¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

FueraPorrosDeLaUNAM

‘El Perro’ narra cómo porros integran a jóvenes a sus grupos

Icela Lagunas

Desde su experiencia como porro en la Ciudad de México, el “Perro” explica el modus operandi de este tipo de grupos presuntamente financiados por las autoridades delegaciones para desestabilizar universidades públicas y reventar elecciones


Sep 10, 2018
Lectura 6 min
portada post

En Avenida 100 Metros, en la Gustavo A. Madero, cerca de 150 jóvenes mostraban el músculo del temido grupo de porros “Los Heroles” del Colegio de Bachilleres Plantel 2: llegaban camiones de la delegación, de donde los trasladaban a grandes salones privados y los agasajaban con los “sonideros” de moda.

Entre ellos estaba el “Perro”, quien apoyaba a “Bubu”, uno de los líderes porriles, para mover a toda la banda a donde se necesitara: ya fuera para ir a escuelas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) o de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Desde hace poco más de diez años, el “Perro” vive del porrismo y de robar cuando la situación así lo amerita, acepta en entrevista con Reporte Índigo.

Con esa experiencia porril a cuestas relata el modus operandi de los grupos que se apoderan de las escuelas de bachillerato, preparatorias y vocacionales de la Ciudad de México.

Explica que apenas entra una nueva generación de jóvenes, se les invita a integrarse al grupo, con la promesa de obtener a cambio mucha diversión, mujeres, drogas y en el mejor de los casos dinero

El Bachilleres 2, asegura, es controlado desde hace muchos años por el “Bubu”, un santero de Tepito que recluta y se apodera de la venta de drogas en pasillos y baños de la escuela, ante la permisividad de las autoridades (a veces por miedo, otras por complacencia).

Los “Heroles” del Bachilleres 2 portan jerseys con los colores blanco y verde y las siglas JRH en alusión al “Lic Jesús Reyes Heroles”, el viejo político y dirigente nacional del PRI, desde que fue el Partido de la Revolución Mexicana (PRM). Algunos líderes porriles portan aún en su Jersey la leyenda “Heroles” (JRE).

“El Bubu es quien recibe la lana y se encarga de reunir a toda la gente, pero cuando llega nuestro aniversario nos facilitan un salón grande, los mejores sonidos y camiones. Y nos pagan los Jerseys nuevos”, dice “Perro”

Cada seis meses, la dirigencia se reúne afuera del Metro Revolución con algunos representantes de la Delegación, en este caso de la Gustavo A. Madero, donde territorialmente se encuentra el Bachilleres 2.

En esa junta, se le entrega un papel con la agenda de eventos con fechas y puntos a los que hay que acudir.

“Nos contratan para hacer desmadre, en las campañas nos contratan para evitar que se promocionen los de un partido contrario”

- El “Perro”

Presunto porro desde hace 10 años en la Gustavo A. Madero

En el lenguaje de los porros, los líderes se encargan de reunir a los chavos cuando se necesitan, a veces, simplemente se piden los camiones para salir de “shopping”, término que se utiliza para acudir a otras escuelas a robar a los estudiantes y aventar petardos a las escuelas contrarias.

“No sé qué funcionario ni de qué área de la Delegación Gustavo A. Madero atendía, sólo marcaba un número y pedíamos tres camiones para tal día, tal hora y ahí llegaban. Hemos participado en campañas, nos piden que por la noche retiremos toda la propaganda con la que se promocionan los partidos contrarios”, relata el presunto porro.

“Banda nos vemos en la Boca 17 y de ahí nos vamos de compras, que significa ir a robar a los estudiantes de otras escuelas y petardear”, describe.

Como prueba de que él forma parte de estos grupos, el “Perro” permite el acceso a grupos privados de comunicación en las redes sociales y perfiles públicos de integrantes del grupo porril “Los Heroles”.

Los líderes porriles reúnen a los chavos cuando hay algún evento, aunque a veces sólo piden los camiones para salir de “shopping”, término usado entre ellos para ir otras escuelas a robar a los estudiantes

El “Perro” está aún activo dentro de los “Heroles” del Bachilleres 2, por obvias razones de seguridad se omite su nombre real.

¿Qué pasa en la UNAM?

El escándalo de los porros de la UNAM ocurre en plena transición de los gobierno de la Ciudad de México, donde llegará a gobernar Claudia Sheinbaum Pardo y el de Presidencia de la República con Andrés Manuel López Obrador. ¿Quién mueve a los porros de hoy?, es la interrogante que detona decenas de teorías.

Juan José Cedillo Alvarado, presidente de Líderes Internacionales, un grupo que busca dar voz a los jóvenes universitarios a través de diferentes plataformas, explica que en muchos planteles de preparatorias y universidades públicas hay evidencia y obviedad de la presencia de los porros y la permisividad de las autoridades.

En medio de la efervescencia por la que atraviesa la UNAM luego del ataque de porros a estudiantes del CCH Azcapotzalco que protestaban en la explanada de Rectoría el pasado 3 de septiembre, la exigencia de sacar a los porros de la UNAM se ha extendido a otras casas de estudios, como el IPN y el Colegio de Bachilleres.

Los grupos de porros que atacaron y fueron exhibidos en redes sociales llegaron de manera organizada desde CCH Vallejo, CCH Azcapotzalco, CCH Naucalpan, así como de la Prepa 9.

Ante este contexto, Líderes Internacionales analiza la crisis de la Máxima Casa de Estudios y coincide en señalar que hay una clara intención de desestabilizar a la UNAM.

“Sí responde a la transición, puede ser el mecanismo para obligar a una mesa de negociaciones”, dice Juan José Cedillo Alvarado.

El viernes, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, dio a conocer la detención de dos personas por las agresiones del 3 de septiembre a estudiantes de la UNAM.

El funcionario informó que uno de los detenidos aparece en las imágenes de redes sociales mientras agrede a los alumnos y ya fue identificado como Erick “N”, mientras que el otro se llama Joel “N” y fue referido por diversas personas como participante en la agresión en Ciudad Universitaria.


Notas relacionadas

Sep 20, 2018
Lectura 3 min

Sep 13, 2018
Lectura 3 min

Comentarios