60
millones de pesos recibirá la asociación civil Pobladores A.C. en el 2015 como donativo de parte del gobierno de Tabasco
"Con Núñez queda demostrado que solo hay recursos para los amigos. Imagínate esa señora (la diputada local del PRD) caminando entregando casas en pleno año electoral"
José Manuel AriasCoordinador de la asociación Santo Tomás
"Parece un gobernador muy eléctrico o muy corriente"
José Manuel AriasCoordinador de la asociación Santo Tomás
El primer militante del PRD en llegar al gobierno hizo un compromiso público para reducir los gastos referentes a la Quinta Grijalva
http://youtu.be/Xw4xaI_0bHQ

Durante el mandato en Tabasco del priista Andrés Granier, la Quinta Grijalva fue el símbolo de la corrupción que imperó en su gobierno.

Ahora que el estado está en manos del perredista Arturo Núñez, la residencia sigue siendo un lugar en el que se despilfarran los recursos de Tabasco sin rendir cuentas a nadie.

Los gastos relacionados con la residencia oficial del gobierno de Tabasco en el sexenio de Granier, formaron parte de la acusación que de desvío de recursos públicos que tiene hoy encarcelado al exmandatario priista.

La administración de Granier gastó miles de pesos en velas aromáticas, banquetes, vinos, toallas y regalos, según documentó la asociación ecológica Santo Tomás.

En su momento se presentaron comprobantes por los cuales el gobierno de Tabasco pagó 100 pesos por un kilo de cebollas.

El mantenimiento de la Quinta Grijalva – que contaba con un zoológico de animales exóticos- rondaba por los 30 mil pesos diarios.

Con la llegada de Núñez al gobierno de Tabasco hace dos años se esperaba que estos excesos terminaran.

El primer militante del PRD en llegar al gobierno hizo un compromiso público para reducir los gastos referentes a la Quinta Grijalva.

“Definitivamente no necesitamos un séquito como el que se tenía antes. Se tendrá nada más lo necesario”, aseguró.

Fue entonces que el mandatario perredista ordenó llevar a cabo una reducción del personal que estaba asignado a la Quinta Grijalva.

En el primer año de su mandato, el personal que laboró en la mansión –de acuerdo a una información solicitada por transparencia– ascendió a 62 personas entre guardias, servidumbre y limpieza.

Con esa decisión, Núñez se desmarcaba de su antecesor el polémico Granier.

Pero este año inexplicablemente el personal que trabaja en la Quinta Grijalva se duplicó para pasar a 123 empleados, de acuerdo a la información que proporcionó la administración de Núñez.

En la residencia oficial del gobierno de Tabasco reside solamente el actual mandatario y su esposa Martha Lilia López Aguilera.

Los 123 empleados que tienen a su servicio no es muy diferente a los 150 que tuvo el priista Granier.

El séquito de la Quinta Grijalva regresó.

Opacidad en torno a la Quinta

¿Cuánto cuesta con Núñez el mantenimiento de la mansión oficial?

No se sabe.

Los gastos que implica la operación de la Quinta Grijalva, bajo la gestión del perredista Alfredo Núñez, no se pueden saber por la opacidad con la que el gobierno de Tabasco maneja esta información.

La Secretaría de Administración del estado contestó de manera incompleta dos solicitudes de información que requerían los gastos erogados por la administración de Núñez por la operación de la Quinta Grijalva.

La petición informativa solicitaba copias de los comprobantes fiscales que amparan el uso de la Quinta Grijalva durante los primeros dos años de Núñez.

La Secretaría de Administración, a cargo de Amet Ramos Troconis, un funcionario cercano a Núñez, solo entregó copias de los recibos de luz y agua que se pagaron por la Quinta Grijalva durante el año 2013.

La respuesta por los gastos requeridos en el 2014 solo incluyó el pago de los recibos por el suministro de energía eléctrica.

“Parece un gobernador muy eléctrico o muy corriente”, bromea José Manuel Arias, coordinador de la asociación Santo Tomás, que interpuso la solicitud de información sobre los gastos de la Quinta Grijalva.

Reporte Indigo publicó ayer que el gobierno del perredista Arturo Núñez ha sucumbido tras dos años de gestión por los escándalos de corrupción y la ola de inseguridad que azota esta entidad del sureste mexicano.

