La Dirección General de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Administración, a través de la Dirección de Concursos, la cual se encuentra a cargo de Paola Gabriela Serrano Rodríguez, entregó millones de pesos a sucursales de dos empresas de autos que participaron en un concurso de licitación.

Se trata de las firmas Car One y Refran Autos y sus sucursales: Car One Gonzalitos S.A de C.V., Car One Monterrey S.A de C.V., Refran Oriental S.A.P.I de C.V. y Refran Autos S. de R.L. de C.V., Car One SANJE S.A de C.V. y Car One Valle S.A de C.V., quienes compitieron entre sí dentro de la licitación DGAS-DC-018/2022.

Las dos empresas se repartieron la adjudicación, por un monto de 12 millones 490 mil 616 pesos, por la venta de un total de 23 vehículos para diferentes dependencias del Gobierno estatal, en una clara práctica de duopolio.

Esta licitación, aunque posee elementos que dan a entender que fue cancelada por Paola Gabriela Serrano Rodríguez, no fue así, situación que podría constituir una violación a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Nuevo León.

El artículo 37, en su apartado VI, de dicha Ley, establece que no se puede contratar a empresas que formen parte de una sola compañía, por lo que la licitación debió declararse desierta.

“Las unidades convocantes se abstendrán de recibir propuestas y adjudicar contrato alguno con las personas siguientes: Las que previamente hayan realizado o se encuentren realizando, por sí o a través de empresas que formen parte del mismo grupo empresarial”, dice este articulado.

Refran Oriental S.A.P.I de C.V se llevó la adjudicación por 2 millones 162 mil 299 pesos, con IVA incluido, por las partidas 3, 5 y 6, para la entrega de 7 autos. A Refran Autos S. de R.L. de C.V., se le adjudicaron las partidas 1, 7, 8, 9 y 10, por un monto de 7 millones 347 mil pesos, por 10 camionetas.

Car One Gonzalitos ganó un millón 280 mil 550 pesos, por la adjudicación de la partida 11, para adquirir una camioneta para 20 pasajeros. No obstante, la partida 13 en la que participaba Car One Monterrey, quedó desierta por rebasar la propuesta del techo presupuestal que se estableció.

El fallo revela que Car One SANJE S.A de C.V. y Car One Valle fueron descalificadas por no asistir a la apertura técnica de las propuestas, una acción que evidentemente beneficia a sus sucursales hermanas.

La testigo social Aleida Gil González explicó en un testimonio, del pasado 6 de junio, que la Secretaría de Seguridad Pública realizó una adjudicación directa, sin previa licitación, para la compra de 250 camionetas a la empresa Car One Monterrey S.A. de C.V.

La pandemia de COVID-19 fue usada como excusa para justificar, como un caso fortuito o de fuerza mayor, la compra directa de estas camionetas por un monto de 265 millones 499 mil pesos. Pareciera que esta empresa se ha convertido en la preferida del Gobierno de Samuel García, pues ha ganado varios fallos.

Una práctica observada en la licitación ganada por varias sucursales de Car One, y Refran Autos, es la individualización, pues forman varios grupos con varias partidas, y cada sucursal cotiza en solitario, cuando lo común es que cada empresa cotice en conjunto, eliminando así la competencia en cada grupo.

Vía libre a duopolio en licitación

La Dirección General de Adquisiciones y Servicios de la Secretaría de Administración, a través de la Dirección de Concursos, facilitó el camino a sucursales de Car One y Refran Autos para ganar varias partidas destinadas a la compra de varios vehículos.

En el desarrollo de la licitación DGAS-DC-028/2022, las empresas Automóviles y Camiones S.A de C.V. y Automotriz Monterrey S.A de C.V., fueron descalificadas por, supuestamente, presentar facturas que no cumplían con la antigüedad requerida.

Con ello, Paola Serrano dejó la vía libre a Car One Monterrey S.A de C.V., Car One Americana S.A de C.V., Car One Valle S. A. de C.V., Car One SANJE S.A de C.V., Refran Oriental S.A.P.I de C.V. y Refran Autos S. de R.L. de C.V., para que ganaran la adjudicación en cada grupo de partidas en la que participaron en solitario.

La empresa Refran Oriental S.A.P.I de C.V. ganó la adjudicación del conjunto de las partidas 2, 3 y 16 para el suministro de cinco vehículos por un monto de un millón 524 mil 499 pesos con IVA incluido.

Mientras que a la empresa Refran Autos S. de R.L. de C.V., ganó la adjudicación de la partida 5, que consiste en el suministro de una camioneta por un monto de 622 mil 900 pesos, con IVA incluido. La empresa Car One S.A de C.V. obtuvo la adjudicación de la partida 8 para 6 vehículos por un monto de un millón 655 mil 400 pesos, a través de sus sucursales Car One Americana S.A de C.V., y Car One Valle S. A. de C.V.

Te puede interesar: Tras inhabilitación, arrendadora de vehículos Jet Van Car regresa con polémica adjudicación directa