¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

REFORMAENERGéTICA

El guión de la reforma

Alejandro Fuentes

Convencer al auditorio de la necesidad de una reforma energética no sería nada fácil.

Habría que armar un guión y dirigir la película más persuasiva de la historia. Eso lo sabía el director Enrique Peña Nieto, por lo que decidió construir un libreto impecable que le serviría para mostrar a México las maravillas de su iniciativa.

Fue entonces cuando el mandatario y su equipo de comunicadores pusieron en marcha una estrategia para “vender” a su “audiencia” una delicada iniciativa presidencial.


Ago 15, 2013
Lectura 11 min

"El petróleo es nuestro, el sol es nuestro, el agua es nuestra... Son las fuentes de energía en México y todas son nuestras. Hoy le decimos No a la privatización y Sí a la Reforma Energética”

- Spot

Reforma Energética

"Sería un despropósito para México que el priista haya recurrido al expropiador de la industria petrolera para legitimar una iniciativa que afecte el interés y la soberanía del país”

- Cuauhtémoc Cárdenas

"Con esta Reforma, Pemex se mantiene como una empresa 100% propiedad de la nación: Pemex no se vende ni se privatiza, Pemex se fortalece y moderniza”

- Enrique Peña Nieto

Mensaje a la nación

"El petróleo seguirá siendo nuestro, no se lo vamos a regalar a nadie y vamos a utilizar las tecnologías más modernas del mundo para que los mexicanos tengamos más petróleo”

- Spot

Reforma energética

"La reforma que hoy he enviado al Senado retoma palabra por palabra el texto del Artículo 27 constitucional del Presidente Cárdenas. El espíritu de esta reforma recupera el pasado para conquistar el futuro”

- Enrique Peña Nieto

Mensaje a la nación

http://youtu.be/bXS5oqOFUOw

Convencer al auditorio de la necesidad de una reforma energética no sería nada fácil.

Habría que armar un guión y dirigir la película más persuasiva de la historia. Eso lo sabía el director Enrique Peña Nieto, por lo que decidió construir un libreto impecable que le serviría para mostrar a México las maravillas de su iniciativa.

Fue entonces cuando el mandatario y su equipo de comunicadores pusieron en marcha una estrategia para “vender” a su “audiencia” una delicada iniciativa presidencial.

La tarea no sería sencilla cuando el protagonista es quizá uno de los elementos que –fuera de la Virgen de Guadalupe– dan cohesión al pueblo mexicano: el petróleo.

Un bien nacional que enciende todo tipo de pasiones.

Ahora ya se conocen los detalles y los objetivos de la reforma energética. El debate entre partidos políticos, actores, especialistas y gobierno está en ebullición.

Pero es precisamente hasta ahora cuando se pueden entrever los detalles de la estrategia de comunicación peñanietista a la hora de dar a conocer las “bondades” de la medida.

Y ahora vemos la estrategia, que se ha centrado en mensajes sencillos, muy alejados de la complejidad que representa un cambio estructural de este tipo, pero supuestamente muy comprensibles y persuasivos. 

Un plan que también ha sido criticado por su simplismo y su falta de eficacia.

La estrategia de comunicación para “vender” la reforma energética, arrancó  en abril en la telenovela “Corazón Indomable”.

En uno de los capítulos de esta exitosa serie, dos de los personajes hablan en una charla “casual”, sobre las ventajas  la inversión extranjera en el país.

Tiempo después el equipo presidencial tomó otra decisión trascendental: eliminar del léxico reformador la palabra “privatizar” y cambiarla por “apertura”. Del negativo al positivo.  

Luego vino la criticada resucitación del Tata Cárdenas, la utilización del ícono de la nacionalización petrolera para buscar adeptos a la causa de Los Pinos.

Finalmente llegó una intensa campaña en Twitter y Facebook, una “ciber-cargada” a favor de la reforma en la que dependencias y funcionarios lograron hacer Trending Topic el hashtag #ReformaEnergeticaSi.

¿Funcionará el guión trazado desde Los Pinos?

¿Los televidentes se envolverán en la trama y saldrán contentos de la función?

