiperro