¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

COMISA

El negocio de las placas

Icela Lagunas

La venta de placas para autos particulares, motos y patrullas ha desatado una batalla campal entre empresas que se pelean los millonarios contratos que entrega Comisa, la paraestatal del Gobierno de la Ciudad de México.

Para este martes, diversas autoridades del Gobierno de la Ciudad de México están citadas ante el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa por la juez, Laura Gutiérrez de Velasco, para que aclaren la presunta adjudicación directa de medio millón de placas y 700 mil tarjetas de circulación que hicieron a una empresa china.


Abr 10, 2016
Lectura 6 min

330 pesos puede costar en otros estados el juego de placas

Tras la demanda de un anterior proveedor, una juez admitió el recurso y concedió la suspensión provisional para que no se ejecute el contrato

“Es la primera vez que hacemos intercambio de información con Comisa; estos 20 años DLV ha sido un proveedor que ha operado con la paraestatal, es de extrañar que le parezca ilegítimo el que Comisa compre”

- Armando González

Socio en México de la empresa
Cangnan Riwong Crat

Comisa habría entregado a la firma china Cangnan Riwong Craft Logo el contrato para fabricar medio millón de placas y 700 mil tarjetas para licencias de circulación

La venta de placas para autos particulares, motos y patrullas ha desatado una batalla campal entre empresas que se pelean los millonarios contratos que entrega Comisa, la paraestatal del Gobierno de la Ciudad de México.

Para este martes, diversas autoridades del Gobierno de la Ciudad de México están citadas ante el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa por la juez, Laura Gutiérrez de Velasco, para que aclaren la presunta adjudicación directa de medio millón de placas y 700 mil tarjetas de circulación que hicieron a una empresa china.

La Oficialía Mayor, Corporación Mexicana de Impresión (Comisa) y  Secretaría de Movilidad (Semovi) tendrán que presentarse ante la autoridad para aclarar si es verdad, como acusa la empresa Grupo Industrial DLV, que entregaron el contrato de 80 millones de pesos a la firma china Cangnan Riwong Crat.

La paraestatal Comisa tiene la facultad para licitar y comprar por miles las placas y engomados que se utilizan en el programa de reemplacamiento de la Secretaría de Movilidad (Semovi).

Durante sexenios ha beneficiado año tras año a la firma Grupo Industrial DLV S.A. de C.V., que ha vendido las piezas para vehículos particulares, de discapacitados, motocicletas, patrullas, ambulancias y autos antiguos.

Antes beneficiada, ahora denunciante

De acuerdo con los registros oficiales, DLV vende placas al Gobierno de la Ciudad de México desde que el PRD es gobierno en la capital, incluso mucho antes.

Documentos en poder de Reporte Indigo refieren que en el sexenio de Marcelo Ebrard, DLV fue beneficiada con contratos anuales por 60 millones de pesos para abastecer de placas al gobierno.

Desde 2012 que asumió Miguel Ángel Mancera Espinosa, el Grupo Industrial DLV acapara los contratos por este concepto. 

Así por ejemplo vendió 50 millones de pesos ese año que terminó Marcelo Ebrard y arrancó el actual mandatario. 

En 2013 facturó casi 45 millones de pesos; en 2014 poco más de 51 millones, y en 2015 más de 45 millones, según consta en la lista de proveedores adjudicados.

Dicha cifras se suman a los casi 30 millones de pesos que anualmente se destinan para la compra de tarjetas que se utilizan para emitir las licencias de circulación. 

En este rubro la empresa que cada año se lleva los contratos es Latin ID S.A. de C.V.

Pese a todo este historial preferente, la semana pasada Grupo Industrial DLV promovió un amparo ante el juzgado séptimo de distrito en materia administrativa para denunciar la presunta adjudicación directa a partir de la cual Comisa habría entregado a la firma china Cangnan Riwong Craft Logo un atractivo contrato.

Se trata de la fabricación de medio millón de placas y 700 mil tarjetas para licencias de circulación.

Presuntamente alertada de que el Gobierno de la Ciudad de México intentaba desbancarla como proveedor estrella, la firma alega ante las autoridades la inconstitucionalidad de haber adjudicado de manera directa sin licitar.

La titular del Juzgado Séptimo de Distrito admitió el recurso y concedió la suspensión provisional para que no se ejecute tal contrato.

En el proceso  se menciona a la firma Cangnan Riwong Craft Logo como terceros interesados, cuyos socios en México para la fabricación de placas son Soluciones Integrales Fortuna, SA de CV.

Intercambio de ofertas

En entrevista con Reporte Indigo, Armando González, director general de Soluciones Integrales Fortuna, socios mexicanos de la empresa china autorizada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC) para vender este tipo de material, rechazó que el contrato se les haya adjudicado.

“Lo que hay, desde luego, es un intercambio de ofertas y condiciones con Comisa”, aclaró el empresario.

“Es la primera vez que hacemos intercambio de información con Comisa; estos 20 años DLV ha sido un proveedor que ha operado con la paraestatal, es de extrañar que le parezca ilegítimo el que Comisa compre”.

Respecto al amparo que promovió DLV opinó: “Si lee con cuidado la protesta tiene dos áreas: que hay una inminente compra que probablemente no sea licitada y dos, refiere y protesta porque la Semovi le haya dado a Comisa la responsabilidad en el suministro, cuando por muchos años así lo han hecho”.

González refiere que la sociedad con la empresa china es para la fabricación de placas pues la mexicana, Soluciones Integrales Fortuna, no tiene el registro que otorga la SCT para este fin.

“Las placas mexicanas son de las más complicadas en el mundo, las que más tecnología requieren y normatividad, reflectividad, los tamaños de los caracteres, la profundidad del golpe, los gráficos que no se despinten, medidas de seguridad, códigos de agua, QR; al final de todos los requisitos el Instituto Politécnico Nacional (IPN) es quien certifica la calidad conforme a la norma establecida”, explicó.

De este procedimiento está pendiente en todo momento la SCT, que es la autoridad facultada para entregar los registros a las empresas que cumplen con los estándares para vender placas. 

En México existen sólo 31 registros para igual número de empresas que se disputan el mercado.

Así por ejemplo, en el Distrito Federal cada juego de placas se cotiza en 170 pesos aproximadamente, mientras que en otros estados se venden hasta en 330 pesos, de acuerdo a la tecnología que cada gobierno exige. 

Pese al castigado precio en la capital del país, los proveedores pelean los contratos por las cantidades de láminas que se requieren para abastecer la demanda.


Notas relacionadas

Abr 21, 2016
Lectura 5 min

COMISA

Las placas de la discordia

Icela Lagunas


Abr 21, 2016 Lectura 5 min

Comentarios