Tal y como se esperaba, en la jornada electoral de ayer en Chihuahua, el abstencionismo fue el ganador. Aunque el PRI obtuvo la mayoría en el Congreso del Estado y las alcaldías, la participación ciudadana fue baja, pues se estima que solo acudieron alrededor del 35 por ciento de total del padrón electoral de un millón 399 mil. 

Ya el sábado, Enrique Rodríguez, Vocero del Instituto Estatal Electoral, había manifestado que conforme al antecedente que se tiene de las elecciones locales del 2010, en donde acudió a las urnas el 41.4 por ciento de los electores, ya se esperaba que se mantuviera la misma tónica.

De acuerdo a la prensa local, poco antes de la 21:00 horas los resultados perfilaban al priista Enrique Serrano como ganador en Ciudad Juárez, una de las ciudades más importantes del estado. En cuanto al Congreso, el resultado arrojaba ventaja para el PRI en la mayoría de curules del Distrito 3, sin embargo, el PREP manejaba cifras muy reñidas en otros distritos.