¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

PJF

El juez de oro

Jesús Padilla

Trabajar en el Poder Judicial de la Federación parece cotizarse en oro puro, no necesariamente por la capacidad del empleado.

Noel Castro Melgar, juez del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas, con sede en Matamoros, está acusado de solicitar “moche” a varios de sus empleados para ocupar una plaza laboral de base.

Una investigación de Reporte Indigo reveló que como parte del costo para ocupar un puesto, el juzgador pide centenarios con valor estimado en la Casa de Moneda de México de 24 mil 270 pesos.


Mar 9, 2016
Lectura 6 min
14 empleados
denunciaron ante la CNDH

Trabajar en el Poder Judicial de la Federación parece cotizarse en oro puro, no necesariamente por la capacidad del empleado.

Noel Castro Melgar, juez del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas, con sede en Matamoros, está acusado de solicitar “moche” a varios de sus empleados para ocupar una plaza laboral de base.

Una investigación de Reporte Indigo reveló que como parte del costo para ocupar un puesto, el juzgador pide centenarios con valor estimado en la Casa de Moneda de México de 24 mil 270 pesos.

Este “modus operandi” comenzó a finales del año pasado.

“Fui invitado a su casa en varias ocasiones, sin embargo, en una ocasión me llamó en la noche para comentarme algunas cosas inherentes al funcionamiento del Juzgado, pero entre la plática me preguntó que si me gustaba coleccionar algo.

“A lo que yo le dije que no coleccionada nada en especial, que me gustaban las gorras y las corbatas, y él (el juez) me dijo que coleccionaba centenarios”, dice la denuncia del agraviado, según consta en la denuncia SEVIE 64/2016-QD en poder de este medio.

En el documento se precisa que el presunto empleado no le da importancia al hobby del juez, y continúa laborando en el Juzgado Segundo normalmente.

Pero el 15 de septiembre de 2015, señala en la declaración, el juez Castro Melgar le dice al empleado que por cuestiones administrativas tendría que renunciar a su cargo de secretario con base, pero le pide un favor con el que le asegura puede recuperar su plaza en el Poder Judicial de la Federación.

El juzgador le da una copia de una petición para la compra de un centenario para que el trabajador lo pague en la Casa de Moneda de México.

El documento que comprueba la adquisición de la moneda conmemorativa –en poder de este medio- está a nombre de Noel Castro Melgar y fue pagado por el denunciante con su tarjeta de nómina.

Así lo confirman los últimos cuatro números del plástico de su tarjeta, los cuales están inscritos en la adquisición.

En la declaración, el demandante especifica que tras entregar el centenario, el juez le informa que se presente a trabajar el 21 de septiembre. La fecha coincide con los registros en que fue le devuelta la plaza de secretario de base en el Juzgado Segundo federal.

Los viajes familiares

La compra de plazas en el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Tamaulipas, con sede en Matamoros, no sólo se cotiza en centenarios, también en viajes de los familiares del titular Noel Castro Melgar.

Documentos en poder Reporte Indigo revelan que Blanca Nieves Castro Melgar, Jesús Castro Melgar, Florentina Melgar y Celina Bazaldua, familiares del juzgador, viajaron de la Ciudad de México a Reynosa por Vivaaerobus en un vuelo pagado por el denunciante.

En los detalles de pago, fechados el 12 de septiembre del año pasado, el empleado desembolsó 6 mil 455 pesos para que los familiares de Castro Melgar pudiera llegar Reynosa. Los boletos fueron pagados con la misma tarjeta con la que se compraron los centenarios.

El afectado pagó al menos otros cuatro vuelos para familiares del juzgador.

‘Hay elementos suficientes’

La Secretaria Ejecutiva de Vigilancia, Información y Evaluación del Consejo de la Judicatura Federal, tiene conocimiento de la denuncia presentada por “moches” para ocupar una plaza en el Poder Judicial de la Federación.

El magistrado Francisco Javier Cavazos Argüelles, juez de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el estado de Tamaulipas, con sede en Matamoros, mandó un oficio sobre la serie de denuncias contra el juzgador Noel Castro Melgar a la Judicatura.

El oficio SEVIE-348-02-2016 solicita la colaboración de la Judicatura para una notificación de las irregularidades del juez Noel Castro Melgar hacia un secretario del Juzgado de Distrito de Procesos Penales Federales.

“Derivado de los hechos que se precisan en el escrito de queja, remitiendo al efecto de pruebas que a su juicio acreditan las imputaciones que realiza el aludido juzgador”, cita el texto.

Agrega que, con fundamento a lo dispuesto por los artículos 68 fracción II y 88, fracción XVIII del Acuerdo General del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, la Judicatura tendría elementos suficiente en contra de Noel Castro Melgar.

“Lo anterior, en el entendido que en el asunto que nos ocupa, se deberá atender lo establecido en el articulo 66 párrafo segundo, del invocado Acuerdo General”, cita el documento.

Caso llega a CNDH

Al menos 14 empleados del Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales del estado de Tamaulipas denunciaron ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) malos tratos por parte del juez Noel Castro Melgar.

En la queja, recibida en la oficialía de partes de esta Comisión, los trabajadores señalan que el comportamiento del juez es injusto e impropio.

En el escrito, los empleados solicitan la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR), pues aseguran que temen represalias por parte del juez, quien continúa una actitud de presionar en cuestiones laborales.

También señalan que Castro Melgar jamás se presenta a las diligencias que se desahogan tanto en el Juzgado Segundo, como el Centro Federal de Readaptación Social Número Tres Noreste de Matamoros.

En su denuncias, algunos aseguran que ha mermado en su salud, integridad y seguridad, presentándose lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación llama como una tipología vertical descendente.

Es decir, lo que sucede cuando la agresividad o el hostigamiento laboral se realizan entre quienes ocupan puestos de jerarquía superioridad con respecto a la víctima.

A decir de los empleados, el juez Castro Melgar ha cesado de su cargo a por lo menos tres personas que pertenecían por no acatar sus disposiciones.


Notas relacionadas

Mar 10, 2016
Lectura 4 min

PJF

Calla juez de oro

Félix Córdova


Mar 10, 2016 Lectura 4 min

Feb 8, 2016
Lectura 2 min

PJF

Obliga juez a hospital a entregar expendiente

Félix Córdova


Feb 8, 2016 Lectura 2 min

Comentarios