¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

RUMBO2014

El ‘lado oscuro’ de la Reforma Energética

Javier Estrada

Detrás del velo de la apertura económica que presume la Reforma Energética, cuyas leyes secundarias ya fueron promulgadas por el presidente Enrique Peña Nieto, hay un negro panorama de dudas que deja el proyecto insignia de este sexenio.

Un posible escenario de judicialización, aunado a limitantes de las comisiones reguladoras, riesgos al medio ambiente y una avalancha de solicitudes para conseguir licencias de exploración, se vislumbran como algunas de ellas.


Ago 18, 2014
Lectura 5 min

“Les van a caer toneladas de solicitudes y no van a poder resolverlas en tiempo. Va a haber una cantidad impresionante de autorizaciones y todas éstas sin siquiera haberlas estudiado lo suficiente. Y, si así es, si no las estudiaron, lo que implica es que podríamos tener autorizaciones en la oscuridad absoluta”

- Felipe de Jesús Cantú

Exalcalde de Monterrey

Un posible escenario de judicialización, aunado a limitantes de las comisiones reguladoras, riesgos al medio ambiente y una avalancha de solicitudes para conseguir licencias de exploración, se vislumbran como un oscuro

http://youtu.be/ktcOoAkdBX0

Detrás del velo de la apertura económica que presume la Reforma Energética, cuyas leyes secundarias ya fueron promulgadas por el presidente Enrique Peña Nieto, hay un negro panorama de dudas que deja el proyecto insignia de este sexenio.

Un posible escenario de judicialización, aunado a limitantes de las comisiones reguladoras, riesgos al medio ambiente y una avalancha de solicitudes para conseguir licencias de exploración, se vislumbran como algunas de ellas.

Incertidumbres que conforman el “lado oscuro” del proyecto energético del actual Gobierno Federal, según el consultor en la materia y exalcalde panista de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú Rodríguez.

En entrevista, el exmunícipe albiazul asegura que el principal problema de la Reforma Energética deriva de la inclusión de la afirmativa ficta, es decir, que ante la falta de respuesta a una solicitud de permiso, se entenderá que la autoridad la concede.

El exedil segura que los artículo 37 y 53 del de la Ley de Hidrocarburos generarán incongruencias en el proceso de otorgamiento de licencias a empresas, para investigar la posible existencia de hidrocarburos.

Ambas disposiciones establecen que las actividades sólo podrán realizarse con la autorización de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía, dentro de un plazo de 90 días naturales.

Cantú Rodríguez cuestiona las capacidades humanas y financieras de esos organismos para procesar todas las solicitudes, pues de no emitirse respuestas a las peticiones en ese periodo, éstas se entenderán en sentido favorable.

“¿Por qué creo que esto tiene su parte oscura? Primero porque las comisiones, tanto la Nacional de Hidrocarburos, como la Reguladora de Energía, tienen unas funciones muy limitadas antes de la Reforma”, dice.

“Entonces, los recursos humanos y los recursos materiales con los que cuente para hacer frente a una eventual avalancha de solicitudes, va a ser también muy limitada”.

Otro de los cuestionamientos del exedil es la debilidad institucional que las comisiones reguladoras tendrán frente a las empresas que soliciten permisos para explorar yacimientos de hidrocarburos en México.

Pero indica que eso se sabrá con claridad hasta noviembre próximo, durante la aprobación del Presupuesto de Egresos para 2015, cuando se verá si la Cámara de Diputados amplía las capacidades de los organismos.

“Les van a caer toneladas de solicitudes y no van a poder resolverlas en tiempo”, asegura.

“Va a haber una cantidad impresionante de autorizaciones y todas éstas sin siquiera haberlas estudiado lo suficiente. Y, si así es, si no las estudiaron, lo que implica es que podríamos tener autorizaciones en la oscuridad absoluta”.

Otra crítica del exalcalde es que se podrían duplicar las autorizaciones concedidas a los explotadores energéticos, que derivará en una posible judicialización del proceso para conseguir esos derechos.

Explica que si dos solicitantes hacen peticiones idénticas y se les autorizan dentro de los 90 días que marca la ley, por máxima de Derecho, se le otorgará al primero que la presentó en tiempo y forma.

Pero el consultor advierte: “El otro va a reclamar que su proyecto pudiera estar mejor, entonces viene una posibilidad de litigios importante en ese rubro”.

Por otro lado, el exmunícipe panista dice que es un avance nada significativo el pago a los particulares que tienen tierras donde hay yacimientos, que van del 0.5 a 3 por ciento de las ganancias.

El exedil dice que Pemex no cuenta con un tabulador para calcular las indemnizaciones, a diferencia de estados norteamericanos como Texas, donde los porcentajes de remuneraciones rondan en el 12 por ciento.

“Hoy parecería que es una maldición que encuentren petróleo en el subsuelo de donde tengas un terreno”, señala.

En el tema medio-ambiental, Cantú Rodríguez comenta que el proceso de fractura hidráulica- conocido como fracking- no es negativo, sino que más bien se necesitan sistemas eficientes de administración de agua, para reutilizar el líquido que se usó en éste.

“El problema es que el avance de la tecnología no ha ido tan rápido como se ha venido usando en Eagle Ford, en Texas, lo que ha ocasionado algunas consecuencias, como derrames.

“Si ellos (Pemex), conscientemente determinan que una tecnología es dañina más que beneficiosa para el medio ambiente, pues entonces tendrían que dejar de contratar a ese tipo de perfil de empresa”.

El problema surge, según él, en que la recién creada Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (ANSIPA), carece de instrumentos legales para suspender a algún explotador que dañe la ecología.

Es decir, será una Agencia que emita recomendaciones.

Comentarios