¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

EDUARDOALMAGUER

¿El conciliador?

Paloma Robles

En medio de un fuerte escándalo en torno a las irregularidades registradas en las inscripciones a candidatos a presidentes municipales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el nuevo lider Eduardo Almaguer Ramírez asegura que su trabajo será de conciliación.

Y es que el ex presidente Rafael González Pimienta dejó divisiones y pleitos con alcaldes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, y hay quien señala que su dirigencia motivó la salida de varios priistas en municipios al interior de Jalisco.


May 10, 2012
Lectura 6 min
portada post

El PRI debe retomar la comunicación con los municipios pues ha habido casos en los que se ha detectado que hay una contra militancia

En medio de un fuerte escándalo en torno a las irregularidades registradas en las inscripciones a candidatos a presidentes municipales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el nuevo lider Eduardo Almaguer Ramírez asegura que su trabajo será de conciliación.

Y es que el ex presidente Rafael González Pimienta dejó divisiones y pleitos con alcaldes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, y hay quien señala que su dirigencia motivó la salida de varios priistas en municipios al interior de Jalisco.

Reconoció incluso que su partido debe retomar la comunicación con los municipios pues hubo casos en los que se ha detectado que hay una contramilitancia como sucedió en el municipio de La Barca.

Ante este nuevo reto al frente del PRI Almaguer Ramírez busca conciliar entre las fuerzas de su partido, recuperando la conˆfianza de los que fueron enemigos del ex presidente.

Por eso busca restablecer el dialogo con el alcalde de Zapopan Héctor Vielma Ordóñez, uno de los principales críticos del trabajo de González Pimienta.

Y es que no necesariamente entra con el pie derecho, pues hace apenas unos días fue nombrado delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional para el PRI Jalisco, en un acto que muchos catalogan de incongruente.

Porque apenas en enero de este año el propio Almaguer Ramírez combatió al presidente saliente, por considerar que su cargo era ilegal.

En entrevista para Reporte Indigo el priista justiˆfica que los embates a principios del año donde denostó el trabajo de González Pimienta, son cuestiones del pasado y nada tenían que ver con el cargo sino con la voluntad del ex presidente de imponerse como líder del PRI un periodo más.

Refiere que el Comité Ejecutivo Nacional en uso de sus facultades, estableció que en periodo electoral no pude haber un proceso para elegir a presidentes de partido.

Por eso se le nombró de manera provisional como titular del PRI Jalisco.

Sin embargo, el delegado especial podría afrontar las mismas presiones que él ejerció sobre González Pimienta pues en algunos meses se deberá elegir mediante un proceso interno al presidente del partido.

“Es imposible que tú tengas una dirigencia política sino tienes un consenso político contigo”, expresa el priista, cuya visión pragmática es que la división se sana con las coincidencias en las inconformidades derivadas de los gobiernos panistas.

Para Almaguer Ramírez lo fundamental es rescatar a Jalisco de 18 años de resquebrajamiento de las instituciones públicas.

“La fuerza del Estado se ha venido desmoronando para ser sustituido por los poderes de facto que no solamente son lo que antes señalaba por los poderes económicos sino que son sustituidos por el crimen organizado”.

En enero de 2012 Almaguer Ramírez insistía en que al interior de su partido había quienes creían que la unidad se da solamente en el autoritarismo.

Ahora como delegado especial refiere que no permitirá “que nadie esté por encima de la institución de mi partido, ni de dentro ni de fuera”.

Zapopan, piedra en el zapato

En la lista de pendientes de Almaguer Ramírez está recuperar la comunicación entre los diferentes actores de su partido, pues en meses pasados la incomprensión rebasó a la institución y las divisiones fueron manifiestas.

El caso más emblemático fue el del municipio de Zapopan en donde se presume que el ex titular del PRI Rafael González Pimienta no quiso firmar los documentos de inscripción de la candidatura al municipio Zapopan de Héctor Robles a fin de boicotear al grupo.

Robles destrabó su inscripción ayudado de un mandato judicial de la Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Jalisco quien obligó al Instituto Electoral a realizar el registro.

Al respecto Almaguer Ramírez comenta que en los próximos días espera concretar una reunión con el alcalde de Zapopan Héctor Vielma Ordóñez.

“Estaremos anunciando un incorporación plena de toda la militancia de Zapopan en esta propuesta del PRI para el primero de Julio”.

Relaciones peligrosas: oportunismo electoral

El delegado especial del PRI asegura que las acusaciones que lanzó el Partido Acción Nacional (PAN) sobre las relaciones peligrosas del candidato a la gubernatura, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz son parte de una estrategia meramente electoral.

Reta al PAN a iniciar una investigación concienzuda en torno a las personas que rodean al candidato.

Cuestiona incluso que en los últimos cinco años no ha habido ningún indicio que las personas señaladas como presuntos culpables de delitos sean realmente responsables de ilícitos.

Sobre Rocío del Carmen Duarte Contreras, empleada municipal cuya familia está vinculada a bandas de robo de coches, Almaguer Ramírez manifiesta “que cada quien es responsable de su vida personal”.

“Yo no tengo ningún dato de que ella en su desarrollo de la administración pública haya cometido alguna irregularidad. Y si su familia tuvo problemas con la justicia, insisto, el Partido Acción Nacional tiene los instrumentos para investigar, para resolver de manera institucional y el partido está muy atento”.

El priista critica al PAN y califica que han cometido errores que ahora quieren paliar desviando la atención y utilizando el prestigio de las personas para obtener un beneficio electoral.

“Nosotros no vamos a proteger a nadie, no vamos a tolerar absolutamente a nadie pero lo que tampoco vamos a aceptar es que se utilicen medias verdades para un ejercicio electoral”.

Sin embargo, recuerda que durante la administración municipal se tramitaron diversas denuncias penales en contra del ex alcalde panista, Alfonso Petersen Farah, por desvíos en la intervención urbana en la Avenida Vallarta, aunque la denuncia nunca prosperó.

Almaguer Ramírez culpa a la Procuraduría del Estado de tener atoradas otras querellas como la interpuesta por los vecinos de la Colonia Lafayette que fueron golpeados en pleno salón de plenos al momento en que estaba siendo discutida las aprobación de los planes parciales.

“Ellos (los panistas) saben, con los instrumentos institucionales que tienen, que pueden perfectamente citar a las personas, escuchar y revisar la situación jurídica que guardan”, estimó.

Finalmente en cuanto a la relación con la Universidad de Guadalajara como aliado en esta elecciones, Almaguer Ramírez manifestó que llevarán una relación institucional.

Puntualiza que será la misma relación que se entabló desde la administración municipal.

Comentarios