¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ELECCIONESJALISCO

El licitador panista de Alfaro

Ángel Plascencia

En Tlajomulco de Zúñiga, el progreso en obra pública y desarrollo urbano está manchado con el oscuro pasado de un funcionario que proviene de administraciones panistas. 

Un personaje experto en licitaciones a modo y poseedor de terrenos y propiedades que no corresponden a sus ingresos como funcionario público. 

Un allegado de Enrique Alfaro Ramírez que fue uno de sus principales contactos con el panismo y con los recursos estatales del gobierno de Emilio González Márquez. 


Jun 7, 2012
Lectura 7 min
portada post

Más del 40% de los recursos en obra pública durante la actual administración de Tlajomulco han sido invertidos en invitaciones a tres personas

Alfaro tendrá que explicar por qué encubrió los nombres de los donantes reales y transparentar el origen de los 750 mil pesos que aparecen en el listado falso

En Tlajomulco de Zúñiga, el progreso en obra pública y desarrollo urbano está manchado con el oscuro pasado de un funcionario que proviene de administraciones panistas. 

Un personaje experto en licitaciones a modo y poseedor de terrenos y propiedades que no corresponden a sus ingresos como funcionario público. 

Un allegado de Enrique Alfaro Ramírez que fue uno de sus principales contactos con el panismo y con los recursos estatales del gobierno de Emilio González Márquez. 

Se trata de David Miguel Zamora Bueno, el director de Obra Pública de la administración de Enrique Alfaro Ramírez. 

Un funcionario que aparece como uno de los donantes de Alianza Ciudadana en el sitio de Internet del movimiento político del ex alcalde de Tlajomulco de Zúñiga. 

En una lista que además es falsa, porque algunos funcionarios que aparecen en ella negaron haber hecho donativos a la campaña de Alfaro Ramírez. 

El ex alcalde tendrá que explicar por qué encubrió los nombres de los donantes reales, pero, sobre todo, deberá transparentar el origen de los 750 mil pesos que aparecen en dicho listado.

Y Zamora Bueno tendrá que aclarar también el aumento inexplicable de sus bienes patrimoniales luego de su entrada a las áreas de licitación de administraciones panistas. 

Un incremento que seguramente no está registrado en su declaración patrimonial, pues los montos de lo que ganaba no corresponden a sus posesiones.

La última propiedad que adquirió por 2.2 millones de pesos en Residencial Las Cumbres, en Zapopan, fue vendida por el representante legal de una empresa a la que se le asignaron contratos en Tlajomulco de Zúñiga: Valsi Agrícola Industrial, S.A. de C.V. 

Y en esta misma operación –que tiene todas las características de un pago de favores–, aparece otro funcionario de Zamora Bueno: Eric Walberto Moreno Arévalo, el director de Licitaciones en Obra Pública. 

Pero Moreno Arévalo figura como el “apoderado legal” de Enrique Valdés Simancas, dueño del predio y representante legal de Valsi Agrícola Industrial. 

Se trata de un conflicto de intereses, pues la relación entre Zamora Bueno y Moreno Arévalo con Valdés Simancas le permite verse favorecido en la asignación de obras mediante la invitación a tres personas, uno de los recursos que mejor sabe usar el licitador de Alfaro Ramírez. 

Porque desde agosto de 2007 adquirió dos casas y cuatro terrenos en el Fraccionamiento Los Girasoles. 

Tiene un total de siete propiedades que compró en cinco años y cuyo valor global asciende a 4.2 millones de pesos. 

Adquisiciones que resultan difícil entender porque los ingresos de Zamora Bueno antes de entrar a la administración de Enrique Alfaro Ramírez no rebasaban los 20 mil pesos mensuales. 

La participación con los panistas

David Miguel Zamora Bueno pasó por varias dependencias de administraciones panistas antes de llegar al Ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga. 

Cuando trabajó en la Unidad de Licitación del Organismo de la Cuenca Santiago-Pacífico de Conagua, la empresa Valsi Agrícola Industrial también recibió asignaciones. 

Y al igual que en Tlajomulco, mediante la figura de la invitación a tres proveedores. 

Empresas que han intentado licitar o ser invitadas a participar por parte de organismos como Conagua, señalan que es una práctica común en la que todos se ponen de acuerdo para llevarse una parte. 

Es decir, las tres empresas hacen un acuerdo con el encargado de las licitaciones, y al final, todos –incluido el funcionario– se llevan entre 6 y 10 por ciento del valor del proyecto. 

