El ahora responsable del transporte y la movilidad en la capital invitó a líderes locales de corrientes del PRD para conversar de temas pendientes

Como secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés protagonizó historias de poder y control, ahora que Miguel Ángel Mancera Espinosa decidió removerlo a la Secretaría de Movilidad (Semovi), el funcionario se niega a morir políticamente y como líder de Vanguardia Progresista convocó a un cónclave en la Condesa.

Aunque ya no es el poderoso número dos de la Ciudad de México, el ahora responsable del transporte y la movilidad en la capital invitó a líderes locales de corrientes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para conversar de temas pendientes, una vez que pasó la tormenta de las renuncias, bajas y cambios en el gabinete legal y ampliado de Miguel Ángel Mancera.

La reunión fue convocada en el restaurante “El Barsa”, que se ubica en las calles de Michoacán y Atlixco, en la colonia Condesa en la delegación Cuauhtémoc, cerca de las oficinas que ahora ocupa en Semovi.

Acudieron Mauricio Toledo y Leonel Luna, exdelegados de Coyoacán y Álvaro Obregón, respectivamente, y que ahora van como diputados locales a la Asamblea Legislativa del DF.

Víctor Hugo Lobo, delegado electo en Gustavo A. Madero, y Jesús Valencia, exdelegado en Iztapalapa.

También llegaron la delegada electa en Iztapalapa, Dione Anguiano y su inseparable esposo, Alfredo Hernández Raigosa, quien en esta administración ocupó y dejó el cargo de procurador social.

Al desayuno, que algunos de los asistentes calificaron de “modesto” en relación a las comilonas ofrecidas desde el cargo de secretario de Gobierno, faltaron el todavía presidente del Sol Azteca en el Distrito Federal, Raúl Flores, y el diputado local electo, Víctor Hugo Romo, quienes presuntamente se tomaron algunos días de vacaciones antes de asumir los nuevos cargos en la Asamblea Legislativa.

Y aunque se trató de líderes de corrientes del PRD, no fueron convocados ninguno de los integrantes de IDN, la tribu que comanda el profesor René Bejarano, a quien Héctor Serrano se encargó de minimizar y bloquear en la administración actual. 

A IDN, otrora corriente más poderosa del PRD en el DF, corresponden la diputada local electa, Aleida Alavez, Ariadna Montiel y Enrique Vargas, entre otros.

El tema vedado

La reunión fue la primera de este tipo, desde hace poco más de una semana que Serrano fuera remplazado por la exsecretaria del Trabajo, Patricia Mercado, al frente de la Secretaría de Gobierno, como parte de los cambios del gabinete a mitad de sexenio.

Y después de que Serrano se ubicara como el blanco de acusaciones de diferentes partidos políticos en la capital, que lo señalaron de poner en marcha una maquinaria electoral desde el gobierno a favor del Sol Azteca, en las pasadas elecciones de junio, con la intención de apoyar a los candidatos afines.

Morena lo señaló directamente de orquestar la guerra sucia en su contra en diferentes delegaciones, y en particular el zacatecano Ricardo Monreal lo acusó incluso de espiar sus conversaciones telefónicas.

Por eso, pasada la tormenta electoral y la debacle del PRD en la que perdió posiciones, el exsecretario de Gobierno convocó a los que han jugado políticamente con él.

Algunos de los asistentes, refieren que se evitó hablar abiertamente de lo que significó la rotación que efectuó Mancera en su lugar, sobre todo cuando en reuniones previas con ese grupo les había comentado que él no se movería de su lugar.

Candidateando coordinador

En el cónclave fue inevitable hablar de la pugna por decidir quién de los diputados perredistas ocupará el cargo de coordinador de bancada del Sol Azteca en la ALDF.

Pese a que no llegaría tan empoderado como en legislaturas pasadas, donde el PRD representó una aplastante mayoría, la curul de coordinador sigue siendo peleada por las tribus que se disputan quién colocará al coordinador que dirija a los 19 diputados de la bancada amarilla.

Con esa lógica se mencionó al exdelegado de Álvaro Obregón, Leonel Luna, que dejó las filas de IDN de Bejarano para sumarse a Vanguardia Progresista cuando Héctor Serrano se encontraba en la cumbre de su papel como poderoso e influyente secretario de Gobierno.

Además, de que a Luna se le reconocer haber retenido para el PRD la Delegación Álvaro Obregón.

Tampoco se pierde de vista a Raúl Flores García, el presidente del PRD-DF, quien a pesar de ser uno de los responsables de la derrota del partido en las urnas, es uno de los hombres cercanos al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera que suena para dirigir la bancada.

Y como parte de esta terna perredista también se contempla para dirigir a los diputados locales a Víctor Hugo Romo, miembro de la corriente Foro Sol, a quien se le atribuye el fracaso de haber perdido la Delegación Miguel Hidalgo con David Razú y devolvérsela al PAN con Xóchitl Gálvez.

Sin definir posturas respecto a este tema, los asistentes al desayuno que convocó Serrano rozaron algunos otros temas como la preocupación por el recorte presupuestal de más de 140 millones de pesos que se aplicará desde la Cámara de Diputados al Distrito Federal.

Se despidieron con el compromiso de volverse a reunir. Ahora por los rumbos de la Roma o Condesa, no más en aquellas oficinas del primer piso de la Secretaría de Gobierno.