¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

DECOMISOS

El desplome de las armas

Julio Ramírez

El decomiso de armas en la PGR se desploma.

Mientras que en 2009, el año en que más armamento se incautó en la última década, se decomisaron casi 100 mil armas, en la mitad de este año no se ha llegado ni a mil, de acuerdo con la información pública disponible de la Procuraduría General de la República (PGR).

Además, el poder de fuego incautado ha disminuido, pues ahora la pistola que más se ha decomisado es la Parabellum, un arma diseñada en Europa para uso policiaco y que en instancias oficiales casi está en desuso en el Mundo.


Ago 22, 2016
Lectura 10 min
portada post

22,751 armas incautó la PGR del 2013 al 2015, los primeros tres años de este sexenio.

La popularidad de la parabellum se extendió por el mundo por su practicidad y costo; aunque hoy se utiliza sólo para tiro deportivo

De acuerdo con la OEA, 875 millones de armas de fuego circulan en el mundo y sólo el 3 por ciento está en manos de policías

Cuando se confisca un arma se investiga si fue utilizada en algún hecho de violencia, para así dar con los posibles responsables

La cartuchería 9 mm Parabellum (...), es hoy tan considerada y famosa en nuestra nación (España), como lo es en el resto del mundo y en Europa”

- Olegario Somoza Castro

autor de ‘La muerte violenta’

Se estima que aproximadamente 700 mil armas se mueven ilegalmente cada año desde los Estados Unidos hacia México y el Caribe” 

- Organización de los Estados Americanos

https://youtu.be/3yV146npvqU

El decomiso de armas en la PGR se desploma.

Mientras que en 2009, el año en que más armamento se incautó en la última década, se decomisaron casi 100 mil armas, en la mitad de este año no se ha llegado ni a mil, de acuerdo con la información pública disponible de la Procuraduría General de la República (PGR).

Además, el poder de fuego incautado ha disminuido, pues ahora la pistola que más se ha decomisado es la Parabellum, un arma diseñada en Europa para uso policiaco y que en instancias oficiales casi está en desuso en el Mundo.

Informes de la PGR proporcionados a través de transparencia indican que, de 1999 hasta mediados del año pasado, la Fiscalía había incautado más de 200 mil armas en operativos contra la delincuencia organizada. Una pequeña parte de este armamento incautado al crimen organizado se trata de cuchillos y otras “armas blancas”, que son 236 piezas en estos años. El resto se trata de pistolas, escopetas y armas largas de diferentes calibres y en el listado hay incluso armamento de alto impacto como subametralladoras, ametralladoras, lanzagranadas y lanzacohetes.

En la información de la PGR se percibe la tendencia de los decomisos de armamentos en algunos sexenios. En los dos últimos años del presidente Ernesto Zedillo la Procuraduría decomisó en promedio mil 171 armas. En el sexenio de Vicente Fox se decomisaron al crimen alrededor de 28 mil 332 armas, unas 4 mil 722 por año.

En tiempos de Felipe Calderón Hinojosa se muestra un marcado repunte en decomiso de armas, pues en este sexenio en que se inició la llamada guerra contra el crimen organizado se decomisó el 75 por ciento de las armas de los últimos años. En esos seis años la PGR incautó 146 mil 227 piezas, es decir, 24 mil 371 armas por año.

En los primeros tres años que se tiene reporte de la PGR en este sexenio (2013, 2014 y 2015), la PGR ha decomisado 22 mil 751 armas, con un promedio anual de 7 mil 583 piezas de diferentes calibres.

Apenas el 13 de febrero de 2015, la Procuraduría coordinó la realización de una reunión bilateral entre México y Estados Unidos para abordar el tema del combate al tráfico ilícito de armas de fuego.

La mayoría de las armas incautadas en México y en América Latina, aunque tienen diferentes países de fabricación, proceden de Estados Unidos.

En la relación con Estados Unidos han ocurrido casos como el operativo denominado “Rápido y Furioso”, en donde a través de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) el gobierno estadounidense filtró armas a México con el objetivo de rastrear el paso de éstas a los criminales de este lado de la frontera y así dar con los delincuentes.

Una de las armas de la fallida operación apareció en la guarida de Joaquín “El Chapo” Guzmán tras su recaptura en Sinaloa.

En septiembre de 2014, funcionarios de PGR asistieron a El Salvador a una Reunión del Grupo de Trabajo sobre Tráfico Ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos en América Latina y el Caribe, donde se abordaron asuntos relacionados con el tránsito de este armamento y sus implicaciones.

El 6 de mayo de 2015, en Washington, DC, se realizó la Décima Sexta Reunión Ordinaria del Comité Consultivo de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícito de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Otros Materiales, la cual tuvo como objetivo discutir el informe de la implementación del curso de acción 2012-2016 para el funcionamiento y aplicación de la Convención Interamericana contra la Fabricación y el Tráfico Ilícitos de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros materiales (CIFTA).

Se documentan las agresiones

Una vez que se realiza un decomiso de un arma se guardará un expediente con datos que van más allá del modelo, tipo y calibre, y se busca investigar si fue utilizada en algún hecho de violencia y de este modo llegar a los posibles responsables, de acuerdo con la PGR.

En las investigaciones relacionadas con acopio y tráfico de armas vinculado con la delincuencia organizada, la Fiscalía utiliza un sistema de inteligencia diseñado especialmente para este análisis de tráfico de armas y con datos organizados se rastrea el uso del material incautado.