Por eso se explica que ahora Zamora Bueno viva como vive, a pesar de que antes de su paso por Tlajomulco no ganaba más de 20 mil pesos mensuales. 

Antes de ser director de Obras Públicas, trabajó en la Contraloría del Estado de Jalisco, también en el área de licitaciones. 

Tenía el puesto de director del Área de Verificación de Obra Convenida, donde ganaba alrededor de 18 mil pesos mensuales. 

En estos cargos, Zamora Bueno se hizo de compadrazgos y amistades que le dieron acceso a mejores posiciones. 

Y aprendió la forma en que operan las licitaciones en Obra Pública en Jalisco, que se rigen con una legislación aprobada en los 90. 

Durante su gestión en la Contraloría, adquirió seis predios en el Fraccionamiento Los Girasoles. 

Los compadres de Zamora Bueno 

Su trabajo en la Dirección de Obras Públicas, Conagua y la Contraloría del Estado de Jalisco le permitió establecer relaciones en dependencias panistas que manejan recursos importantes para los municipios. 

Por ejemplo, trabajó con Raúl Antonio Iglesias Benítez, quien fuera director general del Organismo de Cuenca Lerma Santiago-Pacífico de Conagua. Se dice que se hicieron, compadres. 

También se hizo compadre de Héctor Gabriel Chaires Muñoz, director general de Infraestructura Rural de la Secretaría de Desarrollo Rural. 

Se dice que su compadrazgo va más allá del mero ámbito familiar, pues son socios en negocios inmobiliarios. 

Negocios que cobran sentido si se toma en cuenta que Zamora Bueno adquirió varios terrenos en el Fraccionamiento Los Girasoles, aparentemente con la finalidad de desarrollar. 

La bonanza empezó en 2007, cuando estuvo en la Contraloría.

El modus operandi

Poco más del 40 por ciento de los recursos erogados en obra pública durante la actual administración de Tlajomulco de Zúñiga ha sido invertido en invitaciones a tres personas. 

Es la forma más sencilla de ponerse de acuerdo, pues una vez asignada la obra, se pueden hacer subcontratos con las empresas involucradas. 

De las 388 obras públicas ejecutadas en esta administración, y que aparecen en el portal de transparencia, 105 fueron asignadas mediante el proceso de invitación a tres proveedores. 

Y solamente cinco grandes proyectos se licitaron públicamente. 

Así es como a Valsi Agrícola Industrial le fue asignada una “planta de luz eléctrica” en diciembre de 2010. El proyecto fue valuado en 419 mil pesos.

Pero la relación entre el representante legal de Valsi Agrícola y los funcionarios de la Dirección de Obra Pública de Tlajomulco pone en duda la legalidad de las asignaciones. 

Porque la propiedad que adquirió Zamora Bueno en Residencial Las Cumbres, en Zapopan, confirma la cercanía de este funcionario con las empresas que invitó a participar directamente en el desarrollo de proyectos en Tlajomulco de Zúñiga. 

¿Qué dice la ley?

Los artículos 176 ,178, 105 y 106 de la Ley de Obra Pública del Estado de Jalisco explican que:

El concurso por invitación es el procedimiento de contratación de obra pública mediante el cual un ente público convoca expresamente a cuando menos tres personas registradas en el Padrón, que tengan la capacidad técnica y económica requerida, para que presenten proposiciones solventes para ejecutar una determinada obra.

Los requisitos para participar en el concurso por invitación son los mismos que establece esta ley para los participantes en las licitaciones públicas.

Los concursantes deben contar con un plazo mínimo de cinco días hábiles para presentar sus proposiciones, contados a partir de la entrega y aceptación de la invitación.

La obras cuyos montos sean menores a un millón de pesos pueden ser contratadas vía licitación pública, invitación o adjudicación directa.

Las obras que no superen los 3.5 millones de pesos, pueden contratarse vía invitación o licitación pública.

La obra pública superior a 3 millones y medio de pesos sólo puede licitarse.


Notas relacionadas
doPlay

Ene 22, 2018

doPlay

Ene 16, 2018

Nov 10, 2014
Lectura 7 min

ELECCIONESJALISCO

Elecciones vulnerables ante la delincuencia

Mauricio Ferrer


Nov 10, 2014 Lectura 7 min

Nov 9, 2014
Lectura 8 min

ELECCIONESJALISCO

La alianza que revive al PAN

Mauricio Ferrer


Nov 9, 2014 Lectura 8 min

Comentarios