La aparición del abogado Edelmiro Sánchez Hernández en el caso de la ejecución del panista Hernán Belden enturbia más este crimen que ha conmocionado a la sociedad regiomontana.

Porque hoy surgen más preguntas sobre la relación que tenía el ex diputado panista de San Pedro con este operador oscuro del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

¿Qué hacía el panista Hernán Belden con un hombre que hace ocho años enfrentó una acusación por tráfico de drogas? ¿Qué rol tenía este personaje en su círculo político y por qué tiene tanto poder en el PAN? 

Y una pregunta clave: ¿Qué pudo haber hecho Hernán Belden para motivar su muerte?

El caso Belden que comenzó como un típico secuestro y homicidio perpetrado por el crimen organizado, hoy adquiere nuevas rutas.

La Procuraduría de Justicia investiga ya un posible móvil político en este asesinato ocurrido el pasado 7 de septiembre en La Huasteca.

El día de ayer tanto Edelmiro Sánchez como el alcalde electo de San Pedro, Ugo Ruiz, rindieron su declaración ante el Ministerio Público por este caso de asesinato del panista.

Como adelantó Reporte Indigo, Ugo Ruiz fue quien avisó el viernes 7 de septiembre del secuestro de Hernán Belden al alcalde Mauricio Fernández, quien decidió darlo a conocer a los medios de comunicación sin realizar ningún tipo de corroboración.

Ruiz supo de la privación ilegal de la libertad a través de Edelmiro Sánchez Hernández, quien se comunicó con él para avisarle de este plagio, el cual estaba ocurriendo en la colonia Doctores de Monterrey.

Según la versión de Edelmiro Sánchez, justo en el momento en que ocurría el secuestro de Belden, él hablaba por teléfono con la víctima.

El día de la tragedia tanto Belden como Edelmiro Sánchez tenían programada una reunión con Ugo Ruiz en su oficina de transición para ver temas partidistas y nombramientos de funcionarios.

Belden participó en el equipo de campaña de Ruiz, coordinando la campaña en el sector poniente de San Pedro, donde por primera vez ganó el PAN la elección.

Extraoficialmente se sabe que Belden y Edelmiro Sánchez buscaban impulsar a varios panistas para cargos en San Pedro, incluyendo a Juan Carlos Casado.

Casado aspiraba ser designado como candidato del PAN a la Alcaldía de San Catarina, precisamente con el apoyo de Edelmiro Sánchez y Jorge Villalobos.

Ayer mismo Edelmiro Sánchez rindió su declaración ante el Ministerio Público por el caso Belden, pero lo hizo por la mañana para evitar las preguntas de los medios de comunicación.

¿Qué opera Edelmiro Sánchez dentro del panismo de Nuevo León y por qué era cercano al ex diputado panista?

La ejecución de Hernán Belden –y la decisión de Mauricio Fernández de divulgar el secuestro-puso al descubierto una red secreta de complicidades y de pago de favores políticos que opera dentro del PAN de Nuevo León.

Fuentes panistas consultadas señalan que esta estructura opera para recolectar dinero de procedencia dudosa, principalmente para campañas y proyectos políticos albiazules.

Y Edelmiro Sánchez tendría una participación clave en este andamiaje de relaciones dentro del panismo de Nuevo León.

Hay militantes que lo ubican como recolector de dinero entre los gobiernos municipales del PAN para el Comité Ejecutivo Nacional del partido.

¿El destino? Posiblemente financiamiento ilícito de campañas electorales para el grupo que encabeza Jorge Villalobos, actual diputado federal del PAN y ex secretario particular del dirigente nacional del PAN Gustavo Madero.

Así que en resumidas cuentas Edelmiro Sánchez, operador secreto del CEN albiazul, ahora está involucrado en el caso Belden.

Y no es la primera vez que al PAN de Nuevo León se le vincula con conexiones peligrosas.

Está el vínculo que existe entre Juan José Rojas Cardona, “El Zar de los Casinos”, con los líderes de la neocúpula panista que controla el PAN de Nuevo León.

La Santísima Trinidad, como se le conoce a este grupo político, es encabezada por el ex alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, el ahora senador Raúl Gracia y el ex alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado.

Como Rojas Cardona, Edelmiro Sánchez tiene antecedentes criminales.

Hace ocho años, en el 2004,  fue detenido por elementos de la Policía estatal a bordo de una camioneta que transportaba 87 kilos de marihuana, según publicó en ese entonces el diario El Norte.

Sin embargo, Sánchez Hernández fue exculpado por la PGR, porque el coacusado, Jaime Adrián Álvarez Araujo, asumió la culpa total del cargamento de droga que transportaba en el vehículo.

La PGR exoneró a Sánchez Hernández.

Estos antecedentes no impidieron que Edelmiro Sánchez escalara a la cúspide del PAN y acumulara un sospechoso poder dentro de este partido político.

Hoy el papel de Edelmiro Sánchez no está definido: ¿Es un gestor? ¿Un enlace con el CEN albiazul? ¿Un cabildeador? ¿Un empresario, como dice Ugo Ruiz?

Este oscuro personaje es hijo del ex presidente del Colegio de Notarios de Nuevo León, Edelmiro Sánchez Sánchez, institución conocida como un enclave priista.

También hay versiones que ligan a Edelmiro Sánchez  con una red de extorsiones que operaba en Monterrey de comerciantes irregulares en las calles.

Esta red estaba conectada con la Dirección de Comercio que depende de la Secretaría del Ayuntamiento de Monterrey, encabezada por el ahora líder del grupo legislativo del PAN, el diputado Juan Carlos Ruiz.

El intermediario era un despacho de abogados que recolectaba el dinero a los vendedores.

Han pasado dos semanas de la ejecución de Belden Elizondo y hasta el momento la Procuraduría de Justicia todavía tiene varias líneas de investigación.

Hay una premisa que establecen los expertos en criminología, quienes aseguran que en un homicidio como el de Belden Elizondo, el móvil está casi siempre en la conducta de la víctima y su entorno, su círculo más cercano.