Luego del boom de las candidaturas independientes entre 2015 y 2018, la contienda electoral de este 2021 carece de estas figuras en campañas de alto perfil. Aunque por esta vía se disputaron gubernaturas y hasta la Presidencia de la República, especialistas consultados por Reporte Índigo coinciden en que los requisitos para aparecer en la boleta, así como los resultados que entregaron quienes fueron electos, terminaron por afectar el que esta se consolidara como una alternativa.

El próximo 6 de junio se renovarán 15 gubernaturas estatales y solo hay un candidato independiente en campaña: José Arturo Segovia, exrector de la Universidad Potosina y quien marcha muy por detrás de los abanderados del PAN, Morena o incluso el Partido Verde por el Ejecutivo de San Luis Potosí.

En las 32 entidades del país se celebrarán elecciones para cargos locales, estatales y federales, sin candidaturas independientes compitiendo contra los abanderados partidistas.

Jorge Castañeda fue pionero de las candidaturas independientes. En 2006 trató de competir por la Presidencia por esta vía y, al serle negada la posibilidad, llevó su caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Para 2018 respaldó la aspiración presidencial del experredista Armando Ríos Piter, ambos terminaron por sumarse a las campañas de PAN y PRI. En entrevista con Reporte índigo explica las problemáticas, legales y políticas, que dificultaron esta alternativa en 2021.


La ley del 2014 estaba mal hecha, sobre todo para entidades más grandes como estados o la Presidencia de la República. Se piden demasiadas firmas con demasiadas restricciones, demasiadas condiciones, sin financiamiento

Jorge Castañeda

Excanciller e impulsor de las candidaturas independientes

“Ya se vio en 2018 lo difícil que es conseguir las firmas y los incentivos que hay para que la gente haga trampa. Como Margarita Zavala, “El Bronco” o, a su manera, Armando Ríos Piter”, explica el excanciller de Vicente Fox.

Asegurando que el marco legal impide que las candidaturas independientes sean una alternativa para la ciudadanía, Castañeda considera que, junto a su figura jurídica, hacen falta más modificaciones al sistema electoral como la segunda vuelta electoral.

Ascenso y caída de candidatos independientes

Producto de las reformas político-electorales entre 2012 y 2014, en 2015 el expriista Jaime Rodríguez, logró ganar en Nuevo León, siendo el primer independiente en la época moderna en lograr una gubernatura. Pedro Kumamoto irrumpió en el Congreso de Jalisco con la consigna “Vamos a Reemplazarles”. El expanista Alfonso Martínez ganó la alcaldía de Morelia y un año después el conductor de televisión Armando Cabada ganó en Ciudad Juárez.

Para 2018 hubo dos independientes en la contienda presidencial, “El Bronco” y Margarita Zavala. Kumamoto se lanzó por el Senado y su plataforma, WikiPolítica, impulsó aspirantes en 10 entidades del país.

En Jalisco se registraron 122 independientes a presidencias municipales y diputaciones locales. Solo dos fueron electos: los alcaldes René Ruelas, en Villa Corona; y Daniel Carrión, En San Pedro Garza García, Nuevo León, triunfó Miguel Treviño.

El declive se mantuvo en las elecciones locales de 2019. Candidatos independientes disputaron sin éxito alcaldías de Baja California, Aguascalientes y Durango, así como buscaron llegar a las legislaturas de Quintana Roo y Tamaulipas, pero fueron arrollados por Morena y el PAN. En 2020, dos independientes fracasaron en sus campañas por el Congreso de Coahuila, para el que el PRI se llevó el carro completo, y solo Joel Elías Paso logró la presidencia municipal de Tecozautla, Hidalgo.

Si bien Castañeda rechaza que la figura independiente se haya desgastado, apunta a las gestiones de quienes sí lograron victorias por la vía independiente. Particularmente en el caso de “El Bronco”, quien inició su último año de administración con un nivel de aprobación menor al 35 por ciento.

Doble discurso

Tras fracasar en 2018, Kumamoto y WikiPolítica fundaron el partido local Futuro Jalisco. Margarita Zavala buscó el registro nacional de México Libre y, al no poder, regresó al PAN. Mismo partido que recibió a allegados de “El Bronco” de cara al fin de su mandato. Armando Ríos se acomodó como dirigente de Fuerza Por México. Incluso Armando Cabada, quien logró la reelección en Ciudad Juárez en 2018 como independiente, se sumó a Morena y hoy aspira ser su diputado federal.

La falta de congruencia de quienes aspiraban a reemplazar a los partidos políticos ha causado desconfianza y poca credibilidad por parte del electorado, considera José Manuel Urquijo, estratega político e integrante de la Red de Jóvenes Políticos de las Américas. Señalando particularmente el caso de Kumamoto, quien hoy compite por la presidencia municipal de Zapopan entre reclamos por haber fundado un partido luego de prometer “reemplazarlos”.

“Sí se buscó hacer candidaturas independientes, pero al final se necesita el presupuesto público para financiar los trabajos políticos, electorales. Algunos dirán que es mucho, otros que es poco, pero se necesita ese tipo de organización. Evidentemente Kumamoto y su equipo de WikiPolítica se dieron cuenta que no es rentable, es mucho más complicado y que se lucha contra aparatos partidistas que llevan años”, explica.

Urquijo apunta a las altas expectativas que despertaron en la ciudadanía las candidaturas independientes, la cual no se tradujo en un cambio al modelo de partidos que prometían.

“Atacaba a los partidos políticos por el tema del financiamiento público que reciben, toda esta parte del discurso populista que tienen los independientes normalmente, y ahora son parte de lo que criticaban. Eso también deteriora la percepción que tienen los electores sobre estas figuras.”

Aunque Urquijo considera que el ciclo de los independientes concluyó, rechaza que la figura esté políticamente muerta.


En la ley está y el que quiera y pueda ser independiente lo puede hacer. Simplemente ese boom que existió, ya no es lo que hoy tenemos. A lo mejor en tres o seis años vuelve una figura independiente interesante, y probablemente vuelva a tener el auge que tuvo entonces

José Manuel Urquijo

Estratega político e integrante de la Red de Jóvenes Políticos de las Américas

También puedes leer: CEENL, poco presupuesto a candidatos independientes