"Creo que lo están haciendo para no hacerle ruido a la fórmula de Coordinación Hacendaria, porque la Ley dice que del total recaudado de los impuestos, el 1.53 por ciento de ese dinero va para los municipios”

Eugenio Montiel Amoroso

Presidente de la Comisión
de Hacienda del Congreso

El Paquete Fiscal 2016 podría tener un “guardadito” derivado del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Un documento de este paquete económico en poder de Reporte Indigo, revela que el Gobierno del Estado contempla conservar un estimado de 2 mil 070 millones de pesos de este impuesto, que aparece en el rubro de aprovechamiento.

Sin embargo, el Poder Ejecutivo debería tener esos recursos en los ingresos extraordinarios, en el apartado de aportaciones, movimiento financiero que no aparece en el documento del Paquete Fiscal 2016.

El presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso local, Eugenio Montiel Amoroso, informó que la retención del ISR de los empleados registrados en el Estado —tanto de los burócratas como del sector privado—debería entrar en el ingreso  de participaciones.

“Creo que lo están haciendo para no hacerle ruido a la fórmula de Coordinación Hacendaria, porque la Ley dice que del total recaudado de los impuestos, el 1.53 por ciento de ese dinero va para los municipios, entonces se aumenta la participaciones, y los municipios tendrían más dinero”, dijo el legislador.

El Gobierno independiente pretende recaudar 27 mil 136 millones de pesos para el 2016, este dinero sin tomar en cuenta los 2 mil 070 millones de pesos que se podría recaudar por el impuesto del ISR.

En la suma de ambas cantidades sería de un estimado de 29 mil 106 millones de pesos.

“Pero en la Secretaría de Hacienda se contempla la suma de estas dos recaudaciones”, dijo el legislador.

No obstante, el tesorero del Gobierno estatal, Carlos Garza Ibarra, en la realización del Paquete Fiscal 2016, separó estas dos recaudaciones.

El diputado añadió que el presupuesto no tiene el sello “Bronco”, porque no contempla prioridades trazadas por el gobernador.

“Sólo tiene proyectos como Jóvenes a Jalar por 20 millones y Vecinos en tu Barrio otros 20 millones, fuera de eso no tiene una sello importante de sus administración”, cuestionó el legislador.

Agregó  que la Secretaría de Finanzas estatal pretende bursatilizar para pagar deuda con los ingresos extraordinarios por medio de la recaudación del Control Vehicular, con dinero federal y con ejercicios de años anteriores.

“Tanto que criticaron la bursatilización por la Red Estatal de Autopista en la administración pasada, que ahora lo van hacer por medio del refrendo y otros. Lo que creo que buscaron de dónde sacar dinero”, consideró Montiel Amoroso. 

El dinero ‘secreto’

En 2003, durante la administración estatal de Fernando Elizondo Barragán –con Carlos Garza Ibarra como director de Coordinación y Planeación Hacendaria de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General– surgió una polémica por un supuesto “guardadito”.

Se estimó que el Gobierno tenía retenidos 2 mil 500 millones de las arcas de Agua y Drenaje de Monterrey.

En aquel entonces Elizondo Barragán aseguró que ese dinero se tenía para ocasiones extraordinarias, por lo que rechazó que se hubiese ocultado.

Sin embargo, Jesús Hinojosa Tijerina, exdirector de Agua y Drenaje de Monterrey, desmintió la versión del entonces gobernador.

Dijo que ese dinero estaba guardado en 8 o 10 bancos, pues había un reporte del 30 de abril del 2003 que señalaban que 2 mil 528 millones de pesos estaba en inversiones.

De ese dinero, al menos 587 millones de pesos eran del fondo de pensiones de los burócratas.

Acepta deficiencias en presupuesto

El diputado Eugenio Montiel Amoroso considera que el presupuesto no tiene el sello “Bronco”, porque no contempla prioridades trazadas por el gobernador.

El debate generado por el Paquete Fiscal 2016 se debió a la falta de tiempo para estructurar  una mejor propuesta económica que pudiera satisfacer a todas las partes.

Carlos Garza Ibarra, tesorero estatal, dijo que por lo complejo de unos programas estatales, se tuvo que hacer un Paquete Fiscal conforme se fue trabajando en el día a día.

“Lo que yo me refiero, que con la premura del tiempo y por lo complejo de unos programas y políticas que de una u otra forma se están definiendo conforme vamos trabajando, para el próximo año sí tendremos un margen mucho más completo de tiempo.

“A nivel federal, cuando hay un cambio de Gobierno se extiende el periodo de entrega, y nosotros aquí a nivel local no, es casi el mismo tiempo pero podría darse una lógica de tener un poco más de tiempo para estructurar mejor el presupuesto o la Ley de Ingresos”, justificó el tesorero.

Negó que el Paquete Fiscal 2016 hubiese estructurado a la “carrera”, pero sí reconoció que se pudo mejorar en unos aspectos.

“No estamos diciendo que lo estamos haciendo a la carrera, lo estamos haciendo con plena conciencia, lo que pasa que hay cosas en las que se pueden mejorar y estamos conscientes de eso”, dijo Garza.

Ahora diputados cuestionan egresos

La polémica por el Paquete Fiscal 2016, que propuso el Gobierno independiente, continuó ayer en el Congreso local.

Ahora, los cuestionamientos en la segunda mesa de trabajo para analizar este presupuesto de ingresos y egresos, estarán enfocados en el aumento en el gasto corriente y servicio personales.

Los legisladores esperan una presentación del Gobierno estatal apegada a un plan de austeridad, con respuestas claras en qué se gastará ese dinero solicitado.

Según el documento del Paquete Fiscal 2016 contempla un gasto corriente de 64 mil 793 millones de pesos y en servicios personales 16 mil 814 millones de pesos.

Sin embargo, hasta el momento el Poder Legislativo y Ejecutivo estatal no han llegado a una negociación importante desde que se presentó este paquete económico, y el cobro de nuevos impuestos está aún en suspenso.

Por un lado, el Gobierno independiente no ha mostrado interés  en modificar el Paquete Fiscal 2016, mientras los diputados insisten en que se deben ajustar algunos puntos de este presupuesto para no perjudicar el bolsillo de los ciudadanos.