¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional

CASOTREVI

El expediente de la ‘Tía Juana’

César Cepeda

Juanita Sánchez Quintanilla, hoy implicada en el secuestro del esposo de la cantante Gloria Trevi, tiene un largo historial criminal en Monterrey como estafadora.

De acuerdo a fuentes de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, la madre de Lucía Garza Sánchez, comadre de la artista regiomontana, encabezó tiempo atrás una red delictiva dedicada a defraudar utilizando cheques sin fondos y tarjetas de crédito clonadas.


Ago 26, 2013
Lectura 6 min

En el 2003, la compañía American Express incluyó a Juanita Sánchez en una lista negra de mujeres que estaban defraudando a agencias de viajes con la compra de boletos de avión y habitaciones de hotel a destinos turísticos

http://youtu.be/WoZQfWroo8o

Juanita Sánchez Quintanilla, hoy implicada en el secuestro del esposo de la cantante Gloria Trevi, tiene un largo historial criminal en Monterrey como estafadora.

De acuerdo a fuentes de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, la madre de Lucía Garza Sánchez, comadre de la artista regiomontana, encabezó tiempo atrás una red delictiva dedicada a defraudar utilizando cheques sin fondos y tarjetas de crédito clonadas.

Sánchez Quintanilla comenzó su actividad delictiva en la década de los 80’s en Monterrey y la prolongó hasta mediados del 2000, cuando concluyó su carrera como delincuente de cuello blanco.

Entre las víctimas de la Tía Juana –como se le conocía en el medio- se encuentran particulares, instituciones bancarias y agencias de viajes de México y Estados Unidos.

Extraoficialmente se sabe que sólo en una ocasión fue aprehendida por las autoridades estatales de Nuevo León y recluida en el Penal del Topo Chico.

Junto con su hija Lucía Garza Sánchez, comadre de Gloria Trevi, y del esposo de ésta, Armando Gómez, la Tía Juana saltó a la fama la semana pasada cuando fue detenida en la ciudad de San Antonio, acusada de robar mercancía en una tienda HEB.

La señora Juanita Sánchez logró salir de la cárcel pagando una fianza a la que tuvo derecho por ser ciudadana norteamericana.

Sin embargo su hija, la exmodelo Lucía Garza Sánchez, madre de la hija del conductor Alfonso DeNigris, sigue a disposición de Immigration and Customs Enforcement y se espera su deportación a México en los próximos días.

La detención de las mujeres en Estados Unidos provocó que en México se conociera la orden de aprehensión que existe en su contra, por haber participado presuntamente en el plagio del esposo de la cantante Gloria Trevi, ocurrido el 7 de octubre de 2011 en Monterrey.

La orden de aprehensión fue obsequiada a la PGR por el Juez Quinto de Distrito en Materia Penal en Nuevo León.

La Tía Juana utiliza de manera indistinta dos nombres: Juanita Ernestina Sánchez Quintanilla y/o Juana María Sánchez Quintanilla.

Los que conocieron a esta señora en su juventud la recuerdan como una mujer hermosa, jovial y afable.

Pero con una debilidad: su gusto por los hombres poderosos y peligrosos.

Se sabe que de su relación con Ramiro “El Flaco” Guerra, dueño del cabaret Houston, tuvo una hija que hoy tiene el nombre de Lucía Garza Sánchez, comadre de Gloria Trevi.

“El Flaco” Guerra fue un famoso contrabandista de licor en Monterrey entre las décadas de los 70’s y 80’s.

Después Juanita Sánchez vivió en unión libre con Horacio Chavarría, “El Chavarras”, un comandante de la desaparecida fuerza aduanal, con quien procreó un hijo.

Éste lleva el nombre de Horacio Chavarría Sánchez, quien no reside en Monterrey, y también está implicado junto con su madre y su media hermana en el secuestro del marido de Gloria Trevi.

La carrera delictiva de la Tía Juana comenzó en la década de los 80’s, cometiendo pequeños fraudes a mueblerías utilizando cheques sin fondos.

La mujer compraba principalmente aparatos electrodomésticos –que luego revendía entre sus conocidos- pagando con cheques incobrables.

El caso alcanzó notoriedad en Monterrey y se le recuerda en el medio periodístico como “‘La Güera’ que mató el cheque”, porque a raíz de sus estafas muchas mueblerías no volvieron a aceptar este medio de pago.

A mediados de la década de los 90’s y mitad de la década pasada la Tía Juana volvió a la suyas, ahora defraudando con tarjetas bancarias clonadas.

La mujer operó una especie de agencia de viajes que ofrecía a mitad de precio boletos de avión y de hoteles.

Juanita Tours se llamaba este negocio ilegal.

Muchos regiomontanos viajaron a playas mexicanas y al extranjero aprovechando las ofertas singulares de esta mujer, que compraba los boletos en agencias de viajes de Estados Unidos con tarjetas clonadas American Express.

En el 2003, la compañía American Express incluyó a Juanita Sánchez en una lista negra de mujeres que estaban defraudando a agencias de viajes con la compra de boletos de avión y habitaciones de hotel a destinos turísticos.

La compañía alertó que estos fraudes se estaban cometiendo principalmente desde Monterrey.

Es durante esta época que Juanita conoce a Gloria Trevi y a su esposo, Gómez, gracias a Lucía Garza y a su amiga Claudia Cano, hija del empresario musical Servando Cano.

Fue Cano quien relanzó la carrera de la cantante regiomontana destruida por su estancia en la cárcel acusada de corrupción de menores y violación, junto con su exrepresentante Sergio Andrade.

Hace unos años Juanita dejó el crimen y se dedicó a emprender negocios legales: renta de locales y la administración de una veterinaria.

Se convierte en una mujer muy querida en su círculo de amistades que incluye a Gloria Trevi y a su esposo, Gómez.

Y es éste quien el 7 de octubre de 2011 le pide a la Tía Juana que le organice una fiesta en su casa, en la colonia Brisas de Monterrey, justo cuando la cantante ensayaba en la Arena Monterrey para una presentación.

Al salir de la fiesta y cuando se dirige a la Arena  Monterrey, la camioneta que traslada a Armando Gómez es interceptada por un comando que lo secuestra, pero deja en libertad a sus tres acompañantes.

Las autoridades detuvieron como responsables del plagio a una banda de secuestradores ligada al Cártel del Golfo, a la que presuntamente pertenecía Omar “El Gato” Ortiz, exportero de los Rayados.

Pero se desconoce si Gloria Trevi pagó algún rescate para liberar a su esposo.

Hoy, este secuestro vuelve a acaparar los reflectores por la presunta participación en él de las amigas de la cantante regiomontana.


Notas relacionadas

Ago 27, 2013
Lectura 5 min

Comentarios