Eso está por verse.

— Acto 1: Televisión y telenovelas
Reforma ‘indomable’

A mediados del mes de abril, en uno de los capítulos de la novela “Corazón Indomable” de Televisa, se escuchó un diálogo fuera de lo común.

La conversación “casual” se dio entre “Maricruz” con la encargada de unas villas en renta.

Maricruz: Me gusta mucho la decoración interior, es de muy buen gusto.

Mujer: Así lo exige el consorcio propietario de las villas. Sobre todo el accionista principal. Usted debe haber oído hablar de él, El Emir Karim.

Maricruz: No pensé que un extranjero tuviera propiedades en esta isla.

Mujer: Sí, y nosotros felices de que así sea, tristes estaríamos de no haber inversiones de fuera. 

Maricruz: ¿Por qué?

Mujer: Porque los lugares prosperan con el talento de todos, nacionales y extranjeros.

Maricruz: Pero los extranjeros se llevan las divisas, ¿no?

Mujer: Las divisas van y vienen. Por lo que se refiere al Emir Karim, prácticamente las deja aquí, porque aquí se las gasta. Es un hombre admirable.

Así transcurre este “curioso” intercambio de ideas entre las dos mujeres, en el que se observa claramente un “product placement”, una estrategia mercadológica que intenta vender un producto dentro de la trama de algún programa de televisión.

En esa ocasión el producto era la inversión extranjera.

El cierre es más revelador que la primera parte del diálogo. Ahí los personajes intentan dejar claro el mensaje para los televidentes.

Para rematar la lección en política internacional y economía, Televisa cierra la escena como todo buen maestro termina su clase:

Mujer: Y hoy, usted, ¿qué aprendió?

Maricruz: Que en verdad son necesarias y convenientes las inversiones extranjeras.

Ahí apenas comenzaba la historia.

— Acto 2: La resucitación de Cárdenas
Llegó del pasado

La estrategia tomó por sorpresa a muchos.

El presidente la anunció en cadena nacional el 13 de agosto en horario prime time. 

A través de las pantallas de televisión, Enrique Peña Nieto hizo oficial que el espíritu de su iniciativa “recupera el pasado para conquistar el futuro”.

Y qué mejor que contar con el “consentimiento” del arquitecto de la nacionalización de la industria petrolera.

“Hace 75 años, precisamente en este salón del Palacio Nacional, el presidente Lázaro Cárdenas llevó a cabo la expropiación petrolera”, dijo el presidente en su mensaje. 

“Con el respeto que este lugar me merece, les informo que la reforma que hoy he enviado al Senado retoma palabra por palabra el texto del Artículo 27 constitucional del Presidente Cárdenas”. 

Cierto, ya lo había mencionado por la mañana en la presentación de su iniciativa de reforma energética. Pero por la noche, por televisión, el mensaje se hizo urbi et orbi.

Como era de esperarse, la utilización de la figura del ícono de la nacionalización de la industria petrolera desconcertó a muchos, uno de ellos el propio hijo del general.

“Se vale que el presidente Enrique Peña Nieto haya recurrido a la figura del general Lázaro Cárdenas para presentar una Reforma Energética que tenga una buena intención”, dijo un Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano desconfiado.

“Pero sería un despropósito para México que el priista haya recurrido al expropiador de la industria petrolera para legitimar una iniciativa que afecte el interés y la soberanía del país”.

Para Cuauhtémoc Cárdenas el contexto de 1938 no era el mismo que el de la actualidad. Así como evolucionó la industria petrolera, en vida el pensamiento de su padre también había evolucionado.  

“No hay que caminar para atrás, habría que caminar para adelante”, dijo.

El mensaje se intentó reafirmar con un spot que salió al aire por televisión y en la cuenta oficial del gobierno de YouTube.

Un joven con una pantalla a sus espaldas en la que aparece el expresidente mexicano dice a la cámara:

“En marzo de 1938 el presidente Lázaro Cárdenas nacionalizó la industria petrolera; sí, el petróleo es nuestro. Y otra cosa que dijo el presidente Cárdenas es que se necesitaba de la participación privada para desarrollar esta industria”.

