32
millones de pesos financió La Piedad al albergue, durante los ocho años de administraciones panistas
La visita para la entrega de los recursos de Sedesol fue la última reunión oficial que sostuvo Rosa del Carmen Verduzco
Oliva Ramírez dispuso como uno de sus primeros actos la entrega de fondos de ayuda para el albergue de Michoacán
La unidad de inteligencia financiera de la PGR inició la averiguación de los financiamientos del albergue

En los últimos diez años, la casa hogar La Gran Familia recibió financiamiento público por el orden de los 334 millones de pesos.

La mayor parte de los recursos llegaron del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Desarrollo Social. Otra parte fue entregada por los gobiernos estatales de Michoacán, Jalisco y Guanajuato.

Solo en los últimos tres años de la administración del panista Juan Manuel Oliva Ramírez, el gobierno de Guanajuato financió al albergue michoacano con casi 36 millones de pesos. Los fondos habían sido destinados a través de seis programas institucionales, en los qu destaca la construcción de la nueva refinería y el parque Bicentenario.

En Michoacán, el gobernador Lázaro Cárdenas y luego su sucesor, Leonel Godoy Rangel, destinaron durante sus años de gobierno 72 millones de pesos, recursos que le fueron entregados mensualmente a la directora del albergue, Rosa del Carmen Verduzco.

Uno de los municipios más generosos con “Mamá Rosa” fue el de La Piedad. En los casi ocho años de las administraciones de los panistas Arturo Torres Santos y Ricardo Guzmán Romero, destinó 32 millones de pesos a las arcas del albergue.

Esos recursos fueron parte de los entregados a la administración municipal como fondo extraordinario por parte de la Presidencia de la República para rehabilitación urbana.

En la efímera administración de Fausto Vallejo y Jesús Reyna, en Michoacán, los apoyos a la casa hogar de La Gran Familia fueron por el orden de los 11 millones de pesos. Los recursos se entregaron a través de subsidios directos a cargo del gobernador en turno, a petición de la beneficiaria.

El gobierno estatal de Jalisco, en la administración del panista Emilio González Márquez, también destinó fondos para el fortalecimiento de la casa hogar de “Mamá Rosa”, esto a través de la oficina estatal del DIF.

Desde esa entidad se enviaron más de 26 millones de pesos durante todo el periodo del polémico gobernador.

Pero durante los últimos diez años, la mayor parte de los fondos de apoyo a “Mamá Rosa” llegaron de la Federación.

El programa social que Rosa del Carmen Verduzco vendió al gobierno de la República se fincó en el rescate de los niños abandonados. Por eso, el monto de ayuda total fue por el orden de los 183 millones de pesos, recursos que fluyeron mensualmente durante las administraciones panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Diputados federales de la Comisión de Grupos Vulnerables, que preside la legisladora michoacana Adriana Hernández Iñiguez, reconocen con discreción que una de las instituciones que mayor apoyo federal ha recibido -al menos durante las administraciones de Fox y Calderón- fue La Gran Familia.

A pesar de ello, dicha Comisión no ha establecido su postura oficial en torno al polémico caso.

Hernández Iñiguez, quien llegó a la Cámara de Diputados como abanderada del PRI, es representante por el distrito electoral de Michoacán, con cabecera en Zamora, en donde precisamente Mamá Rosa tenía el control de varias organizaciones sociales que agrupan a campesinos, comerciantes y sectores sociales.

Investigarían por lavado de dinero

Fuentes cercanas al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) han señalado que una de las investigaciones en torno a la casa albergue de Zamora, La Gran Familia, es por el delito de lavado de dinero.

Aseguran que existen indicios que apuntan hacia la aportación de recursos de procedencia ilícita, los que pudieron ser entregados por células del crimen organizado en la zona.

La Unidad de Inteligencia Financiera de la PGR ha iniciado ya la averiguación de los financiamientos de los que era objeto el albergue de “Mamá Rosa”. Aunque se ha establecido que el estado de inimputabilidad en el que se encuentra la mujer de 79 años, le evitará cualquier acusación que se pudiera derivar de las investigaciones policiales.

Pero los recursos económicos de la casa hogar también llegaron por medio de incontables aportaciones particulares, que no eran auditables.

“Mamá Rosa” se limitaba a ofrecer un espacio de transparencia publicando en medios locales una lista de donantes, montos aportados y gastos en los que se aplicaban los recursos.

La única cuenta oficial de recaudación de fondos que utilizó “Mamá Rosa” fue la de Banamex 670-7999-789 a nombre de la Gran Familia A.C., la cual actualmente es auditada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Ahí, revisarán los recursos que recibió Rosa del Carmen Verduzco solo del 2011 al 2013.

De los 8 millones 194 mil 528 pesos que se registran en esa cuenta, la mayoría provienen de personas físicas que querían ayudar a los niños en condición de abandono.

Conexión con El Yunque

La cercanía de Rosa del Carmen Verduzco con Marcial Maciel, fue lo que posibilitó que el fundador de la orden católica Los Legionarios de Cristo la recomendara con el principal organismo financiador de los defensores del catolicismo en el bajío: El Yunque.

Luis Felipe Bravo Mena, la cabeza visible del movimiento de extrema derecha, fue el que acercó a “Mamá Rosa” con el recién electo gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez, a fin de plantearle las necesidades económicas para la operación del albergue.

Oliva Ramírez dispuso como uno de sus primeros actos la entrega de fondos de ayuda para el albergue de Michoacán. La mayor parte de los recursos fueron entregados de los programas Oportunidades Económicas para Grupos Prioritarios, Acción Integral de Adultos Mayores e Impulso a los Organismos de la Sociedad Civil.

Otras donaciones en especie del gobierno de Guanajuato para fortalecer el trabajo de “Mamá Rosa” salieron del DIF estatal a través de la empresa Impulsora Comercial de la Estrella, a la que el gobernador Oliva Ramírez le otorgó contratos por más de 80 millones de pesos, sin licitación.

La empresa Impulsora Comercial de la Estrella está vinculada con la agrupación de El Yunque. Una de las socias mayoritarias de esa empresa era Helena Martínez Díaz, esposa de Fernando Villegas Nava, quien a su vez es hijo de Elías Villegas Torres, el ideólogo del movimiento yunquista.

Los apoyos para “Mamá Rosa” por parte del gobierno estatal no se limitaron a El Yunque de Guanajuato, también incluyeron al del bajío michoacano. Durante la administración del alcalde piedadense Arturo Torres Santos, el DIF municipal comenzó a otorgar apoyos oficiales en especie y económicos al albergue, como parte de su programa de atención a niños en situación vulnerable.

La mayor parte de los fondos que se entregaban al albergue de “Mamá Rosa” eran solicitados para la alimentación de los menores, sin considerar que personal de la propia institución manejaba un banco de alimentos en la ciudad de Zamora, el que funcionaba con el apoyo de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD) que preside desde el 2003 Vicente Yáñez Solloa.

Sedesol Michoacán reconoce apoyo

Aunque de manera conservadora, el delegado de la Sedesol en Michoacán, Víctor Manuel Silva Tejeda, reconoció que la dependencia a su cargo sí entregó recursos para apoyar el sostenimiento de la casa hogar de “Mamá Rosa”.

Hace apenas unos meses, la Sedesol le hizo entrega de una suma cercana a los 250 mil pesos, recursos que se deberían haber destinado a mejorar las instalaciones de la institución. Esos fondos fueron recibidos por la beneficiaria, y de acuerdo a Silva Tejeda, sí se justificó su aplicación en el renglón establecido.

La visita para la entrega de los recursos de Sedesol fue la última reunión oficial que sostuvo Rosa del Carmen Verduzco dentro de las instalaciones de la casa hogar, por donde desfilaron todos los alcaldes benefactores y todos los gobernadores que ha tenido Michoacán en los últimos 40 años.

El delegado de Sedesol, igual que todos los invitados de La Gran Familia, nunca pasó más allá del primer patio de la casona.

El programa federal Conversión Social fue solo una de las vertientes de financiamiento al albergue de La Gran Familia. Mediante ese renglón, reconoció Silva Tejeda, “Mamá Rosa” recibió del 2006 a la fecha una cantidad entre los 100 mil y los 160 mil pesos anuales.

Aún se revisan otros renglones federales de donde se pudo haber destinado dinero a la obra social de la protegida del expresidente Vicente Fox.

Es una cortina de humo

Para el diputado Reginaldo Sandoval, quien ha criticado el financiamiento oficial a las labores oscuras de “Mamá Rosa”, el asunto tiene trasfondo.

Se trata, dice, de una cortina de humo diseñada por el Gobierno Federal para distraer la atención nacional de la reforma energética aprobada por los partidos del PRI y el PAN.

“No veo otra razón”, asegura el legislador michoacano.

El albergue de “Mamá Rosa” llevaba años trabajando en forma oscura, con denuncias de hechos muy graves, y sin embargo el Gobierno Federal nunca le quiso entrar al asunto, remarca Sandoval.

Y justo cuando se lleva al debate de las leyes secundarias de la reforma energética es cuando se hace el teatro y se acapara la atención nacional, señala.

“Ya se les había caído el teatro del mundial y optaron por este nuevo escenario”.

Se revive el conflicto

El financiamiento que otorgó el gobierno panista de Juan Manuel Oliva Ramírez en Guanajuato al albergue michoacano de “Mamá Rosa” ha hecho que varios legisladores del PRI en esa entidad intenten revivir una denuncia de hechos en contra de Oliva Ramírez, al que le imputan  desvíos por el orden de los mil millones de pesos.

A principios del 2012, un grupo de legisladores locales -encabezados por Francisco Javier Contreras Ramírez, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en esa entidad-  denunciaron malos manejos del entonces gobernador, en relación a la construcción de la fallida refinería de Salamanca, el Tren Interurbano de Guanajuato y la Expo Bicentenario de Silao.

Hoy los diputados priistas reúnen pruebas de los apoyos a Oliva Ramírez a “Mamá Rosa” para aportarlos a la investigación de la PGR.

Al exgobernador de Guanajuato se le acusa de pagar 100 mil pesos a campesinos por la compra de una hectárea de terreno para hacerla valer ante la tesorería del estado a un precio por encima de un millón 500 mil pesos. De allí pudo financiar lo que Oliva Ramírez quiso,  exponen en su denuncia los diputados priistas.