Si existe algún registro de denuncia contra el ex diputado panista, entonces se trata del caso de la mujer de negocios de origen chino llamada Betsy Wang.

Y es que hace tres años, en mayo de 2009, esta empresaria nacionalizada mexicana presentó una denuncia pública contra el entonces candidato por el distrito 18 local Hernán Belden Elizondo.

Lo acusó de no pagarle una deuda superior a los 70 mil dólares y de ni siquiera tener suficientes activos en la empresa GESTA S.A. de C.V. para cubrir sus adeudos.

Todo empezó porque Betsy Wang es una mujer que se dedicó a importar a México productos industriales chinos, fundamentalmente piezas para maquinaria.

Así que conoció al entonces director de la Comisión de Pymes de Caintra, Belden Elizondo, quien tiene una compañía de piezas de plástico hechas con base a inyección.

La mujer de origen asiática y el candidato a legislador panista hicieron una relación de negocios porque Belden Elizondo requería de unos bujes, piezas de cobre para su maquinaria, que podían llegar de China.

Entonces Betsy Wang se convirtió en su proveedora de bujes.

La relación de negocios inició de manera regular y así continuó por un tiempo.

Hasta que Belden Elizondo empezó a hacer crecer su deuda con la empresaria.

Vinieron varias renegociaciones para que Betsy Wang continuara surtiendo de las piezas de cobre a la empresa GESTA del candidato panista.

Sin embargo, por más que trataban de llegar a un trato, no había pagos y la deuda seguía creciendo.

Según Betsy Wang en su denuncia pública, el monto de la deuda llegó a los 71 mil 500 dólares sin que existiera de por medio un acuerdo para liquidar el dinero por parte de Belden Elizondo.

La comunicación entre el panista y la empresaria se rompió.

Así que justo en la campaña del panista como candidato a la diputación, Betsy Wang recurrió al abogado Patricio O´Farril para buscar una alternativa jurídica.

Según la versión de la empresaria asiática la compañía GESTA no tenía los activos para pagarle.

De tal manera que junto a su abogado, O´Farril, decidieron publicar una desplegado en los medios locales para divulgar la deuda y exigir a Belden Elizondo que pagara los 71 mil 500 dólares.

En la publicación, que firmó O´Farril, argumentaron que el panista había incurrido en gasta dinero ajeno, porque la deuda con los productores de las piezas de cobre no estaba a nombre de Belden Elizondo.

También, en la acusación pública citaban el slogan de campaña de Belden Elizondo.

Decían que el lema del panista: ”Rendición de cuentas, explicar y justificar nuestros actos”, no era digno del entonces candidato a legislador local.

Además, que la deuda del presidente de la comisión de Pymes de la Caintra contradecía los valores de un hombre que quería representar a los ciudadanos.

Y que aunque habían buscado una solución renegociando la deuda con Belden Elizondo, éste no había accedido a pagar.

Que solamente había ofrecido, a través de su representante jurídico, pagarles el 20 por ciento del adeudo porque en GESTA no había capital y además había otros acreedores que exigían sus pagos.

Después de la difusión, de ese desplegado, Belden Elizondo publicó al día siguiente su respuesta.

El panista refutó la denuncia pública que habían hecho Betsy Wang y el abogado Patricio O’Farril.

También, Belden Elizondo difundió que si quienes lo acusaban públicamente tenían argumentos y pruebas sobre la presunta deuda, que entonces presentaran esas evidencias ante los tribunales para llevar el caso por la vía legal.

La acusación no llegó a los tribunales, pero hasta hoy la parte acreedora asegura que la empresa GESTA de Belden Elizondo no cumplió con el pago de la deuda.

Y que había otros acreedores que también exigían el pago de adeudos a la compañía que Belden Elizondo tiene en la calle Lerdo de Tejada, dentro del Parque Industrial El Lechugal, en Santa Catarina.

Este expediente contra el ex diputado asesinado es el único en que ha surgido hasta hoy en el tema de deudas con otros particulares.

Por otro lado, hay fuentes que aseguran que la empresa GESTA no tiene deudas ue se salgan de su rango de ingresos.