¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

SHALEGAS

El nuevo tesoro

Alicia Guzmán

El gobierno se quitó el velo y mostró la cara del objetivo real de la reforma energética, apostarle al nuevo tesoro energético: el gas. 

Tal y como lo había reportado Reporte Indigo en los últimos meses, la producción de shale gas es la médula de la iniciativa que permite entrada de capital privado a Pemex. 

El presidente Enrique Peña Nieto convocó a terminar con la paradoja de tener una riqueza sobresaliente de recursos naturales, y al mismo tiempo, la necesidad de importar gas, por lo que anunció una “nueva estrategia nacional de suministro de gas natural”. 


Ago 13, 2013
Lectura 5 min
portada post

"Tenemos que ser responsables, hace 20 años éramos un país autosuficiente y ahora importamos un tercio de lo que el país necesita”

- Enrique Peña Nieto

Presidente de México

El objetivo es que para el 2014 se aumente la producción en 772 millones de pies cúbicos mensuales para alcanzar una producción diaria de mil 100 millones

El gobierno se quitó el velo y mostró la cara del objetivo real de la reforma energética, apostarle al nuevo tesoro energético: el gas. 

Tal y como lo había reportado Reporte Indigo en los últimos meses, la producción de shale gas es la médula de la iniciativa que permite entrada de capital privado a Pemex. 

El presidente Enrique Peña Nieto convocó a terminar con la paradoja de tener una riqueza sobresaliente de recursos naturales, y al mismo tiempo, la necesidad de importar gas, por lo que anunció una “nueva estrategia nacional de suministro de gas natural”. 

Fue el secretario de energía, Pedro Joaquín Coldwell, quien detalló ayer desde la residencia oficial de los Pinos, y acompañado del secretario de economía, Ildefonso Guajardo,  los  cinco ejes de acción de esta estrategia.

El primero es el incrementar la importación de gas natural líquido por barco, el segundo es aumentar la inversión en gas para tener una mayor producción nacional; ampliar la infraestructura de transporte de gas por ductos,  y explorar y evaluar las posibles reservas de aceite y gas de lutitas en territorio nacional. 

Asegurando que estas acciones, implícitas en la iniciativa de reforma enviada por el presidente Peña Nieto al Congreso el pasado lunes, contribuirán a un incremento en la producción y oferta de gas, pasando de 5 mil 800 millones de pies cúbicos mensuales a un aumento de 277 millones de pies cúbicos, para lo cual se aprobó un aumento presupuestal de 2 mil 500 millones de pesos  para Pemex Exploración y Producción. 

El objetivo, sin embargo, es que para el 2014 se aumente la producción en 772 millones de pies cúbicos mensuales para alcanzar una producción diaria de mil 100 millones de pies cúbicos.  

Otra parte de la estratega para Pemex Refinación es que este diminuya su propio consumo de gas y utilice combustóleo en lugar de gas natural, aunque esta medida es temporal, de acuerdo con los funcionarios federales. 

Así, el  presidente y sus secretarios de gobierno y de economía utilizaron el evento  como una segunda presentación de su iniciativa de reforma, para recalcar sus beneficios, re-invocar el espíritu del expresidente Lázaro Cárdenas, y  apagar las llamas de izquierda y tranquilizar a la opinión pública, repitiendo, después de salir en cadena nacional, que Pemex no se vende ni se privatiza.

Pero el meollo del asunto lo expuso claramente el presidente:  es fundamental aumentar la producción, exploración y explotación de nuestros recursos naturales, porque es una “gran contradicción y una ironía” que contemos con recursos abundantes de gas  y tengamos que importar 200 millones de pies cúbicos, un tercio de la demanda nacional.  

Peña Nieto dijo lo que el secretario de la Sener había dicho ya en meses pasados, a pesar de que no causó atención suficiente, que es intención del gobierno de emprender un mega proyecto de la explotación y exploración de gas shale y crudo en Coahuila y Veracruz, un proyecto ya aprobado de 3 mil millones de pesos para 15 años. 

“Tenemos que ser responsables, hace 20 años éramos un país autosuficiente  y ahora importamos un tercio de lo que el país necesita”,  dijo Peña Nieto. “Porque el precio de gas en Norteamérica ha sido a la baja, por lo que ha sido mucho más rentable para Pemex, reorientar su estrategia de exploración y producción hacia el petróleo”. 

Y porque dado nuestro marco jurídico, explicó el mandatario, la paraestatal es el único autorizado para generar gas. 

Así, el “abrir”  Pemex a capital privado se podrá acceder a lo que el consejero general de la petrolera, Héctor Moreira, describió como un negocio se 600 mil millones de dólares, que es el negocio del gas.

Y anunció el titular del ejecutivo también que el Gobierno Federal planea modificar la legislación secundaria para reactivar al transporte y almacenamiento de gas natural, que hoy es “un cuello de botella”. 

Después de enlistar los beneficios que esta nueva estrategia conllevará -costos más bajos de electricidad, más crecimiento, más y mejores alimentos,  fertilizantes- y para cerrar con broche de oro,  el presidente retomó un argumento un tanto extremo, “no hay de otra.”

La experiencia internacional no da opción a otra ruta, esta es la ruta exitosa, el camino que han seguido los países que hoy tienen mayor desarrollo, dijo.

Y se abstuvo de decir el que más ganancias multimillonarias promete.  

Los ejes

> Incrementar la importación de gas natural líquido por barco

> Aumentar la inversión en gas para tener una mayor producción nacional

> Ampliar la infraestructura de transporte de gas por ductos

> Explorar y evaluar las posibles reservas de aceite y gas de lutitas en territorio nacional

Comentarios