"Creo que el PAN sí tiene un riesgo de irse encaminándose hacia su fin, o hacia muchos años de desgracia”

Rafael Giménez Valdés

Ex jefe de estategia

El PAN posiblemente no logre recuperarse de su postración actual. Así opina Rafael Giménez Valdés, quien fuera jefe de estrategia en la campaña de Josefina Vázquez Mota.

Y es que el blanquiazul ya no proyecta la imagen de honestidad como algún día lejano lo hiciera.

Las historias de corrupción de los alcaldes del Estado de México, como las de otras localidades del país, dejan mal parado al partido que una vez fue “decente” y que con tal perfil se vendía a los electores.

Por eso, considera el también ex Coordinador de Opinión Pública de Presidencia de la República, este desastre va mucho más allá de ser un asunto de comunicación social. Que prácticamente ha sido el único que reconoce el Presidente Felipe Calderón y bastantes panistas más, como principal causa de su debacle el 1 de julio.

Que no supieron comunicar bien sus logros, sus éxitos y avances. Eso, para muchos, fue el factor fundamental de irse a un tercer lugar. Y se la han pasado repitiéndolo los últimos meses.

“Yo creo que eso ya no es solo un problema de comunicación, sino de acción política”, dice el morelense.

Ante un escenario tan complicado como el actual, ¿es el presidente Gustavo Madero el indicado para concretar la “resurrección” del PAN?

Contesta que resultaba mucho más caótico elegir un nuevo presidente en ese contexto, porque ya no hay nada que sostenga al partido.

El gobierno federal, que era como un soporte, ya no lo es. La salida de Madero lo que “iba a provocar es una desintegración brutal… Iba a provocar un caos y no un beneficio”. Por eso fue mucho mejor que permaneciera en su puesto.

PAN secuestrado

“Yo más bien sigo viendo un PAN secuestrado por grupos organizados. A nivel local y a nivel federal”, evalúa.  Habla de grupos “de derecha”, y de grupos que se dicen calderonistas.

Y advierte:

“Creo que el PAN sí tiene un riesgo de ir encaminándose hacia su fin, o hacia muchos años de desgracia. Es un riesgo muy serio”.

En contraste hoy, cuando el PAN ha ido por candidatos ciudadanos, como el caso de Isabel Miranda de Wallace para el DF, le han hecho un vacío o la han tratado muy mal.

El PAN entonces –dice el experto en opinión pública- tenía la permeabilidad para recibir a un líder así. Y el PAN de hoy no tiene esa capacidad que tuvo en los ochentas.

“Hoy en día, el PAN maltrata a los candidatos ciudadanos. Los expulsa y los trata a patadas. Como a Isabel Wallace… Era una buena persona. ¿Y cómo la trataron? A patadas”.

Crisis con los jóvenes

¿Y los jóvenes? –se pregunta-. Es la misma crisis. 

“Un PAN que se ve viejo, rancio. Que no tiene capacidad de asimilar cosas nuevas. No tiene posibilidad de atraer a jóvenes. Cada elección, en las encuestas de salida, hay menos jóvenes que proporcionalmente votan por el PAN. Cada vez es más vieja la militancia”.

Giménez observa que su partido está hoy “secuestrado” por grupos organizados que controlan plazas.

Por ejemplo –dice- en el Estado de México “veo un grupo como el del senador Ulises Ramírez, controlando las instancias del partido y demás. No es un grupo religioso, no es un grupo ideológico, sino un grupo que pragmáticamente controla al partido. Y que probablemente lo siga controlando los próximos tres años”.

En Morelos estaría sucediendo lo mismo. 

“¿Cómo es posible que en una sociedad como la de Cuernavaca, como Cuautla, como Jiutepec, lo más que nos da es para sacar un candidato como Adrián Rivera? Fue un candidato terrible. Que devastó al partido en Morelos”.

El caso de Jalisco también es notorio, opina Giménez. Cambiaron las reglas del juego y no sale ninguno de los candidatos que pudieran haber sido competitivos, como Alfonso Petersen. 

Era una opción ciudadana, que fue alcalde de Guadalajara y secretario de Salud. Y no era de grupos organizados.

Son tres ejemplos donde el PAN demostró una gran distancia con la ciudadanía. 

¿Y qué pasó en los tres estados, Morelos, Estado de México y Jalisco? Tercer lugar en los tres, dice el panista.

En el Distrito Federal las cosas no son diferentes.

“El PAN está secuestrado por Mariana Gómez del Campo. Prefieren dejar el partido en manos de un perfil como el de Juan Dueñas, que en manos de un perfil ciudadano”.

Concluyendo, en estas condiciones –dice Rafael Giménez-, no se sabe qué podría hacer Acción Nacional para elegir un candidato para las elecciones del 2018.