Jaime Rodríguez Calderón El Bronco, exgobernador de Nuevo León que se encontraba preso, regresó al quirófano después de presentar complicaciones, tras la cirugía que le hicieron el pasado viernes en el Hospital Universitario. 

Familiares y amigos del exmandatario local indicaron a través de redes sociales que Rodríguez Calderón se encuentra delicado de salud, por lo que tuvo que ser reingresado. 

Te puede interesar: AMLO manda abrazo y saludo a “El Bronco” ante su actual situación jurídica y de salud

“La cirugía que se le practicó al ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’ hace una semana, en el Hospital Universitario, ha presentado complicaciones, por lo que en este momento fue reingresado al quirófano”, escribieron. 

La familia de El Bronco pidió a ciudadanos orar por el exgobernador, para que tras su nuevo ingreso a quirófano, salga adelante. 

“La familia del ex gobernador agradecemos cada una de las muestras de apoyo y sus buenos comentarios que, tengan la seguridad, se le han hecho llegar y le han hecho mucho bien anímicamente en estos momentos difíciles. Hoy, más que nunca queremos pedirles, de corazón, que lo incluyan en sus oraciones para que pueda salir adelante, con la ayuda de los médicos especialistas, y de Dios. Gracias de antemano por sus buenos deseos”, mencionaron en una misiva de redes sociales. 

Fue a través del perfil de redes sociales de El Bronco que su familia se comunicó con todos aquellos seguidores que se mantienen al pendiente de su estado de salud. 

El pasado 1 de mayo, un juez ordenó el traslado del exmandatario a un hospital privado, después de presentar múltiples problemas de salud. 

Te sugerimos: Juez ordena traslado de “El Bronco” a un hospital privado

La defensa del exmandatario estatal presentó una solicitud al juez José Antonio Almaguer Garza, para pedir el traslado de El Bronco al Doctors Hospital en Monterrey. 

Previamente, fue atendido de una diverticulitis, incluso el doctor Manuel de la O Cavazos y el gastroenterólogo, Carlos Elizondo, visitaron al exgobernador.

En abril, Adalina Dávalos Martínez, esposa de Rodríguez Calderón pidió a la Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos revisar las condiciones en la que se encontraba su esposo, mientras permanecía en prisión. 

Rodríguez Calderón confirmó que le fueron hallados tumores en el intestino, cuando anunció la primera cirugía a la que fue sometido.