¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
MTY
imagen principal

ConflictoElectoral

El drama de los perdedores

Jesús Padilla

El conflicto postelectoral se ha judicializado. Las irregularidades restaron credibilidad a los resultados por lo que se han presentado 247 inconformidades de derrotados que han impugnado en busca de que en los tribunales se determine otra cosa


Ago 1, 2018
Lectura 5 min
portada post

El desorden de los Comités Municipales Electorales en Nuevo León generó más dudas que certezas sobre los resultados obtenidos el pasado 1 de julio.

En lugar de tener números sólidos de los comicios pasados, las inconsistencias han hecho que los perdedores impugnaran los resultados, por lo que por primera vez en la historia política de la entidad el proceso postelectoral se judicializó.

Esto ha sido el escenario para los candidatos perdedores, quienes aprovecharon las deficiencias de los comités para impugnar el resultado final de diputaciones y alcaldías ante el Tribunal Estatal Electoral.

El número de impugnaciones de la pasada elección superó las presentadas en el 2015 en un 100 por ciento

Es decir, los comités abrieron la puerta a los aspirantes inconformes o que no reconocen sus derrotas para irse a los Tribunales, lo que ocasionó que se rompiera un récord de juicios de inconformidad en el estado.

El lunes pasado el tribunal ratificó los resultados en las elecciones en 8 municipios. Se trata de Linares, Los Herreras, Los Ramones, Hualahuises, Cadereyta, China, General Zuazua y Anáhuac

También ordenó a las Comisiones Municipales Electorales de San Nicolás, Doctor Arroyo e Hidalgo modificar la asignaciones de regidurías de representación proporcional, pues fueron erróneamente asignadas.

El Tribunal Estatal Electoral ordenó a la Comisión Municipal Electoral de Guadalupe entregar en un plazo de 24 horas información sobre la custodia de los paquetes electorales para este municipio.

Número récord

La elección del pasado 1 de julio sobrepasó el número de impugnaciones en comparación a las ocurridas en 2015, en donde estuvo en juego la gubernatura, pues se registraron 120 inconformidades.

En comparación con las 247 interpuestas en el pasado proceso ante el Tribunal Estatal Electoral, lo que representa un aumento de más del 100 por ciento, aseguró el magistrado presidente Gastón Enríquez.

El Tribunal Estatal Electoral confirmó a Reporte Índigo que ya se han resuelto más procedimiento especiales sancionadores, juicios de inconformidad y derechos políticos electorales.

Estos recursos legales han sido la constante en 42 municipios de Nuevo León. Existen 247 juicios de inconformidad de los cuales 42 son para diputaciones.

Los procedimientos van en el sentido de presuntas anomalías en las casillas, errores en actas de cómputo, las constancias de mayoría emitidas por las Comisiones Municipales Electorales correspondientes y la asignación de regidurías de representación proporcional.

“Es la más sucia y corrupta elección desde el dictador Bernardo Reyes. El robo de actas electorales está hasta video grabado, ya no nos vamos a callar tope donde tope”, sentenció el excandidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, Patricio “El Pato” Zambrano.

En la jornada electoral del pasado 1 de julio prevaleció la desorganización, el retraso en la apertura de casillas y la falta de boletas en casillas especiales durante la jornada.

Sobre todo en las alcaldías de Monterrey y Guadalupe, donde la judicialización en los tribunales era inminente por lo cerrado del conteo de votos.

En la elección en Monterrey, el Tribunal requirió a la Comisión Municipal Electoral copias certificadas de todas las actas de las mil 606 casillas

La última vez que ocurrió este requerimiento fue en 2009 en la elección de Santa Catarina, donde la diferencia entre los candidatos Gabriel Navarro del PAN, y Alberto Martínez del PRI, era de 0.58 por ciento.

José de Jesús Regis García, catedrático de la Facultad de Derecho de la UANL, dijo que por muy mínima que sea la violación sería suficiente para poder anular votos.

“Lo que está en juego no es tanto la gravedad de la impugnación, sino el número de votos concentrados en las impugnaciones para anular una elección”, dijo el experto en temas electorales.

Cristina Díaz presiona en Guadalupe

El lunes, la excandidata del PRI por Guadalupe, Cristina Díaz, acompañada del secretario general priista, Rubén Moreira acudió a las instalaciones del Tribunal Estatal Electoral para revisar las anomalías en el pasado proceso.

Manifestó su confianza en que el Tribunal emita una resolución a su favor, ya que dijo que fueron muchas las fallas ocurridas.

La lucha en tribunales por las alcaldías de Monterrey y Guadalupe ha ocasionado que las autoridades tomen el proceso con calma.

En Monterrey se requirió el 100 por ciento de las actas de todas las casillas, mientras que en Guadalupe solo se solicitaron algunas donde se denunciaron irregularidades.

Las pruebas aportadas están dentro del juicio de inconformidad 230 y sus acumulados 231, 248, 249, 250, 253 y 279, así como de las presentadas por partidos y candidatos.

En ninguno de los dos casos aún están las sentencia, por lo que se espera que esta semana llegue a ese término.

La agonía de la derrota

La sentencia en los juicios de inconformidad que pudiera tomar el Tribunal Estatal Electoral de Nuevo León, no sería la última instancia, pues los excandidatos que no están conformes con la resolución podrán alargar aún más su esperanza e impugnar en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Si los inconformes sienten que el Tribunal no tomó en cuenta algunas pruebas, podría continuar peleando en los juzgados federales y todo apunta a que pudiera haber casos que podrían llegar a esta instancia.

El fin de semana el Tribunal Estatal Electoral ratificó la elección para 13 alcaldías de municipios rurales en donde los resultados no fueron cerrados.

Se trata Allende, Pesquería, Doctor González, Abasolo, Sabinas Hidalgo, General Terán, Agualeguas, Galeana y Zaragoza, Marín, Higueras, Bustamante y Los Aldamas.

Comentarios