La familia del General de División retirado, Tomás Ángeles Dauahare, considera que las opiniones vertidas por el militar en un foro de seguridad organizado por la Fundación Colosio el 9 de mayo en San Luis Potosí, habrían causado incomodidad entre los altos mandos de la SEDENA.

El General, -arraigado por la SIEDO para ser investigado por presuntamente haber recibido dinero de los Beltrán Leyva-, criticó que no existe una estrategia para combatir al crimen organizado, y dijo que las actuales líneas de acción no nos conducían a ningún lado.

“Sí, es posible. Definitivamente es posible”, que las apreciaciones del General -su padre-, podrían haber despertado animosidad en sectores del gobierno federal, dijo una de sus hijas, la abogada agrarista Adriana Ángeles Zepeda, en entrevista exclusiva con Reporte Indigo.