Falla el reto histórico

La gestión de Arturo Núñez no ha estado a la altura del reto histórico que representó en el 2012 la llegada del primer gobierno de izquierda al poder del estado natal de Andrés Manuel López Obrador, líder opositor en México.

Núñez tomó protesta hace dos años como gobernador en un ambiente de esperanza y de ilusión por parte de los habitantes de este estado cansados y hartos del saqueo que hubo en el sexenio del priista Andrés Granier, actualmente preso en la Ciudad de México acusado de desvío de recursos.

Pero hoy, dos años después de la llegada del PRD a Tabasco, lo que existe entre los tabasqueños es un arraigado sentimiento de decepción por el desempeño de Núñez como mandatario y el de sus colaboradores.

Casos como el de la Quinta Grijalva es un ejemplo.

Pero también la entrega de apoyos sociales que lleva a cabo el gobierno de Tabasco se lleva a cabo con sesgo político y partidista.

El Gobierno de Tabasco no entrega recursos a organizaciones de la sociedad civil, a excepción de las que son promovidas por sus amigos y aliados políticos.

En el 2015 -que será año electoral en Tabasco- la asociación civil Pobladores A.C. recibirá un donativo de 60 millones de pesos de parte del gobierno de Tabasco para la construcción de vivienda para personas que viven en marginación.

Un apoyo que no sería polémico si no fuera porque esta organización está vinculada con la diputada local del PRD y aspirante a la alcaldía de Macuspana, Verónica Castillo Reyes.

Gracias a sus gestiones, la legisladora perredista logró que la administración de Núñez incrementará el próximo año la partida de 12 millones de pesos que recibió este año para la construcción de viviendas en zonas marginales de Tabasco.

Con 60 millones de pesos, el plan para el 2015 es ampliar la entrega de apoyos para la construcción de vivienda de 3 a 14 municipios de Tabasco.

Los apoyos para la construcción de vivienda entregados a la asociación de la legisladora perredista se entregaron a pesar de que en Tabasco opera un Instituto para la Vivienda que se dedica a la construcción de casas.

Este año el gobierno de Tabasco firmó un convenio con esta asociación civil para canalizar estos recursos que son de partidas federales.

Los recursos son canalizados a través del programa Casa Amiga, que maneja la Secretaría de Desarrollo Social de Tabasco para entregar los subsidios federales en materia de vivienda.

“La Secretaría donará recursos hasta por un monto de 12 millones quinientos mil pesos a la asociación con el objetivo de llevar a cabo las 420 acciones, con una aportación de $29,762 por acción en los municipios de Tacotalpa, Jonuta y Centla, establecidos en el anexo de ejecución técnica”, señala el contrato del cual Reporte Indigo tiene una copia.

En el convenio se fija un plazo hasta el 31 de diciembre de este año para la aplicación de los recursos y para el cumplimiento del contrato.

Pobladores A.C. se presenta como una organización civil interesada en promover el desarrollo comunitario para la construcción de viviendas.

El convenio no está firmado por la diputada del PRD, Castillo Reyes, sino por Cristina Virginia Almazán Villalobos, quien en el documento aparece como representante legal de la organización desde el 27 de julio de 2012.

Sin embargo, la legisladora del Sol Azteca no tiene reparo en respaldar públicamente esta organización y ostentarse como representante en el estado de Tabasco.

Según el currículum de la legisladora, disponible en la página del Congreso, Castillo Reyes fue coordinadora de Pobladores A.C. entre el 2009 y 2011.

Por parte del Gobierno de Tabasco el convenio está firmado por la Secretaría de Desarrollo Social, que encabeza María Virginia Campero Calderón Gutiérrez.

Tabasco –a diferencia de otras entidades del país- no tiene una ley que regule la entrega de apoyos económicos a organizaciones no gubernamentales.

También carece de convocatorias públicas para que las Ongs presenten sus proyectos.

“Con Núñez queda demostrado que solo hay recursos para los amigos”, reclama Arias Rodríguez. “Imagínate esa señora (la diputada local del PRD) caminando entregando casas en pleno año electoral”.

En Tabasco no hay un fundamento legal para la entrega de recursos públicos a terceros, reclama el activista.