Y así, sin deberla, el general Lázaro Cárdenas ya formaba parte de una campaña para promover la iniciativa del presidente Peña Nieto. 

¿Habría estado de acuerdo?

— Acto 3: Discursos y spots
Prohibido ‘privatizar’

“El petróleo es nuestro, el sol es nuestro, el agua es nuestra, el viento es nuestro”.

Con estas afirmaciones casi poéticas acompañadas de imágenes de paisajes y niños corriendo felices entre paneles solares, comienza otro de los spots del gobierno federal.

Y continúa: “Estas son las fuentes de energía en México y todas son nuestras, por eso hoy le decimos No a la privatización, y Sí a la reforma energética”. 

Y es que si hay una palabra a la que tendría que temerle el equipo peñanietista es: “privatizar”.

El término ha encendido todo tipo de emociones en el pasado. Ha servido de bandera para políticos, de arma para enemigos de la reforma y de estandarte para los defensores de los bienes de la nación.

Es por eso que el equipo promotor de la iniciativa se cuidó muy bien de eliminar esta palabra “maldita” y sustituirla por otras que no suenan tan agresivas para los sensibles oídos nacionalistas. La más empleada en “apertura”. 

Quizá por eso en los mensajes oficiales se prohibieron las palabras “concesión” y “privatizar” se sustituyó por términos como “contratos de utilidad compartida” o “concurrencia de diversas empresas” o “participación de terceros”. Y en efecto, las compañías privadas podrán participar por medio de “contratos eficientes” para la exploración y extracción de hidrocarburos.

Eso sí, privatizar el petróleo… ¡Nunca!

— Acto 4: Web y redes sociales
…Y a tuitear todos a su favor

El lunes 12 de agosto se pudo ver en acción a toda una “ciber-cargada” tuitera en acción.

El mismo día de la presentación de la reforma energética, el gobierno federal lanzó una intensa campaña en apoyo a la iniciativa presidencial por medio de Twitter.

Con el hashtag #ReformaEnergéticaSI, el equipo de comunicación de la presidencia logró alcanzar posicionarse como Trending Topic en México.

Pero la campaña no se detuvo ahí, diversos integrantes del gabinete también hicieron suyo el hashtag emitiendo mensajes de apoyo a la iniciativa presidencial.

Diversas dependencias de gobierno como Pemex y las secretarías de Salud, Relaciones Exteriores, Desarrollo Social, Gobernación, Función Pública, Hacienda, Marina, del Trabajo, Medio Ambiente, Agricultura y Ganadería, Energía, Educación Pública, Turismo y de Desarrollo Agrario difundieron información sobre la reforma.

Muchos de estos tuits direccionaron a los usuarios al portal creado especialmente para promover la iniciativa presidencial.

En el sitio presidencia.gob.mx/reformaeergetica el gobierno federal intenta explicar el fondo de la reforma.

En consecuencia con el mensaje oficial de “No a la privatización y Sí a la reforma energética” el sitio provee de información sobre las bondades del proyecto.

Lo que hizo ‘Tata’

Lázaro Cárdenas, conocido como “Tata Lázaro” del tarasco “papá”, tuvo motivos muy diferentes a los actuales para nacionalizar el petróleo. Además, la acción fue “regresar”, no “entregar” el bien a intereses privados. 

En 1936 el presidente promovió la creación de la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM). Miles de operarios de la industria petrolera, concesionada a 16 compañías extranjeras, decidieron exigir prestaciones y aumento de sueldo. 

Las compañías argumentaron que no era posible el aumento ya que sus ganancias eran raquíticas. El general revolucionario formó una comisión investigadora sobre sus utilidades.  Resultó que sí. 

Pero las 16 compañías, en franca rebeldía, dijeron que no. 

Sorpresivamente, el 18 de marzo de 1938, por la noche, Cárdenas anunció por radio, en cadena nacional, la expropiación.  

Tarde, respondieron que sí aumentarían los sueldos, aún por encima de las demandas, pero el mensaje fue definitivo.  

Comentarios