El alcalde de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruiz, gastó cientos de miles de pesos de los recursos públicos en comprar artículos innecesarios como drones, cámaras de video y equipos de sonido.

El dinero público que se erogó supera los 800 mil pesos en la adquisición de siete bienes que no contribuyen a prestar servicios públicos o satisfacen necesidades esenciales.

No hay información sobre cómo son utilizados por la alcaldía para el beneficio de la población. Además, en el 2020, la prioridad era atender la pandemia de COVID-19.

Estas compras no son las únicas irregularidades cometidas durante la administración del alcalde quien, incluso, tiene denuncias administrativas por contratar empresas anómalas.

Bienes innecesarios

En total, durante el 2019 y el 2020, Xochimilco gastó 885 mil 433 pesos en comprar siete artículos que no satisfacen necesidades básicas o servicios públicos como el acceso al agua, la salud y la seguridad; la mayoría de los bienes adquiridos son para la producción de video.

Según información sobre el inventario de bienes del 2019 y del 2020 de la alcaldía, que está disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), el primer objeto adquirido que no cubre prioridades de la demarcación fue un drone con folio de alta 02CD165431000050/6, comprado en 71 mil 688 pesos, el 16 de diciembre de 2019.

El segundo también es un drone con el número de inventario 02CD165431000050/4, adquirido el 29 de julio a 64 mil 991 pesos.

La información disponible en la PNT no detalla las cualidades técnicas de ambos artículos. Sin embargo, una búsqueda en portales especializados como B&H Photo y Video, señala que los drones que tienen un precio parecido a los adquiridos por la demarcación, son los que cuentan con una calidad profesional, cámara de 1 pulgada, 20 megapixeles de definición y capacidad para grabar en calidad 4k.


Igualmente, los datos consultados no indican cuál es el uso que se les da a los drones o a qué programa público pertenecen.

Después, está una cámara de videograbación digital, folio 02CD165231000008/4, que costó 125 mil 500 pesos y la fecha de compra es el 10 de diciembre de 2019.

En cuarto lugar, está un equipo de sonido que la alcaldía registró en el inventario con el número 02CD165211000262/8, que tuvo un costo 292 mil 241 pesos y fue adquirida el 27 de diciembre de 2019 pero se compró con cargo a la partida del 2020.

Sin embargo, el precio pagado corresponde a equipos de sonido profesionales de alta calidad, con 2 bafles amplificados, 2 subwoofers amplificados y 2 subwoofers pasivos como los que se ofrecen en la tienda especializada del proveedor Electrónica Terán.

Mientras que en quinto lugar, está una carpa desmontable para eventos que fue registrada en el padrón con el número 02CD165111000440/2, por la que la alcaldía pagó 79 mil 970 pesos y fue dada de alta el 14 de septiembre de 2020.

Con el número 02CD165221000040/1, continúa en la lista de gastos como un aparato ejercitador “Jungla” por el cual, la demarcación pagó 182 mil pesos; la compra data del 1 de octubre de 2020.

Aunque la alcaldía no detalla las características ni el uso que se da al instrumento comprado en octubre de 2020, en Mercado Libre, aparatos de ejercicio jungla de 4 estaciones (aparatos), no superan los 60 mil pesos.

Por último está un mezclador de cámaras switcher, adquirido en enero de 2020, registrado con el folio 02CD165231000086/1, a un precio de 69 mil 043 pesos.

Los últimos tres objetos fueron comprados durante 2020, cuando tanto a nivel nacional como internacional, inició la pandemia de COVID-19 y la necesidad primordial era la atención a la salud y el refuerzo de los sistemas hospitalarios.


Hasta el momento no hay información disponible sobre cómo son utilizados los artículos para el beneficio de la población

Alcaldía manchada de corrupción

El 5 de marzo de 2021, Reporte Índigo dio a conocer que el gobierno de José Carlos Acosta adjudicó obras durante la contingencia sanitaria de COVID-19 a una empresa con indicios de irregularidades, en la nota titulada “Contratos irregulares por millones en Xochimilco”.

Te sugerimos: Contratos irregulares por millones en Xochimilco

La información publicada revela que la alcaldía adjudicó obras para la rehabilitación de espacios públicos a La Carambada 16, empresa representada legalmente por Norma Hernández Montoya, quien es una exfuncionaria involucrada en irregularidades cuando trabajaba en la delegación Tlalpan, por las que fue inhabilitada.

Hasta la fecha de la publicación, la compañía no se encontraba en el padrón de proveedores de la ciudad, requisito necesario desde 2018 para poder participar en concursos de contratación con la administración local.

Tras la publicación, el 30 de abril de 2021, medios locales de Xochimilco dieron a conocer que Román Sandoval, político del Partido Revolucionario Institucional (PRI)y exaspirante a delegado de la demarcación, interpuso dos denuncias ante la Coordinación Territorial XO-2 de la alcaldía para solicitar una investigación al órgano interno de control por los contratos firmados con la Carambada 16.

Las denuncias presentadas, de acuerdo con lo dado a conocer, fueron por el posible desvío de recursos, así como probables sobreprecios.