La PGR se percata de la incidencia de aseguramientos en las diferentes zonas del país, hace una ficha del tipo y calidad de armamento que se asegura (también por zona del país) y efectúa una relación del armamento asegurado y lo vincula con una organización de la delincuencia organizada.

Estos datos en buena parte no pueden ser públicos porque se trata de averiguaciones previas que se siguen ante el Ministerio Público federal por delitos vinculados con delincuencia organizada.

La PGR también organiza la información del material documentado para vincular el uso de un armamento específico con algunos casos anteriores en que se haya utilizado ese mismo material balístico, de esta manera se archiva todo en un banco de indicios y diligencias periciales involucradas con el armamento incautado.

La PGR sigue las investigaciones a partir de un banco de datos de un sistema internacional llamado Ibis, que toma las muestras colectadas de los casquillos recolectados en las escenas del crimen y toma los rasgos formados luego de su roce de las balas con el cañón del arma, lo cual es como una “huella digital” del armamento.

Dos armas del mismo calibre, con municiones idénticas y utilizada incluso en las mismas condiciones y aunque fueran realizadas por la misma fábrica dejan dos rastros diferentes. Esta información se almacena en un banco de datos compartido con otros gobiernos que utilizan el sistema, de tal forma que así se puede rastrear la utilizacion en delitos anteriores de un arma decomisada.

Información de la Organización de los Estados Americanos (OEA) indica que 875 millones de armas de fuego circulan alrededor del mundo y una gran mayoría, 74 por ciento de estas armas, están en manos de civiles o guardias de seguridad, mientras que sólo el 23% se encuentra en manos de las fuerzas armadas de los gobiernos y el 3% en manos de la policía.

“Por otra parte, alrededor de 8 millones de nuevas armas de fuego son fabricadas cada año mientras que existe también un significativo movimiento de armas de segunda mano, que pasan de dueño en dueño, y que pueden permanecer en el mercado por décadas. En relación a nuestra región, se estima que aproximadamente 700 mil armas se mueven ilegalmente cada año desde los Estados

Unidos hacia México y el Caribe, de las cuales 300 mil continúan su paso hacia Centroamérica”, indica la información.

Evidentemente, estas armas son difícilmente rastreables, pues además los criminales retiran los números de serie y datos de autentificación del armamento. Por ello, los sistemas de inteligencia en el mundo están basando su investigación en datos como las “huellas digitales” del sistema Ibis.

‘Prepárate para la guerra’

La Parabellum es el arma que más ha decomisado la PGR en lo que va del año, de acuerdo con un informe preliminar con corte al 15 de junio entregado a través de transparencia.

Hay una máxima latina que reza “Si quieres la paz, prepárate para la guerra”: “Si vis pacem, para bellum”. De ahí toma su nombre esta pistola diseñada por el austríaco Georg Luger y que este año ha resultado la favorita de los narcotraficantes. Al menos, es la más incautada, de acuerdo con los registros oficiales de la dependencia federal en un informe preliminar de este año.

En el pasado, esta pistola tenía una forma muy particular y está relacionada con el uso por parte de la policía nazi y los equipos de inteligencia europeos. Hoy hay versiones más modernas (tipo escuadra).

Es la 9mm Luger o Parabellum, de las que la ha encontrado 77 pistolas de este tipo de un total de 487 armas. Le sigue el rifle calibre .22 (Les ha incautado 41), la .380” automática (40 piezas), luego la .38” Especial (34 armas). La Fiscalía se ha apoderado de 344 armas cortas que antes pertenecían a la delincuencia organizada.

En lo referente a armas largas la PGR ha incautado 147 y la más decomisada en las operaciones policiacas es el arma larga calibre 7.62 x 39 mm, de la que se han incautado 35 piezas. En lo que va del año no han decomisado lanzacohetes ni “otros” y sólo se ha incautado un lanzagranadas 40mm.

La Parabellum se describe en libros especializados como una pistola que está casi en desuso por su poder de fuego, pues aunque llegó a ser reglamentario en fuerzas armadas y policiacas de varios países, en la actualidad se utiliza casi únicamente para tiro deportivo.

Alemania, Italia, Brasil, Hungría, Dinamarca, Rumania, Israel, Finlandia, Reino Unido, Bélgica y la antigua Yugoslavia, entre otros, son países cuyas fuerzas armadas han utilizado los cartuchos de esta arma, cuya popularidad se extendió por todo el mundo debido a su practicidad y costo.

La munición Parabellum es compatible con varias pistolas automáticas, revólveres y subfusiles.

De acuerdo con el experto español Olegario Somoza Castro, “la fase en grado superlativo alcanzada por el 9mm Parabellum, se debe fundamentalmente a que su triunfo, en adopción y acogida con entusiasmo y admiración se extendió por igual -y casi al mismo tiempo- en los ámbitos militar y civil”.

“La cartuchería 9mm Parabellum, que durante bastante tiempo se denominó en España 9 mm Especial (sin duda para distinguirla del 9mm corto y del 9mm largo), es hoy tan considerada y famosa en nuestra nación (España), como lo es en el resto del mundo y en Europa”, indica el autor en su libro ‘La muerte violenta’, editado en Madrid, España.


Notas relacionadas

Oct 12, 2015
Lectura 9 min

DECOMISOS

El zoo del narco

Julio Ramírez


Oct 12, 2015 Lectura 9 min

Comentarios