http://www.youtube.com/watch?v=jbshGmFvOyg

Tras los desastres naturales que han azotado varias regiones de México, ayer en el Distrito Federal diversas organizaciones campesinas se congregaron para denunciar la alarmante situación que atraviesa el campo mexicano. 

Integrantes del Frente Auténtico del Campo (FAC) bloquearon las inmediaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) durante varias horas. 

Exigieron se concreten programas para garantizar la soberanía alimentaria, que el presupuesto para el campo se gaste de forma distinta, que se definan programas para el desarrollo regional, entre otras demandas.

Provenientes de diversos estados de la República, las organizaciones que integran el FAP –como la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (Coduc), la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Unión Nacional Integradora de Organizaciones Solidarias y Economía Social (Unimoss), El Barzón y la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA)– demandaron al secretario de Agricultura construir un nuevo acuerdo nacional e incluyente para el campo.

Desde que en 2003 se firmó con el entonces presidente Vicente Fox un acuerdo, “no ha habido un cumplimiento… fue una firma más”, dice Heberto Florentino Castro a Reporte Indigo.

El dirigente estatal de la CNPA en Hidalgo explicó que buscan establecer una política clara para el campo, contar con un presupuesto diseñando de acuerdo con la necesidad de cada zona del país –Norte, Centro, Sur– y crear políticas y programas para echar andar ciertas acciones. 

Como la de las cadenas productivas para cañeros y cafetaleros, por ejemplo. Por ello indicó que se requiere “reorientar el presupuesto, decir cuánto va para gasto corriente, cuánto va para programas y qué programas porque hay discurso y discurso pero no hay claridad en la aplicación de esos recursos”.

Florentino Castro aseguró que la Sagarpa ha sido rebasada por las problemáticas que afronta el campo y solo ha hecho a un lado los compromisos signados, “no vemos para lo que fue creada”, indicó a las afueras de la dependencia y entre los manifestantes que portaban banderas con la imagen de Emiliano Zapata.

Mientras dirigentes del FAC, como José Narro Céspedes y Álvaro López, entre otros, dialogaban con el secretario Enrique Martínez, sobre el eje Cuauhtémoc fue instalada una carpa como amenaza de que ahí se comenzaría a hacer un plantón de mayores dimensiones.

Con corridos de Zapata como música de fondo los denunciantes denunciaban que el campo mexicano está abandonado y que resulta una farsa total los apoyos federales brindados.

“Este frente de lucha tiene que ser una línea para tocar no solo la puerta de la Sagarpa sino de todas las delegaciones federales”, dijo un integrante del FAP.

Las críticas eran por el trato a los campesinos, contra la “gran mentira” que es la Cruzada contra el Hambre, donde sobran los diagnósticos y los apoyos no arriban a las comunidades, y también porque “es terrible le hayan regresado más de 3 mil millones de pesos de impuestos a Televisa y quieran darle mil millones a nuestros compañeros que están inundados”.

Fue en este punto donde los campesinos hicieron patente su solidaridad con el movimiento magisterial:

“Estamos haciendo una misma lucha con los maestros, con los trabajadores del SME en su resistencia y con cualquier otra organización que en estos momentos se oponga a la reforma energética, a la reforma hacendaria, a la reforma educativa”.

Se aterriza un acuerdo

Tras la reunión con el secretario y subscretarios de la Sagarpa se acordó tener para el lunes próximo un documento sobre el Pacto Rural, que esté consensuado entre las autoridades y el FAC. Se pretende que el mismo luego se lleve a la Secretaría de Gobernación y al Congreso.

Las exigencias

1 Que concreten programas para garantizar la soberanía alimentaria.

2 Que el presupuesto para el campo se gaste de forma distinta.

3 Que se definan programas para el desarrollo regional.

Esperan megamarcha

El 45 aniversario del 2 de octubre de 1968 se recordará con una marcha que arrancará en la Plaza de la Tres Culturas.

Estudiantes, maestros, electricistas y diversas organizaciones sociales y laborales formarán parte del megacontingente que caminará en memoria de todos los caídos en la Matanza de Tlatelolco.

Se prevé participen alumnos y exalumnos de diversas preparatorias y facultades como la UNAM, la UAM, el IPN, la Universidad de la Ciudad de México, la Universidad de Chapingo y el Comité del 68.

También estarán presentes integrantes de la CNTE, el SME, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, del Movimiento #YoSoy132, entre otros.

Ante el anuncio de que algunos marchistas pretendían concluir su recorrido con un mitin en las inmediaciones del Zócalo capitalino, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) echó a andar un operativo desde la medianoche, colocando vallas de metal en calles estratégicas, comercios y monumentos de valor en diversos puntos del Centro Histórico.

La instrucción es no permitir el acceso a la Plaza de la Constitución por si llegan a gestarse acciones vandálicas.