¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

CRIMENORGANIZADO

Efectos colaterales por ‘El Betito’

Icela Lagunas

Con la detención de Roberto Moyado, líder de La Unión de Tepito, las autoridades capitalinas investigan qué mandos policiacos pudieron servirle de blindaje, al mismo tiempo que se espera un reacomodo en la estructura criminal


Ago 13, 2018
Lectura 5 min
portada post

Desde la jefatura de gobierno se ordenó a las áreas de asuntos internos y servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Procuraduría General de Justicia (PGJDF) investigar la posible protección de algunos mandos policiacos a Roberto Moyado alias “El Betito” y sus lugartenientes.

El tema es investigado a profundidad para evitar que los “apoyos policiacos” permitan la reorganización de La Unión ante el posible pleito que derive la sucesión de Roberto Moyado.

El nombre de Rachif Castro Moreno aparece como uno de los virtuales líderes a remplazar al de Betito, es uno de los fundadores de La Unión

Rachif no es un sicario más del grupo, se le ubica como uno de los fundadores de ese grupo delictivo, aunque se le perdió la pista desde que ocurrió el secuestro y crimen de los jóvenes de Tepito que La Unión levantó en el antro Heaven de la Zona Rosa.

A la par de la sucesión, el gobierno de la Ciudad inició una investigación hacia dentro de sus instituciones para determinar quienes pudieron servir de blindaje de “El Betito” todos estos años.

La pesquisa tendría como principal hilo conductor los nombres y alias de efectivos policiacos que el capo local y su hermano habrían soltado, sin detalles, en su declaración ante el Ministerio Público local.

Otra de las líneas a seguir si se quiere llegar a fondo en la presunta corrupción de policías son los casos ventilados públicamente de jefes de grupo o de sector, que fueron exhibidos recibiendo dinero de presuntos integrantes de La Unión de Tepito. A partir de estos, dar continuidad a la cadena de mandos al más alto nivel.

El nombre de Raúl Peralta Alvarado, jefe de la policía de investigación de la PGJDF, comenzó a circular las primeras horas después de la captura de “El Betito”, las acusaciones públicas se toman con reserva pues podría tratarse de fuego amigo. No obstante, no es la primera vez que este funcionario está bajo sospecha.

Desde 2012, Raúl Peralta y otro de sus colaboradores, el comandante Fernando de Anda, han estado bajo sospecha por solapar que elementos de inteligencia de la PGJDF extorsionaban y secuestraban a comerciantes, lo que derivó en un escándalo que llevó a prisión al menos a doce efectivos ese año.

Hace justo un año, también, tras la caída de Felipe de Jesús Pérez, alias “El Ojos”, el nombre de Fernando de Anda salió a relucir como el principal responsable de dar protección al capo del Cártel de Tláhuac que fue abatido por elementos de La Marina Armada de México.

Por eso es que ahora, con la caída de “El Betito” y tras largos meses de decapitados, embolsados y destazados, la sospecha de protección policiaca al presunto narco de Tepito vuelve a encenderse.

Y es que, tras la captura de Roberto Moyado, la acusación subida en junio de 2016 en un canal de YouTube, para denunciar al cártel de “El Betito” también refiere desde ese tiempo múltiples complicidades por parte de funcionarios del gobierno de la Ciudad de México.

“Les damos algunos nombres de personas que los protegen, Raúl Peralta Alvarado, jefe de investigación; Fernando de Anda, comandante; Miguel Barrera Camacho, alias el “comandante Camacho”, señala en el video que aún está en el canal YouTube.

El video titulado, “Los verdaderos rostros del Cártel de la Unión del betito de la B”, un encapuchado advierte de la tragedia de no hacer nada para detener a los integrantes de la organización.

Advirtieron de La Unión

Desde hace dos años un supuesto justiciero anónimo advirtió a los gobernantes de la Ciudad de México –vía redes sociales- de la “tragedia” que viviría la capital sino frenaba las extorsiones y asesinatos de La Unión de Tepito.

“Ustedes van a ser los culpables de una tragedia”, advirtió el hombre cuya información se fue comprobando al paso de los meses.

En ese mensaje, difundido en 2016, exhibió completamente a Juan Iván Arenas, alias “La Pulga” al divulgar el domicilio de Insurgentes Norte, edificio Geranio 458, departamento 404 y Ricardo Flores Magón 292, en la colonia Atlampa; en este último fue ultimado a balazos por presuntos colaboradores de “El Tortas” de la Anti Unión.

En ese mensaje, difundido en 2016, exhibió completamente a Juan Iván Arenas, alias “La Pulga” al divulgar el domicilio de Insurgentes Norte, edificio Geranio 458, departamento 404 y Ricardo Flores Magón 292, en la colonia Atlampa; en este último fue ultimado a balazos por presuntos colaboradores de “El Tortas” de la Anti Unión.

Algunas que han registrado el deterioro son Tláhuac, Xochimilco, Milpa Alta, Iztapalapa y Tlalpan.

La investigación de los elementos involucrados tiene como principal hilo conductor los nombres y alias de policías que el capo local y su hermano presuntamente dijeron en su declaración ante el Ministerio Público

Con los señalamientos de tener al “enemigo en casa”, el próximo gobierno que encabezará Claudia Sheinbaum Pardo se reservó hasta el último momento la asignación de las titularidades de la PGJDF y de la SSP mientras analiza con lupa los perfiles de quienes podrían ocupar los cargos.


Notas relacionadas
doPlay

Dic 5, 2018

doPlay

Ago 23, 2018

CRIMENORGANIZADO

El Estado disuelto

Luis Herrera


Ago 23, 2018

doPlay

Ago 8, 2018

Jul 16, 2018
Lectura 5 min

CRIMENORGANIZADO

Antros al rojo vivo

Jesús Padilla


Jul 16, 2018 Lectura 5 min

Comentarios